Feasts & Fasts

A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | Ó | P | Q | R | S | T | Ú | V | W

Te damos gracias, Dios de amor, por el ministerio de Daniel Wu, sacerdote y fundador de iglesias pioneras entre los asiático-americanos, y por las estables comunidades de fe que dejó, facilitando el paso de muchos inmigrantes a un mundo nuevo e inquietante. Por tanto, te pedimos que por el poder de tu Santo Espíritu, levantes a otros líderes
inspirados, para que los recién llegados de hoy puedan encontrar en sus diversas comunidades líderes fieles a nuestro Salvador Jesucristo; quien contigo y el mismo Espíritu Santo vive y reina, un solo Dios, ahora y por siempre. Amén.

Oh Dios de sabiduría inescrutable y de misericordia infinita, que escogiste a un guerrero cautivo, David Oakerhater, como siervo tuyo y le enviaste para que fuera misionero de su pueblo y ejerciera el diaconado entre ellos, líbranos, a quienes le recordamos hoy, de nuestra propia esclavitud y capacítanos para servirte a ti y a nuestros vecinos; por Jesucristo el capitán de nuestra salvación, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Omnipotente y clemente Padre, te damos gracias por los frutos maduros de la tierra y por los trabajos de quienes los cosechan: Te rogamos que nos hagas fieles mayordomos de tanta generosidad para satisfacer nuestras necesidades y aliviar a los necesitados, para la gloria de tu Nombre; por Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Dios todopoderoso, cuyo bendito Hijo nuestro Señor Jesucristo ascendió por encima de todos los cielos para llenarlo todo: Danos fe, por tu misericordia, para percibir que, según su promesa, habita con su Iglesia en la tierra, hasta el final de los tiempos; por Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, en gloria eterna.  Amén.

o la siguiente:

Concédenos, te suplicamos, Dios omnipotente, que, así como creemos que tu unigénito Hijo nuestro Señor Jesucristo ascendió a los cielos, así también ascendamos allá en corazón y mente, y habitemos siempre con él; quien vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos.  Amén.

Dios omnipotente, cuyo Hijo nuestro salvador fue elevado en lo alto de la cruz, a fin de atraer hacia él a todo el mundo, concede misericordiosamente a quienes nos gloriamos en el misterio de nuestra redención, que recibamos la gracia de cargar con nuestra cruz y seguirle; que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Oh Dios de los profetas, que abriste los ojos de tu siervo Domingo para que notara el hambre que existía de la palabra de Dios y le estimulaste, a él y a sus compañeros, a satisfacer esa necesidad con una predicación sólida y una devoción ferviente, concede, oh amado Señor, que la Iglesia en este y en todo tiempo, esté atenta a las hambres del mundo, y sea rápida en responder con amor a los que perecen; por Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Oh Dios de verdad y belleza, que dotaste generosamente a tu obispo Dunstan con aptitud para la música y para labrar metales, y con talento administrador y celo reformador, te rogamos nos enseñes a ver en ti la fuente de todo talento, y ayúdanos a ponerlos al servicio del culto y promoción de la verdadera religión; por Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.