Feasts & Fasts

A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | Ó | P | Q | R | S | T | Ú | V | W

Dios de misericordia, te damos gracias por la visión de Ralph Adams Cram, Juan LaFarge y Ricardo Upjohn, cuyas armoniosas revitalizaciones del gótico enriquecieron nuestras iglesias con una comprensión sacramental de la realidad de cara al materialismo secular; y te pedimos poder honrar tus dones de la belleza de la santidad concedidos a través de ellos, para la gloria de Jesucristo; quien vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, en gloria eterna. Amén.

Oh Dios, que por la enseñanza de tu siervo y fiel obispo Remigio apartaste a la nación de los francos de la vana idolatría para que te adorara a ti, Dios vivo y verdadero, en la plenitud de la fe católica, otorga a los que nos gloriamos del nombre cristiano que mostremos la fe en obras dignas; por Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Te damos gracias, clementísimo Dios, por el testimonio fiel de Ricardo Baxter, quien por amor a ti siguió su conciencia a costa de sí mismo, y quien en todo momento se alegró de cantar tus alabanzas en palabra y obra. Por tanto, te pedimos que nuestras vidas, al igual que la suya, puedan estar bien afinadas para entonar cánticos de amor, y que todos nuestros días se llenen con la alabanza de Jesucristo nuestro Señor; quien contigo y el Espíritu Santo vive y reina, un solo Dios, ahora y para siempre. Amén.

Oh Dios de verdad y de paz, que escogiste a tu siervo Ricardo Hooker en una época de controversias amargas para defender con sólido razonamiento y mucha caridad la religión católica y reformada, concede que mantengamos el camino medio, no como una avenencia en favor de la paz, sino como una comprensión por causa de la verdad; por Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Misericordioso Dios, te damos gracias por la vida y obra de Ricardo Rolle, Walter Hilton y Margery Kempe, eremitas y místicos, quienes, pasando a través de la nube de lo desconocido, vieron tu gloria. Ayúdanos, mediante sus ejemplos, a contemplarte con mayor claridad y a amarte más entrañablemente, en el Nombre de Jesucristo nuestro Salvador; que contigo y el Espíritu Santo vive y reina, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Dios del hielo, del cielo y del mar, tú que llamaste a tu siervo Roberto McDonald y le hiciste fuerte para soportar todas las adversidades que enfrentó para servirte en el Ártico: Envíanos como obreros a tu mies, para que por medio de la paciencia en nuestros deberes y la compasión en nuestras relaciones, muchos puedan ser reunidos para tu Reino; por Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, ahora y por siempre. Amén.

Dios Todopoderoso, que por tu Espíritu abriste las Escrituras a tu siervo Roland Allen, para que pudiera conducir a muchos a conocer, vivir y anunciar el Evangelio de Jesucristo: Danos la gracia para seguir su ejemplo, que la pluralidad de aquellos a los que nos acercamos en amor puedan recibir tu Palabra salvífica y el testimonio en sus propias lenguas y culturas para tu glorioso Nombre; por Jesucristo, el Verbo hecho carne, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, ahora y por siempre. Amén.