El santo Nombre de Nuestro Señor Jesucristo

Sunday, January 01, 2017Monday, January 01, 2018Tuesday, January 01, 2019Wednesday, January 01, 2020
The Collect: 

Padre eterno, tú diste a tu Hijo encarnado el santo nombre de Jesús para ser el signo de nuestra salvación: Te suplicamos que siembres en cada corazón el amor de quien es el Salvador del mundo, nuestro Señor Jesucristo; que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, en gloria eterna.  Amén.

Old Testament: 
Números 6:22-27

El Señor se dirigió a Moisés y le dijo: «Diles a Aarón y a sus hijos que cuando bendigan a los israelitas lo hagan de esta manera:

»“Que el Señor te bendiga y te proteja;
que el Señor te mire con agrado
y te muestre su bondad;
que el Señor te mire con amor
y te conceda la paz.”

»Así ellos pronunciarán mi nombre sobre los israelitas, y yo los bendeciré.»

Psalm: 
Salmo 8

  1     Oh Señor, soberano nuestro, *
              ¡cuán glorioso es tu Nombre en toda la tierra!
  2     Alabada es tu gloria sobre los cielos, *
              por la boca de los niños y de los que maman.
  3     Has fundado la fortaleza, a causa de tus enemigos, *
              para hacer callar al enemigo y al vengador.
  4     Cuando contemplo tus cielos, obra de tus dedos, *
              la luna y las estrellas que tú formaste,
  5     Digo: “¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, *
              el hijo del hombre, que lo ampares?”
  6     Le has hecho poco menor que los ángeles, *
              y lo coronaste de gloria y honra.
  7     Lo hiciste señorear sobre las obras de tus manos; *
              todo lo pusiste debajo de sus pies:
  8     Ovejas y bueyes, todo ello, *
              y asimismo las bestias del campo;
  9     Las aves de los cielos y los peces del mar, *
              todo cuanto pasa por los senderos del mar.
10     Oh Señor, soberano nuestro, *
             ¡cuán glorioso es tu Nombre en toda la tierra!

Epistle: 
Gálatas 4:4-7 o Filipenses 2:5-11

Cuando se cumplió el tiempo, Dios envió a su Hijo, que nació de una mujer, sometido a la ley de Moisés, 5 para rescatarnos a los que estábamos bajo esa ley y concedernos gozar de los derechos de hijos de Dios. 6 Y porque ya somos sus hijos, Dios mandó el Espíritu de su Hijo a nuestros corazones; y el Espíritu clama: «¡Abbá! ¡Padre!» 7 Así pues, tú ya no eres esclavo, sino hijo de Dios; y por ser hijo suyo, es voluntad de Dios que seas también su heredero.

o

5 Tengan unos con otros la manera de pensar propia de quien está unido a Cristo Jesús, 6 el cual:

Aunque existía con el mismo ser de Dios,
no se aferró a su igualdad con él,
7 sino que renunció a lo que era suyo
y tomó naturaleza de siervo.
Haciéndose como todos los hombres
y presentándose como un hombre cualquiera,
8 se humilló a sí mismo,
haciéndose obediente hasta la muerte,
hasta la muerte en la cruz.

9 Por eso Dios le dio el más alto honor
y el más excelente de todos los nombres,
10 para que, ante ese nombre concedido a Jesús,
doblen todos las rodillas
en el cielo, en la tierra y debajo de la tierra,
11 y todos reconozcan que Jesucristo es Señor,
para gloria de Dios Padre.

Gospel: 
Lucas 2:15-21

15 Cuando los ángeles se volvieron al cielo, los pastores comenzaron a decirse unos a otros: —Vamos, pues, a Belén, a ver esto que ha sucedido y que el Señor nos ha anunciado.

16 Fueron de prisa y encontraron a María y a José, y al niño acostado en el establo. 17 Cuando lo vieron, se pusieron a contar lo que el ángel les había dicho acerca del niño, 18 y todos los que lo oyeron se admiraban de lo que decían los pastores. 19 María guardaba todo esto en su corazón, y lo tenía muy presente. 20 Los pastores, por su parte, regresaron dando gloria y alabanza a Dios por todo lo que habían visto y oído, pues todo sucedió como se les había dicho.

21 A los ocho días circuncidaron al niño, y le pusieron por nombre Jesús, el mismo nombre que el ángel le había dicho a María antes que ella estuviera encinta.    

The Old Testament, New Testament and Gospels readings are from the New Revised Standard Version Bible: Anglicized Edition, copyright 1989, 1995, Division of Christian Education of the National Council of the Churches of Christ in the United States of America. Used by permission. All rights reserved.

The Collects, Psalms and Canticles are from the Book of Common Prayer, 1979.