Feasts & Fasts

A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | Ó | P | Q | R | S | T | Ú | V | W

Dios misericordioso, que enviaste a tu amado Hijo a predicar la paz a los que están lejos y a los que están cerca, escoge en ésta y en todas las tierras testigos que, siguiendo el ejemplo de tu siervo Pablo Jones, se mantengan firmes en la proclamación del Evangelio del Príncipe de la paz nuestro salvador Jesucristo; que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Dios todopoderoso, te damos gracias por la fe y el testimonio de Pablo Sasaki, obispo de la Nippon Sei Ko Kai, torturado y encarcelado por su gobierno, y por Felipe Tsen, líder de la Iglesia Anglicana China, arrestado por su fe. Te rogamos que todos los líderes de la Iglesia oprimida por gobiernos hostiles puedan ser liberados por tu misericordia, y que por el poder del Espíritu Santo podamos ser fieles al Evangelio de nuestro Salvador Jesucristo; que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Dios omnipotente, cuyo Hijo Jesucristo es el pionero y consumador de la fe, te damos sinceras gracias por el pionero espíritu de tu siervo Philander Chase, y por el celo de abrir nuevas fronteras para el apostolado de la Iglesia, concédenos la gracia de ser ministros de Cristo en todo lugar, guiados por los valientes testimonios del evangelio del Príncipe de Paz, Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Oh Dios eterno, que de tal manera revelaste la verdad a tu siervo Phillips Brooks y le moldeaste y formaste la mente y el corazón de tal manera que pudiera meditar sobre esa verdad con gracia y vigor, te rogamos concedas a todos los que escoges para predicar el Evangelio que se saturen de tu Palabra y adapten sus vidas a tu voluntad; por Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Dios, fuente de justicia y fortaleza: Te damos gracias por haber levantado en Prudencia Crandall una convicción por la educación y una voluntad decidida para enseñar a niñas de todas las razas y colores, que junto a ella estas puedan ocupar su lugar en el trabajo por la formación y el bienestar de toda la sociedad, sin dejarse desalentar por la adversidad o el prejuicio. Concede que nosotros, siguiendo su ejemplo, podamos participar en los trabajos por el desarrollo de la familia humana en Cristo, tu Palabra y Sabiduría; quien contigo y el Espíritu Santo vive y reina, un solo Dios, ahora y por siempre. Amén.