Vigésimo Domingo después de Pentecostés (A): Una palabra a la Iglesia de la Cámara de los Obispos

October 21, 2017

Lo que nosotros los obispos vimos y oímos en Alaska es dramático; pero no es único. Historias como estas pueden escucharse en cada una de las naciones donde se encuentra la Iglesia Episcopal. Pueden ser escuchadas en nuestras propias comunidades. Los invitamos a que se unan a nosotros, sus obispos, y a esas personas que ya están comprometidos con este trabajo, tomando tiempo para escuchar a las personas en sus diócesis y barrios. Busquen las conexiones entre la raza, la violencia de todo tipo, la disparidad económica y el medio ambiente. Luego después de reflexionar en oración y abordando las escrituras, asóciense con personas con el compromiso común de sanar el mundo de Dios.

Share This:

 
 
 
 
 
 
 

Contacto