Feasts & Fasts

A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | Ó | P | Q | R | S | T | Ú | V | W

Omnipotente Dios, que llevaste a tu siervo Teodoro de Tarso de Roma a la sede de Cantórbery, y le dotaste de dones de gracia y sabiduría para implantar la unidad donde había reinado la división, y orden donde había dominado el caos, crea en la Iglesia, por medio del Espíritu Santo, tal piadosa unión y concordia que proclame, de palabra y de ejemplo, el evangelio del Príncipe de la paz; que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Oh Dios, que por el Espíritu Santo inspiraste a Teresa de Ávila a manifestar a la Iglesia el camino de perfección, te rogamos nos concedas ser alimentados por su excelente doctrina e inflamados con inapagables ansias de verdadera santidad; por Jesucristo, la alegría de los corazones amorosos, que contigo y el Espíritu Santo vive y reina, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Eterno y siempre misericordioso Dios, tu bendijiste a tu siervo Thurgood con gracia excepcional y coraje para discernir y hablar la verdad: Concede que, siguiendo su ejemplo, podamos conocerte y reconocer que todos somos tus hijos, hermanos y hermanas de Jesucristo, quien nos enseña a amarnos unos a otros; y que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Oh Dios, creador y redentor de todos los creyentes, concede a los fieles difuntos los inescrutables beneficios de la pasión de tu Hijo, para que en el día de su aparición puedan manifestarse como hijos tuyos; por Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Santo Padre, que has alimentado y fortalecido a la Iglesia con los escritos inspirados de tu siervo Tomás de Kempis, concédenos que aprendamos por él a conocer lo que es necesario saber, a amar lo que hay que amar, a elogiar lo que te es muy agradable y a procurar siempre conocer y seguir tu voluntad; por Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Oh amantísimo Dios, que quieres que todos se salven y lleguen a ti, bendecimos tu nombre por tus siervos Tomás Gallaudet y Enrique Winter Syle cuya labor con los mudos recordamos hoy, y te rogamos que sin cesar inspires a la Iglesia para que responda con amor a las necesidades de la humanidad; por Jesucristo, que abrió los oídos de los sordos y que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Creador de maravilla y majestad, que inspiraste al poeta Tomás Traherne con una visión mística para contemplar tu gloria en el mundo natural y en los rostros de los hombres y mujeres que nos rodean: Ayúdanos a conocerte en tu creación y en nuestros prójimos, y a comprender nuestras obligaciones para con ambos, que podamos convertirnos en las personas para las que nos creaste; mediante nuestro Salvador Jesucristo, quien contigo y el Espíritu Santo vive y reina, un solo Dios, en luz sempiterna. Amén.