Feasts & Fasts

A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | Ó | P | Q | R | S | T | Ú | V | W

Dios todopoderoso, que bendijiste tu Nombre por la vida y obra de Nathan Söderblom, arzobispo de Uppsala, que ayudó a inspirar la renovación litúrgica moderna y trabajó incansablemente por la cooperación entre los cristianos: Inspíranos con su ejemplo, para que alguna vez podamos luchar por la renovación de tu Iglesia en la vida y el culto, para la gloria de tu Nombre; que con Jesucristo y el Espíritu Santo vive y reina, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Al igual que los cielos declaran tu gloria, oh Dios, y el firmamento anuncia la obra de tus manos, bendecimos tu Nombre por los dones del conocimiento y la percepción que otorgaste a Nicolás Copérnico y a Johannes Kepler, y te pedimos que puedas continuar avanzando nuestra comprensión de tu cosmos, para nuestro bien y para tu gloria; por Jesucristo, el primogénito de toda la creación, que contigo y el Espíritu Santo vive y reina, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Omnipotente Dios, que con amor diste a tu siervo Nicolás de Mira un nombre perpetuo por las obras de amor que realizó tanto en la tierra como en el mar, concede que la Iglesia no cese nunca de trabajar por la felicidad de sus hijos, la seguridad de los marineros, el alivio de los pobres y el amparo de los sacudidos por las tempestades de la duda o de la aflicción; por Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Dios de la vida nueva en Cristo, que llamas a tu Iglesia a seguir resucitando de entre los muertos: Recordamos ante ti el testimonio valiente de tu siervo Nicolás von Zinzendorf, a través del cual tu Espíritu se movió para atraer a la fe y a la conversión de vida a muchos en Europa y en las colonias de América; te pedimos que nosotros, al igual que él, podamos regocijarnos en cantar tus alabanzas, vivir tu amor y descansar seguros bajo el cuidado del Señor; que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, ahora y para siempre. Amén.

Dios Todopoderoso, que edificaste a tu Iglesia sobre la roca: Ayúdanos a recordar, con tu escritor de himnos Nikolai Grundtvig, que aunque puedan caer campanarios y derrumbarse edificios hechos de manos, Jesús hace de nuestros cuerpos su templo mediante la presencia del Espíritu Santo. Ayúdanos a reconocer a Cristo como el Camino, la Verdad y la Vida, para que podamos unir nuestras voces al eterno aleluya; por el mismo Jesucristo, que contigo y el Espíritu Santo vive y reina, un solo Dios, en la gloria eterna. Amén.

Oh Dios, que por la predicación de tu bendito siervo y obispo Niniano hiciste que la luz de Evangelio brillara en la tierra de Britania, te rogamos nos concedas, que al recordar su vida y trabajos mostremos nuestro agradecimiento siguiendo el ejemplo de su celo y paciencia; por Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.