Welcomes You

Mensaje de Cuaresma de 2013 de la Obispa Presidente de la Iglesia Episcopal: “Aprender más, dar limosna y compartir lo que tiene”

The Episcopal Church
Office of Public Affairs

Lunes, Febrero 4, 2013

La Obispa Presidente de la Iglesia Episcopal Katharine Jefferts Schori presenta en su mensaje de Cuaresma de 2013 un reto para orar, estudiar y dar limosna.

“Al participar en esta cuaresma, les aliento para que oren, ayunen, y actúen con un acto solidaridad con aquellos que no tienen”, ella indicó. “Aprender más, dar limosna y compartir lo que tiene”.

El video con el mensaje de la Obispa Presidente está disponible aquí: http://www.episcopalchurch.org/page/presiding-bishop

A continuación encuentre el texto del mensaje de la Obispa Presidente.

_______________________________________________________________________

 

Mensaje de Cuaresma de 2013

Les deseo una cuaresma bendecida. 

La cuaresma es una época remota para la preparación. Preparación para el bautismo en la vigilia de la pascua y es una época de solidaridad con aquellos que están siendo formados para ser discípulos de Jesús y misioneros en la misión de Dios.

Nosotros formamos personas en el sentido que Dios sueña de un mundo sano, un mundo restaurado con paz y justicia, y algunas de las imagines antiguas de ese mundo sano son las de los profetas. Una de los famosos de Isaías, es una imagen de las personas en un día de campo en la ladera de la montaña, disfrutando una buena comida y un buen vino. Esa imagen de ser bien alimentado es especialmente emotiva en un mundo como el nuestro donde hay muchos que tienen hambre.

La cuaresma es un tiempo donde nosotros oramos, ayunamos, estudiamos y damos limosna. Es una época de solidaridad y es especialmente una época para ser solidarios con los más humildes.

Al prepararse para la cuaresma y para su disciplina cuaresmal, me gustaría alentarle a que usted piense sobre la consciencia de comer. Eso es realmente más que ayunar y dejar de comer chocolate. Es estar consciente de lo que come, unirse en solidaridad con aquellos que tienen hambre, ya sea de comida, o de albergue, o que tienen hambre de paz, dignidad o reconocimiento, o de amor.   

Cuando nos unimos en solidaridad en términos de comer, deberíamos considerar lo que comemos y como lo estamos comiendo y con quién estamos comiendo, y me gustaría invitarle a que considere algunos de los retos que existen alrededor de nosotros. Muchos líderes en esta parte de la Iglesia de los Estados Unidos  han participado en un acto de solidaridad con los pobres tratando de vivir con presupuestos de cupones de alimentos por una semana. Eso es alrededor de $4 diario por persona. Y es muy difícil encontrar las calorías adecuadas y alimentos razonablemente nutritivos con esa clase de presupuesto. Pero esto sería un acto de solidaridad con aquellos que se la pasan sin comer cada día y cada semana. Un acto de solidaridad como ese podría aumentar su consciencia sobre aquellos que tienen hambre, podría aumentar su propia consciencia sobre lo que usted come, y podría proveer una oportunidad para que comparta algo de su generosidad, algo que guarda de lo que comió con aquellos que no comen. 

La violencia en nuestro país, y alrededor del mundo es con frecuencia un acto en respuesta a aquellos que no tienen lo suficiente. Aquellos que tienen hambre, aquellos que anhelan el reconocimiento y la dignidad, y aquellos que luchan por la paz.  

Su preparación y la mía para el gran festival de la Pascua puede ser un acto de solidaridad con los más humildes de estos.  Al participar en esta cuaresma, le aliento para que ore, ayune, y actúe en solidaridad con aquellos que no tienen. Aprenda más, dé su limosna, comparta lo que tiene. Sea consciente de lo que come.

Que tenga una dichosa y bendecida cuaresma este año.

 

 

La Rvdma. Katharine Jefferts Schori

Obispa Presidente y Primado

La Iglesia Episcopal

 

La Iglesia Episcopal: www.episcopalchurch.org

Facebook: www.facebook.com/episcopalian

Twitter: www.twitter.com/iamepiscopalian