Insertos para los Boletines

Los insertos para los boletines dominicales con información sobre la historia, la música, liturgia, misión y ministerio de la Iglesia Episcopal.

Pentecostés 8 (C): Recursos de la Unión de Episcopales Negros - 4 de agosto de 2019

August 4, 2019

Union Black Episcopalians

La Unión de Episcopales Negros proporciona los siguientes recursos en reconocimiento del 400 aniversario de la llegada de los primeros esclavos africanos a Jamestown, Virginia.

Historia
El año 1619, ampliamente vinculado a Jamestown, Virginia, marcó el inicio de la esclavitud en lo que hoy es Estados Unidos de América. En agosto de 1619, una mujer y un hombre estaban a bordo de un barco conocido como El león blanco. Estaban entre los “20 y tantos negros” que desembarcaron en Virginia. Eran africanos que fueron “traídos como víveres [alimentos]”, según lo registrado por un comerciante. Algún tiempo después, la mujer y el hombre, llamados Isabell Negro y Antoney Negro, tuvieron un hijo llamado William que fue bautizado, según el censo de 1624.

Colecta para la diáspora africana
Dios de nuestros años fatigados, Dios de nuestras lágrimas silenciosas, que nos has traído hasta aquí en el camino; danos la gracia para honrar las vidas de tus preciosos hijos, esclavizados en el cuerpo, pero libres en el alma. Que permanezcamos para siempre sobre los hombros de los que nos han precedido y no hagamos las paces con la opresión, para que los hijos de los esclavos y los de antiguos dueños de esclavos puedan algún día vivir en armonía; por Jesucristo nuestro libertador, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios por los siglos de los siglos. Amén.

Oraciones de los fieles

Presidente: Al conmemorar el 400 aniversario de la llegada de esclavos africanos a Virginia en 1619, la iglesia nos invita a dar gracias por la resistencia y las contribuciones culturales del pueblo de la diáspora africana. Por lo tanto, ofrezcamos oraciones a nuestro Dios amoroso, libertador y vivificante.

Lector: Dios reparador, ayúdanos a elevar toda voz y cantar, hasta que la tierra y el cielo resuenen, resuenen con las armonías de la Libertad para todos tus hijos, para que nuestras divisiones cesen y podamos ser uno. Por tu poder,
Pueblo: Guíanos a la luz.

Lector: Dios reconciliador, hemos recorrido un camino que ha sido regado con lágrimas, hemos venido pisando nuestro camino a través de la sangre de los sacrificados, danos la gracia de ver el rostro de Cristo. Por tu poder,
Pueblo: Guíanos a la luz.

Lector: Dios “resiliente”, te rogamos que nos mantengas para siempre en tu camino, no sea que, oh Dios nuestro, nuestros pies se alejen de los lugares donde te encontramos en el regalo del amigo y forastero, en el crisol de la fortaleza y la lucha, para que nunca olvidemos los ancestros que nos han traído hasta aquí por fe. Por tu poder,
Pueblo: Guíanos a la luz.

Lector: Dios restaurador, pero con ritmo constante, nuestros pies cansados ​​han llegado a los lugares por los que nuestros padres suspiraron, inspíranos con la energía [necesaria] para correr con perseverancia la carrera que se nos presenta, manteniendo los ojos fijos en Ti. Por tu poder,
Pueblo: Guíanos a la luz.

Presidente: Dios de la esperanza, pedregoso el camino que recorrimos, amarga la vara del castigo, nacido en el día en que la esperanza por nacer había muerto, revive en nosotros, tu pueblo, ese sentido de esperanza que nunca falla para que podamos hacer nuevo este viejo mundo en el nombre de Jesús nuestro hermano Amén.

 
 
 
 
 
 
 

Contacto