Welcomes You

Nuevo modelo de personal de DFMS, nuevo inquilino anunciado

The Episcopal Church
Office of Public Affairs

Miércoles, Marzo 27, 2013

En la búsqueda continua de ser buenos administradores y al mismo tiempo ser sensibles a las necesidades de la membresía de la iglesia a nivel local, el director de operaciones de la Iglesia Episcopal obispo Stacy Sauls ha dado a conocer un modelo de organización para el personal de la Sociedad Misionera Nacional y Extranjera (por su sigla en inglés, DFMS).

Además, el obispo Sauls anunció que el segundo piso del edificio ubicado en 815 Second Avenue, en la ciudad de Nueva York que actualmente alberga al personal de  la oficina central de la iglesia, será arrendada a un nuevo inquilino mientras las negociaciones están en curso en los otros espacios del edificio de 11 pisos.

El obispo Sauls presentó esta información al personal en una reunión especial el miércoles 27 de marzo.

Él enfatizo que el nuevo modelo  y el nuevo contrato no resultaran en una reducción en la fuerza laboral.

Nuevo Modelo

El nuevo modelo permite que se reconozca que cada miembro del personal de la DFMS es dedicado a la obra misionera, sin importar la responsabilidad del trabajo.

“Todo lo que hacemos es acerca con la misión”, explico el obispo Sauls.  “Se trata de la participación en la misión, apoyar la misión y maximizar los recursos financieros para la misión”.

El nuevo modelo proveerá una mejor comprensión del trabajo del personal en todos los niveles. Los departamentos de la DFMS permanecerán igual, pero la terminología está siendo reorientada para concentrarse en la misión como prioridad.

Todo el personal de la DFMS tendrá nuevas designaciones para reflejar las funciones del personal:

 

  • Liderazgo de la Misión (conocido anteriormente como el Grupo de Supervisión Ejecutiva)
  • Redes de Conexión de la Misión (conocido anteriormente como personal del programa)
  • Apoyo a la Misión (conocido anteriormente como administración)
  • Administración de la Misión (conocido anteriormente como asistentes administrativos)

De particular interés es el paso de asignar a un miembro del personal para que sirva como coordinador de enlace con las diócesis de la Iglesia Episcopal y las zonas regionales. “Nosotros estamos reorientando la labor del personal para apoyar y fortalecer lo local en vez de funcionar de manera independiente de lo local”, explicó Sauls. “Cada diócesis y zona regional en la Iglesia Episcopal tendrá un miembro del personal de la red de conexión de misión para hacer que los recursos —humanos y financieros—estén disponibles a nivel de toda la iglesia para apoyar y alentar la misión a nivel local y  en asociación con el nivel local. Mi meta es que para el mes junio ya me haya comunicado con cada obispo del diocesano sobre asignar un coordinador de red de conexión para cada diócesis y región”.

Además el obispo Sauls está conduciendo un estudio para discernir y desarrollar modelos efectivos para que el personal trabaje fuera de la oficina remotamente. “La meta es tener el personal de red de enlace más conectado, para responder y estar accesible a los líderes locales”, dijo Sauls. 

Nuevo Inquilino

El obispo Sauls explicó que el segundo piso fue solicitado específicamente por el nuevo inquilino porque tiene una entrada y salida privada. “Esto nos beneficiará porque al ocupar el espacio el nuevo inquilino no se aumentaría el tráfico en el vestíbulo o en los ascensores”, él explicó.

Pronto el obispo Sauls espera nombrar al inquilino.

El arrendamiento del segundo piso aportará cerca $380.000 de nuevos ingresos en los primeros 12 meses.  

El piso adicional se ha hecho disponible para ser alquilado al utilizar el espacio de manera más eficiente, lo que permite la consolidación de las oficinas existentes. Algunas oficinas de personal serán reubicadas dentro de la oficina central de la iglesia en la ciudad de Nueva York con algunos miembros del personal que trabajaran remotamente. Estos movimientos ocurrirán en el mes abril.

Además el obispo Sauls cree que la mitad de otro piso puede estar disponible para inquilinos. Algunos posibles inquilinos ya han preguntado por esas oficinas y han inspeccionado las mismas que podrían ponerse a disposición.

Este nuevo arrendamiento o inquilino no tiene impacto en la conversación actual del futuro de la sede central de la iglesia. “Estas acciones no tienen  relación con el informe del edificio que fue presentado en la reunión del Consejo Ejecutivo en el mes de febrero”, subrayo el obispo Sauls, agregando que el nuevo arrendamiento es adyacente a los arrendamientos existentes, lo que significa que “la posibilidad de vender el edificio, si el Consejo Ejecutivo así lo decidiera, no se ve afectada”.  

“Estamos viendo el edifico como uno de los muchos activos que Dios nos ha otorgado para la misión. Arrendar el espacio es una forma de generar el máximo potencial de las bienes raíces para aumentar los ingresos para la misión”, dijo el obispo Sauls. “A su vez, estamos utilizando el espacio para el personal de la DFMS de forma que esté dirigida a mejorar el trabajo del personal en servir a la iglesia”.

El nuevo modelo y el nuevo inquilino no aumentan los gastos de las operaciones del presupuesto aprobado por la Convención General del 2012.

 

 

La Iglesia Episcopal: www.episcopalchurch.org

Facebook: www.facebook.com/episcopalian

Twitter: www.twitter.com/iamepiscopalian

YouTube: https://www.youtube.com/user/EpiscopalChurchYT