La Iglesia cubana celebra 110 años y su ultimo sínodo antes de reintegrarse a la Iglesia Episcopal

March 11, 2019

Clérigos de la Iglesia Episcopal de Cuba e invitados se reúnen fuera de la catedral de la Santísima Trinidad en La Habana, el 3 de marzo, luego de la eucaristía de clausura del 110º. Sínodo General. Lynette Wilson/ ENS.

[Episcopal News Service – La Habana, Cuba] La Iglesia Episcopal de Cuba celebró recientemente sus 110 años de historia durante su último sínodo como una diócesis autónoma antes de su reintegración oficial con la Iglesia Episcopal de EE.UU. en 2020.

“Durante 50 años la Iglesia Episcopal ha estado aislada”, dijo la obispa de Cuba Griselda Delgado del Carpio, en la clausura del Sínodo General , que se celebró del 28 de febrero al 3 de marzo en la catedral de la Santísima Trinidad. La Reintegración, dijo ella, “es una manera de ser parte de una gran familia”.

El firme liderazgo de Delgado impulsó la reintegración, dijo el arzobispo Fred Hiltz de la Iglesia Anglicana del Canadá, que preside el Consejo Metropolitano de Cuba. El Consejo ha supervisado la Iglesia cubana desde su separación de la Iglesia Episcopal a fines de la década del 60.

“Quiero expresarlo todo al decir que ella es una visionaria, una trabajadora tenaz”, dijo Hiltz, en una entrevista con Episcopal News Service. “Ella hará cualquier cosa para promover el interés, el bienestar y la capacidad de recursos en apoyo  del ministerio de esta Iglesia.  Ella es constante, ella persevera, y no siempre le ha resultado fácil.

La obispa de Cuba Griselda Delgado del Carpio y el arzobispo Fred Hiltz de la Iglesia Anglicana del Canadá fuera de la catedral de la Santísima Trinidad en La Habana, después de la eucaristía de apertura del 110º. Sínodo General el 28 de febrero. Foto de Lynette Wilson/ENS.

“No todo el mundo estaba entusiasmado con la idea de volver a la Iglesia Episcopal, pero ella persistió constantemente, se empeñó con el clero, con el laicado. Yo la observé preparándose para el sínodo especial del año pasado que decidiría a qué provincia habrían de pertenecer, y la manera cuidadosa en que ella se ocupó de que hubiera un diálogo en todo el ámbito de la Iglesia aquí en Cuba. [Los delegados] vinieron al sínodo con una decisión tomada y eso en un inmenso crédito para su estilo de liderazgo, organizado y focalizado, espiritualmente centrado”.

La Diócesis de Cuba está previsto que se incorpore a la II Provincia, que incluye las diócesis de Nueva York y Nueva Jersey en Estados Unidos, la Convocación de Iglesias Episcopales en Europa, Haití y las Islas Vírgenes.

La reintegración de la Iglesia cubana a la Iglesia Episcopal fue uno de los muchos temas que se debatieron durante el sínodo, el cual reunió a clérigos y laicos de todas partes de la isla.

“Estamos en verdad muy felices de recibir de nuevo a la Iglesia de Cuba en la Iglesia Episcopal; hay tanto que podemos aprender de su acercamiento creativo al ministerio y la misión”, dijo el Rdo. Charles Robertson, canónigo del Obispo Primado para el ministerio fuera de la Iglesia Episcopal.

El 10 de julio de 2018, la Cámara de Obispos aprobó por unanimidad, con el respaldo de la Cámara de Diputados,  readmitir a la Iglesia cubana como una diócesis [de la Iglesia Episcopal]. Las decisiones de la 79ª. Convención General aceleraron el proceso de reintegración  que se pusiera en marcha por primera vez hace cuatro años.

En marzo de 2015, dos meses después de que Estados Unidos y Cuba convinieran en restablecer relaciones diplomáticas luego de una ruptura de 54 años, el sínodo de la Iglesia Episcopal de Cuba aprobó con 39 votos a favor y 33 en contra regresar a su anterior afiliación con la Iglesia Episcopal. Ese verano, la 78ª. Convención General se pronunció a favor de relaciones más estrechas con la Iglesia cubana y por un levantamiento del embargo económico de Estados Unidos contra Cuba que ha estado en vigor durante varias décadas.

La obispa de Cuba, Griselda Delgado del Carpio, preside la procesión de salida el 28 de febrero luego de la eucaristía de apertura del 110º. Sínodo General de la Iglesia Episcopal de Cuba. Foto de Lynette Wilson/ENS.

La Iglesia Episcopal de Cuba remonta sus orígenes a una presencia anglicana en la isla en 1871. En 1901, se convirtió en distrito misionero de la Iglesia Episcopal. Las dos iglesias se separaron en los años sesenta [del pasado siglo],  después de que Fidel Castro tomará el poder al triunfo de la evolución cubana de 1959 y de que las relaciones diplomáticas entre los dos países se desintegraran. La Iglesia Episcopal de Cuba ha funcionado como una diócesis autónoma de la Comunión Anglicana bajo la autoridad del Consejo Metropolitano de Cuba desde la separación en 1967. Los primados de las iglesias anglicanas del Canadá y las Antillas Británicas (West Indies) y de la Iglesia Episcopal integran el Consejo Metropolitano.

