Feasts & Fasts

A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | Ú | V | W
Dios misericordioso, cuyo siervo José de Arimatea, con reverencia y temor piadoso, preparó el cuerpo de nuestro Señor y salvador para el entierro, y lo depositó en su propia tumba, concede a tu pueblo fiel, la gracia y la valentía de amar y servir a Jesús
Misericordioso Dios, que llamaste a Juan Bosco para ser un maestro y padre de los jóvenes: Llénanos de amor como el suyo, para que podamos entregarnos por completo a tu servicio y a la salvación de todos; por medio de tu Hijo Jesucristo, que vive y reina
Dios de paz, que llamaste a Juan Bunyan a ser valiente por la verdad: Concede, que como a extranjeros y peregrinos, podamos finalmente regocijarnos con todos los fieles en la ciudad celestial; por Jesucristo nuestro Salvador, que contigo y el Espíritu San
Soberano y santo Dios, que llevaste a Juan Calvino del estudio del sistema legal a la comprensión de la piedad de tus leyes divinas tal y como se revelan en las Escrituras: Llénanos con un celo similar por enseñar y predicar tu Palabra, para que todo el m
Santo y Poderoso, cuyo amado Hijo Jesucristo bendijo a los puros de corazón: Te damos gracias por la vida y las enseñanzas de Juan Casiano que nos acercan a una disciplina de vida santa por causa de tu reinado. Torna siempre hacia ti los ojos de nuestras
Omnipotente Dios, que escogiste a tu fiel siervo Juan Coleridge Patteson y a sus compañeros para que dieran testimonio y fueran mártires en las islas de Melanesia, y por sus trabajos y sufrimientos formaste un pueblo para tu heredad, derrama el Espíritu S
Oh Dios, que diste a tu siervo Juan Crisóstomo la gracia de proclamar con elocuencia tu santidad en la gran asamblea, y de soportar sin temor el reproche en honor de tu Nombre, otorga bondadosamente a todos los obispos y pastores tal excelencia en la pred
Confirma nuestras mentes, oh Señor, en los misterios de la verdadera fe, expuestos con vigor por tu siervo Juan Damasceno para que con él confesemos que Jesús es verdadero Dios y verdadero hombre, y cantando las alabanzas del Señor resucitado, obtengamos
Juez eterno, sentado en tu trono de esplendor, que diste a Juan de la Cruz la fuerza de propósito y la fe mística que le sostuvieron, incluso a través de la noche oscura del alma: Derrama tu luz sobre todos los que te aman, en unión con Jesucristo, nuestr
Gran Creador, fuente de misericordia, te damos gracias por la imaginación y la convicción de tu evangelista, Juan Eliot, quien trajo tanto la alfabetización como la Biblia al pueblo algonquino, llevando a sus comunidades al compañerismo con Cristo para se

Pages