Welcomes You

Obispa Presidente de la Iglesia Episcopal presenta Mensaje de 2014 del Día Mundial de los Refugiados

Fui forastero y me acogisteis.

The Episcopal Church
Office of Public Affairs

Jueves, Junio 19, 2014

“Recuerde en oración a todos los que huyen de la persecución y el sufrimiento y que buscan la seguridad y la paz, recuerde la promesa bautismal de luchar por la justicia y la paz, y reafirmar nuestro compromiso de dar la bienvenida al extraño como al mismo Cristo”, la Obispa Presidente de la Iglesia Episcopal Katharine Jefferts Schori indica en su mensaje de 2014 del Día Mundial de los Refugiados.

El Día Mundial de los Refugiados es el 20 de junio, y en su mensaje, la Obispa Presidente también anuncia la obra del Ministerio Episcopal de Migración (EMM) y sus grandes esfuerzos de reasentamiento y defensoría.

A continuación el mensaje de la Obispa Presidente Jefferts Schori.

 

Día Mundial de los Refugiados 2014

Fui forastero y me acogisteis.

El 20 de junio, las comunidades de todo el mundo celebrarán el Día Mundial del Refugiado, en honor a la fuerza, resistencia, y a las contribuciones de los refugiados. En el 2014, el mundo ha podido ver lo tan alto que pueden llegar los refugiados cuando se les brinda la oportunidad de empezar una vida nueva con dignidad y paz. Un ex refugiado  se convirtió en el primer ciudadano estadounidense en una generación al ganar el maratón de Boston. Al mismo tiempo, el mundo ha sido cuestionado por la necesidad continua y urgente de proteger a los vulnerables que huyen de los conflictos en Siria, Sudán del Sur, el Congo, Myanmar, y África Central. En este Día Mundial del Refugiado, la Iglesia Episcopal honra el legado de orgullo del trabajo intencional de nuestra Iglesia al acoger a los refugiados – un ministerio que comenzó en 1939 a través del Fondo de la Obispa Presidente para Ayuda Mundial.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados estima que actualmente hay más de 15 millones de refugiados en todo el mundo, la mayoría de los cuales son mujeres y niños. Estos individuos vulnerables han huido de sus hogares, a menudo con poco más que la ropa que llevaban puesta, y con frecuencia dejando atrás a familiares. Menos del 1% de estos 15 millones de refugiados nunca serán re-establecidos en un tercer país. Muchos vivirán sus vidas en la incertidumbre o en la indignidad de “campos” para refugiados como personas esencialmente sin patria. Los Estados Unidos tiene una orgullosa tradición de reasentar a refugiados cada año y más que en cualquier otro país que los recibe, y desde 1988 el Ministerio Episcopal de Migración (EMM) se han asociado con el gobierno de los EE.UU. para recibir a los refugiados en nuevas comunidades.

Sólo en 2013, el Ministerio Episcopal de Migración ayudó a casi 5.000 refugiados a construir una nueva vida con seguridad y paz en 30 comunidades de los Estados Unidos. Para llevar a cabo este trabajo, la EMM colabora con agencias locales asociadas en 26 diócesis episcopales y 22 estados para dar la bienvenida a quienes huyen de la violencia y la persecución. Este ministerio vincula la financiación pública con donaciones privadas y voluntarios para acompañar a los refugiados a través de sus primeros meses que están en los Estados Unidos. Cada año, la EMM da la bienvenida a una población diversificada de refugiados –  de más de 69 países hasta la fecha. La red de afiliados EMM incluye el personal y los voluntarios que proporcionan a los refugiados con los elementos necesarios a medida que comienzan su nueva vida en los EE.UU., lo cual incluye vivienda, la alimentación, el mobiliario, y la orientación sobre la vida en sus nuevas comunidades. Esa asistencia incluye la conexión a servicios como clases de inglés y capacitación para el trabajo, el acceso a la asistencia sanitaria, inscripción a sus hijos en la escuela, y tener un mejor conocimiento sobre los otros servicios disponibles en la comunidad. Nuestras comunidades y congregaciones están a su vez enriquecidas socialmente, culturalmente y espiritualmente por la presencia y las contribuciones de los refugiados.

En este Día Mundial del Refugiado, recuerde en oración a todos los que huyen de la persecución y el sufrimiento y que buscan la seguridad y la paz, recuerde la promesa bautismal de luchar por la justicia y la paz, y reafirmar nuestro compromiso de dar la bienvenida al extraño como al mismo Cristo.

 

 

La Reverendísima Katharine Jefferts Schori

Obispa Presidente y Primada

La Iglesia Episcopal

 

La Iglesia Episcopal: www.episcopalchurch.org

Ministerio Episcopal de Migración: http://www.episcopalchurch.org/page/episcopal-migration-ministries

Facebook: www.facebook.com/episcopalian

Twitter: www.twitter.com/iamepiscopalian

YouTube: https://www.youtube.com/user/EpiscopalChurchYT