Este sínodo será la última vez que Hiltz, que ha presidido el Consejo Metropolitano durante 12 años y que está a punto de jubilarse este año,  asistiría.

“Es un poco emotivo para mí este sínodo, es mi último sínodo aquí como primado del Canadá y presidente del Consejo Metropolitano”, dijo él.

“Es una mezcla de emociones, gran alegría de que las cosas hayan llegado tan lejos. Me habría sentido realmente en una posición embarazosa si al terminar mi período como presidente del Consejo Metropolitano las cosas no hubieran llegado tan lejos en lo que se refiere a la reintegración”, dijo Hiltz. “Ha sido realmente estupendo observar el desenvolvimiento de ese proceso desde que comenzó en 2015. Estoy realmente feliz de ver que llega a su culminación y pensar que en el sínodo del año próximo vuestro Obispo Primado estará aquí, porque ellos a veces se refieren a mí como su primado. Y supongo que para todos los efectos y propósitos, yo lo he sido”.

El Rdo. John Kafwanka, director para la misión de la Comunión Anglicana, hizo una presentación acerca de la importancia de adiestrar a los cristianos para el ministerio en sus vidas diarias. Foto de Lynette Wilson/ENS.

Pendiente de la armonización de las constituciones y cánones de la [Iglesia] cubana y de la Iglesia Episcopal de EE.UU. y de la aprobación del Consejo Ejecutivo de la Iglesia Episcopal en marzo próximo, la Diócesis de Cuba celebrará su primera convención junto con una celebración y visita del obispo primado Michael Curry.

“Estamos profundamente agradecidos al arzobispo Hiltz, al Consejo Metropolitano (de Cuba) y a la Iglesia Anglicana del Canadá por sus años de fiel compañerismo y apoyo a la Iglesia en Cuba”, dijo Robertson.

Delgado fue instalada en noviembre de 2010. Antes de eso, el obispo Miguel Tamayo, de la Iglesia Anglicana del Uruguay, prestó servicios como obispo interino durante seis años, dividiendo su tiempo entre Montevideo y La Habana. Obispos de Puerto Rico y la República Dominicana también han desempeñado ese papel, tanto Puerto Rico como la República Dominicana son diócesis de la IX Provincia de la Iglesia Episcopal.

El 27 de febrero, la Iglesia Episcopal dio a conocer una campaña para recaudar fondos de pensiones para clérigos activos y jubilados. El salario promedio de un sacerdote en Cuba es de $55 al mes; el gobierno cubano no reconoce la actividad religiosa como un empleo, lo cual hace que los clérigos no tengan derecho a pensiones o a seguridad social del Estado. A lo largo de los últimos 50 años, los clérigos han tenido que prescindir de sus pensiones . El establecimiento de un sistema de pensiones les brinda alguna seguridad a clérigos que ahora pueden contar con la Iglesia en su ancianidad, explicó Delgado.

El Rdo. Charles Robertson, canónigo del Obispo Primado para el ministerio fuera de la Iglesia Episcopal, hizo una presentación el 2 de marzo sobre los próximos pasos a seguir en el proceso de reintegración durante el 110º. Sínodo General. Foto de Lynette Wilson/ENS.

La Iglesia cubana tiene 23 clérigos que atienden a 10.000 episcopales en 46 congregaciones y misiones a través de la isla. En el momento del anuncio oficial, la Iglesia Episcopal ya había recaudado más de la mitad de la suma objetivo de $800.000. El dinero, que será administrado por el Fondo de Pensiones de la Iglesia, viene a compensar la ausencia de contribuciones durante la separación y a remediar una injusticia.

“Esto es parte de la obra de reconciliación, unirnos por encima de las divisiones históricas. Esto no se trata sólo de una recaudación de fondos: es seguir a Jesús y encontrar nuestro mutuo camino de retorno”, dijo Curry en un comunicado de prensa.

Durante la reunión del Consejo Ejecutivo en febrero, Curry se refirió a la campaña de pensiones y al regreso de la Iglesia de Cuba a la Iglesia Episcopal como un acto de “reconciliación, no importa lo que hagan nuestros gobiernos”. El gobierno de Obama intentó abrir las relaciones entre los gobiernos estadounidense y cubano. Antes de la elección de Donald Trump, se distendieron las restricciones de viajes impuestas a ciudadanos estadounidenses. En 2017, Trump reimpuso las restricciones.

-Lynette Wilson es reportera y jefa de redacción de Episcopal News Service. Traducción de Vicente Echerri.

The post La Iglesia cubana celebra 110 años y su ultimo sínodo antes de reintegrarse a la Iglesia Episcopal appeared first on Episcopal News Service.

Related Topics: