Feasts & Fasts

A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | Ó | P | Q | R | S | T | Ú | V | W

Dios eterno, que colocaste y constituiste en un orden maravilloso la jerarquía de ángeles y de seres mortales: Concédenos misericordiosamente que así como tus ángeles te sirven y adoran siempre en el cielo, así por voluntad tuya nos ayuden y defiendan aquí en la tierra; por Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Dios omnipotente, cuyos benditos apóstoles Pedro y Pablo te glorificaron con el martirio, concede que la Iglesia, instruida por su enseñanza y ejemplo y entrelazada en unidad por el Espíritu, permanezca siempre firme sobre el único cimiento, que es Jesucristo nuestro Señor; que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Concede, oh Dios, que la Iglesia, siguiendo el ejemplo de tu siervo Santiago, el Justo, hermano de nuestro Señor, se dedique continuamente a la oración y a la reconciliación de todos los que están en desacuerdo y enemistad; por Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, uno solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Oh clemente Dios, ante ti recordamos hoy al siervo apóstol Santiago, el primero de los doce en sufrir martirio en nombre de Jesucristo, y te rogamos que derrames sobre los líderes de la Iglesia ese espíritu de servicio abnegado por el cual sólo pueden ejercer autoridad sobre tu pueblo; por Jesucristo nuestro Señor que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Dios omnipotente, cuyo bendito Hijo restauró la salud del cuerpo y de la mente en María Magdalena, y la escogió para que fuera testigo de la resurrección, concédenos misericordiosamente, que por tu gracia quedemos libres de todas las enfermedades y te conozcamos en el poder de la vida perdurable de Cristo; que contigo y el Espíritu Santo vive y reina, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Oh Dios, que escogiste a la bienaventurada Virgen María, madre de tu Hijo encarnado, concédenos que, redimidos por la sangre de Cristo, compartamos con ella la gloria de tu reino eterno; por Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, ahora y por siempre. Amén.

Dios todopoderoso, que diste a los apóstoles Felipe y Santiago la gracia y la fortaleza de dar testimonio de la verdad, concédenos que, recordando su victoria de fe, glorifiquemos en la vida y en la muerte el nombre de nuestro Señor Jesucristo; que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén

Te damos gracias, oh Señor, por la gloriosa compañía de los apóstoles, y especialmente en este día por Simón y Judas; y te rogamos que, así como fueron fieles y celosos en su misión, asimismo, con ardiente devoción, demos a conocer el amor y la misericordia de nuestro Señor y salvador Jesucristo; que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Oh Dios, cuyo bendito Hijo se hizo pobre para que por su pobreza nos hiciéramos ricos, líbranos del amor desordenado de este mundo, para que inspirados por la devoción de tu siervo Sergio de Moscú te sirvamos con sencillez de corazón y obtengamos las riquezas del mundo venidero; por Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Padre Celestial, cuyo amado Hijo Jesucristo sintió aflicción y temor en el Jardín del Getsemaní: Ayúdanos a recordar que aunque andemos en valle de sombra, siempre estás con nosotros, que con tu filósofo Søren Kierkegaard, podamos creer lo que no hemos visto y confiar en lo que no podemos probar, y así llegar al fin al gozo eterno que has preparado para aquellos que te aman; por el mismo Jesucristo, nuestro Salvador, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, en la gloria eterna. Amén.

Pages