Feasts & Fasts

A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | Ó | P | Q | R | S | T | Ú | V | W

Oh Dios, por tu providencia, la sangre de los mártires se convierte en la semilla de la Iglesia, concede que los que recordamos ante ti a los benditos mártires de Uganda, como ellos, mantengamos firme la fe en Jesucristo, a quien obedecieron hasta la muerte, y por cuyo sacrificio se logró una cosecha abundante; por Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Dios todopoderoso, Padre celestial, recordamos hoy con agradecimiento a los padres de la bienaventurada Virgen María, y rogamos para que un día todos seamos uno en la familia celestial de tu hijo nuestro Señor Jesucristo; que contigo y el Espíritu Santo vive y reina, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Oh Dios, que enviaste a tu Hijo a predicar la paz a los que están lejos y los que están cerca: te bendecimos por los misioneros de la Iglesia Episcopal y los primeros que respondieron a su mensaje, uniéndose todos para establecer la Iglesia Episcopal Anglicana de Brasil; y te pedimos que nosotros, al igual que ellos, podamos estar listos para predicar a Cristo crucificado y resucitado, para así fomentar y apoyar a aquellos que comienzan nuevas misiones en su Nombre; que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, ahora y por siempre. Amén.

Amado Dios, quien para la salvación de todos diste a Jesucristo como luz a un mundo en tinieblas: Ilumínanos, con tu hija Lucía, con la luz de Cristo, que por los méritos de su pasión podamos ser llevados a la vida eterna; por el mismo Jesucristo, quien contigo y el Espíritu Santo vive y reina, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Oh Dios que escogiste a tu siervo Luis de Francia para que ocupara un trono terreno a fin de que avanzara tu reino celestial, y le diste celo por la Iglesia y amor hacia tu pueblo, concédenos misericordiosamente a quienes le conmemoramos hoy que seamos fructuosos en buenas obras y obtengamos la corona gloriosa de tus santos; por Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Pages