Welcomes You

Carta de la Obispa Primada a la Iglesia sobre la Convención General

Thursday, July 30, 2009
Mis hermanos y hermanas en Cristo:

La 76ta Convención General es ahora historia, aunque tome algún tiempo antes de que todos/as tengamos una verdad razonablemente clara acerca de los resultados.

Nos reunimos en Anaheim, como huéspedes de la Diócesis de Los Ángeles, durante once días de adoración, aprendizaje y toma de decisiones. La adoración fue impresionante en todo lo relacionado a lo visual, musical y litúrgico, con predicación provocativa y con cánticos animados.

Nuestro aprendizaje incluyó la Narrativa Pública, al igual noticias de la iglesia que está emergiendo, en la presentación de la Noche Auspiciada por la Diócesis de Los Ángeles.

Le dimos la bienvenida a visitantes de otras partes de la Comunión Anglicana, incluyendo 15 primados (arzobispos o obispos primados), otros obispos, clérigos y laicos.

Puedes ver y escuchar sobre esto mucho más en: http://gchub.episcopalchurch.org

El presupuesto aprobado representa un corte significativo de los esfuerzos de misión a través de toda la iglesia, en reconocimiento de la realidad económica de muchas diócesis y fondos de inversiones de la Iglesia, que tendrán el resultado de perder personal del Centro de la Iglesia quienes han rendido un servicio largo y laudable. Sin embargo continuaremos desarrollando la misión de Dios a través de la Iglesia Episcopal y fuera de ella. Este presupuesto requiere que mas trabajo de misión se continúe o se inicie a nivel diocesano o de cada feligresía. Peregrinajes religiosos de los Israelitas en el desierto a Episcopales en Alaska o Haití, siempre han aprendido que tiempos de escases son oportunidades para fortalecer la fe y la creatividad.

Como una Iglesia que tiene un profundo compromiso con la misión y el ministerio con "estas personas más humildes" (Mateo 25). Incluimos un compromiso presupuestario del 0.07% a las Metas del Desarrollo del Milenio, a través del programa de compañerismo NetsforLife (Mosquiteros para la Vida) del Programa Episcopal de Emergencia y Desarrollo. Esto en adición a que aproximadamente un 15% del presupuesto que ya está comprometido con trabajo de desarrollo internacional.

Nos hemos comprometido con iniciativas con la pobreza doméstica, que intenta explorar respuestas constructivas a las dramáticas estadísticas en las Américas, especialmente en comunidades indígenas y en las reservaciones de Americanos Nativos.

La justicia es la meta, según revisamos nuestros cánones relacionados con la disciplina eclesiástica como un acto de solidaridad con quienes puedan sufrir por actos del clero como un acto pastoral con clérigos con cargos por mala conducta.

La Convención General adoptó un plan de salud para clérigos y empleados laicos, que se espera sea más costo-eficiente y represente ahorros a las Iglesia en los Estados Unidos. Se continua trabajando con un plan de salud adecuado para las diócesis fuera de los Estados Unidos. La Convención también un plan de pensión para los empleados laicos.

Adiciones litúrgicas se incluyeron en los trabajos de la Convención días dedicados a otros santos y santas y oraciones de agradecimiento por las huellas que nos han dejado.

Lo que acaparó los titulares a través de los medios de comunicación, estuvo relacionado con dos resoluciones, cuyas consecuencias fueron exageradas y mal interpretadas. Una, identificada como D025, que se titula "Comunión anglicana: Compromiso y Testimonio a la Comunión Anglicana." En la misma, se:

- reafirma nuestro compromiso y deseo de proseguir como parte integral de la misión con la Comunión Anglicana;

- reitera nuestro compromiso con el Proceso de Escuchar las experiencias y situaciones de personas homosexuales, según recomendado por las Conferencias de Lambeth de 1978,1988 y 1998;

- menciona que nuestra participación en el proceso de escuchar llevó a la Convención general del año 2000 a reconocer que la membrecía bautizada de la Iglesia Episcopal incluye parejas del mismo sexo que viven en una relación larga y comprometida ‘caracterizada por la fidelidad, monogamia, afecto y respeto mutuo, estimada, comunicación honesta, y el amor santo que permite a quienes estén en dicha relación experimentar en cada cual la imagen de Dios"

- reconocer que el ministerio ordenado como el de personas laicas está bien ejercido por esas personas en respuesta al llamado de Dios;

- indica que el llamado al ministerio ordenado es un llamado de Dios, es un misterio, no decisión humana y que la Iglesia participa en ese misterio a través del proceso de discernimiento según el proceso canónico.

- reconoce que los miembros de la Iglesia Episcopal, y de la Comunión Anglicana, no son de un mismo pensamiento, y que personas fieles y Cristianas están en desacuerdo acerca de estos asunto.

La otra resolución que recibió atención de la prensa es la C056, titulada "Liturgias para Bendiciones. El texto adoptado fue una sustitución del original aunque el título no se cambio. En dicha resolución se:

- reconoce las circunstancias cambiantes en los Estados Unidos y en otras partes donde la jurisdicción civil en algunos casos permite el matrimonio, uniones civiles o parejas domésticas que involucran a parejas del mismo sexo, hacen un llamado a una respuesta pastoral de esta Iglesia;

- pide a la Comisión Permanente sobre Liturgia y Música y a la Cámara de Obispos a obtener y desarrollar recursos litúrgicos y teológicos para dicha respuesta pastoral, y que informe a la próxima Convención General;

- pide a esos cuerpos inviten a otras partes de esta Iglesia y de la Comunión Anglicana a comentar y participar en este proceso;

- indica que obispos pueden proveer respuestas pastorales apropiadas a las necesidades de miembros de esta Iglesia;

- pide a la Convención honrar la diversidad teológica de esta Iglesia en relación a los asuntos de la sexualidad humana.

El texto completo de ambas resoluciones está disponible en: http://gc2009.org/ViewLegislation

Recomiendo lean la información. Algunas personas insistieron en que estas resoluciones repudian nuestras relaciones con otros miembros de la Comunión Anglicana. Entiendo que hemos sido bien claros en que valoramos nuestras relaciones con y alrededor de la Comunión Anglicana y buscamos profundizarlas. Entiendo también que nosotros no podemos hacer eso sin ser honestos con lo que somos y hacemos. Obviamente no somos de un solo pensamiento y no lo seremos hasta que Cristo regrese en toda su gloria. Estamos llamados y llamadas a continuar luchando con las circunstancias en que vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser, y que al hacerlo cuidadosa y fielmente somos capaces, en compañerismo con esos que estan en desacuerdo y los que estan de acuerdo. Es solo en esa lucha que, como Jacob, comenzaremos a discernir la dirección del Espíritu y la bendición de la relación con Dios.

Ante todo, esta Convención reclamo reclamó la misión de Dios como el latir del corazón de la Iglesia Episcopal. Yo animo e invito a toda persona miembro de esta Iglesia a iniciar conversaciones en su feligresía o diócesis acerca de la misión de Dios donde seas invitado/a y en tu comunidad de fe entra en un cuidado más profundo de nuestro prójimo, " estas personas más humildes" que son de los mejores amigos/as de Jesús.

++Katharine Jefferts Schori

Obispa Presidenta y Primada