Welcomes You

Viernes antes del Aviento 1

Seminary of the Southwest
Tuesday, November 27, 2012

 

Bueno, ¿cual tipo de cosecha escuchan se en esas lecturas?  Cual tipo del fin esta llegando?  Es el termino de la tenencia de su decano?  Es el termino del fiel testimonio de este seminario, después de sesenta años?   Es el fin de sus estudios de ese año?  Están llegando sus  evaluaciones?

 

¿Que significa la cosecha, en este estación?  Muchos de nosotros estamos regresando de una cosecha de comida excesiva durante el día de acción de gracias.  Esta cultura puede pensar solamente en cosecha como abundancia.  Entonces, ¿que hacemos con estas imágenes impactantes de los finales?

 

Los ángeles del Apocalipsis deben cosechar, tanto en el campo y la viña, que están maduros y listos – llena de frutas.  Aun que mucha gente escuchen esto como un signo de la muerte y el fin de todas cosas, hay una esperanza mucho más de lo que podemos imaginar.  La parte más siniestra parece ser el lagar del furor de Dios, y el gran rio de sangre fluyendo por cientos de kilómetros.

 

Pero piense por un momento en lo que sucede cuando las uvas se cosechan.  Si quiere hacer un vino bueno, se necesita presionar las uvas.  No puede fermentar vino bueno con uvas intactas.  Debe poner las uvas en una prensa y se abren, por liberar su carne fructuosa para la fermentación.  No habrá buenas resultas sin exprimir la sangre de las uvas.  La cosecha y el prensado son preliminares necesarios para lograr un buen vino, pero sólo el tiempo dirá si un buen vino o una mediocre resultará - o incluso vinagre.  Hay necesita de esperar el resulto. 

 

El rio de sangre que sale del lagar de Dios pueda ser entendido de la misma manera, como una abrupta ruptura de la vida que se ha conocido, y el inicio de vida nueva.  En esa cultura la sangre es la vida, incluso cuando está contaminando.  Vertido en el suelo podría ser una ofrenda, aun como el propio de Jesús.  No sabemos plenamente lo que significa este rio de sangre, pero sabemos que el juicio todavía no ha llegado, y también sabemos que Dios siempre es capaz de resultados sorprendentes.

 

Hay una dinámica similar en la lectura del Evangelio.  Aun este enorme templo es temporal, Jesús dice, sin embargo, el momento de su destrucción no es fijo.  Incluso la gran destrucción de la guerra no es una señal segura de la final.  Estén atentos, dice, no va a suceder de inmediato.

 

La sangre puede ser también una señal del parto, como hemos oído recientemente en el evangelio de Marco sobre las piedras del templo.  Cuando cayeron, y cuando percibieron las guerras y terremotos y hambrunas, son dolores del parto.  Ese rio de sangre podría ser un signo de la vida futura.

 

Entonces, ¿qué van ustedes a hacer con lo que parecen ser signos de destrucción y los finales?   ¿Y que van a buscar en el Adviento?  Que es lo que usted anticipar y esperar?    

 

¿Qué está pasando en la iglesia? Tiempos del fin, o el prensado de la uva y la cosecha de lo que se ha sembrado?

 

Hay muchas conversaciones ahora sobre los tiempos del fin.  Ayer me senté con un grupo de líderes religiosos abrahámicas – musulmanes, cristianos, y judíos reunidos en urgencia de abordar el tema de la paz en la Tierra Santa.  Hemos sido capaces de decir que la violencia reciente en Gaza y en Israel era posiblemente una señal del fin de la esperanza de una solución de dos estados, uno israelita y uno palestino.  Y no tenemos esperanza por la paz sin la posibilidad de dos estados.  Pero decimos que todos nosotros somos personas de fe y esperanza.  Debemos trabajar urgentemente con nuestro gobierno para buscar un nuevo camino, ahorita.  Este caos es una muestra de la potencial de Dios para crear un nuevo futuro.  Pero necesita nuestra colaboración, nuestro co-creación.

 

Las uvas están siendo prensadas, y fuera del lagar fluye nuestra esperanza.