Welcomes You

Mensaje de Pascua de 2012 de la Obispa Presidente de la Iglesia Episcopal: “Den gracias por la Pascua.”

The Episcopal Church
Office of Public Affairs

Lunes, Abril 2, 2012

“Den gracias por la Pascua,” la Obispa Presidente de la Iglesia Episcopal Katharine Jefferts Schori dijo en su mensaje de Pascua de 2012. “Den gracias por la Resurrección. Den gracias por la presencia de Dios encarnado entre nosotros”.

El mensaje de la Obispa Presidente en vídeo está aquí: http://www.episcopalchurch.org/page/presiding-bishop
 

Asimismo, señaló que, “En este tiempo de Pascua les animo a que miren dónde encuentran una nueva vida y resurrección, y dónde surge en sus vidas y las de sus comunidades una vida abundante y amor encarnado”.

Lo siguiente es una transcripción del mensaje de Pascua de 2012 de la Obispa Presidente.
 


Pascua de 2012

 

Uno de mis himnos favoritos de Pascua trata del verdor.

Ahora sale la verde hoja; surge del grano enterrado

 

Sigue hablando del amor que viene de nuevo. Es para mí un recordatorio de la manera cómo nuestras imágenes de la Pascua están centradas en el hemisferio norte. Hablamos de verdor y de una nueva vida y de la vida que brota de la tierra, cuando hablamos de la resurrección.

A menudo me pregunto qué imágenes de la Pascua hay en el hemisferio sur, y creo que la iglesia del sur tiene al respecto algo que enseñarnos.
 

Me encontraba en Japón hace más o menos un mes, y visitaba la zona de Japón que fue tan afectada por el tsunami y las consecuencias del terremoto. La tierra es – era en ese momento – casi descolorida, marrón, en medio del invierno. No verde. Pero, al mismo tiempo la labor de la Nippon Sei Ko Kai, la iglesia anglicana en esa parte de Japón, ha creado una gran cantidad de nueva vida, vida abundante para las personas que han sido devastadas y desplazadas, que todavía están de luto por la pérdida de sus seres queridos, la pérdida de hogares y de empleo.
 

La nueva vida surge de muchas formas, incluso en las estaciones que parecen bastante invernales.
 

Cuando comenzamos la Cuaresma, les pedí que pensasen en los Objetivos del Milenio para el Desarrollo y en nuestra tarea durante la Cuaresma como una reorientación de nuestras vidas. Estoy encantada de poder decirles que el informe de la ONU en este último año ha mostrado un logro importante en un par de esos objetivos, en particular en términos de la reducción de las tasas de la peor pobreza, y en el logro de un mejor acceso al agua potable y un mejor acceso a la educación primaria. En realidad, podríamos alcanzar esos objetivos para el año 2015. Eso deja una serie de otros objetivos, así como lo que hay más allá de los objetivos hacia un acceso pleno de todas las personas a una  vida abundante.
 

En esta estación de Pascua, les animo a que miren dónde encuentran una nueva vida y resurrección, y dónde surge en sus vidas y las de sus comunidades una vida abundante y amor encarnado. En realidad hay verdor en cualquier estación.

Den gracias por la Pascua.  Den gracias por la Resurrección. Den gracias por la presencia de Dios encarnado entre nosotros.

 

 

La Rvdma. Katharine Jefferts Schori

Obispa presidente y Primada

La Iglesia Episcopal

 

La Iglesia  Episcopal: www.episcopalchurch.org