Estudio Bíblico: Epifanía 3 (B) - 2018

January 21, 2018

Jonás 3: 1-5, 10

En este pasaje, leemos la segunda mitad de la historia de Jonás. Aquí, Jonás sigue la petición de Dios de viajar a Nínive y proclamar el juicio de Dios contra la ciudad. La gente de Nínive escucha a Jonás, se arrepienten de sus malos caminos, ayunan y se visten a sí mismos, e incluso a sus animales, con cilicio y cenizas. Al ver su arrepentimiento, Dios cede, librándolos de la destrucción.

Anteriormente, por supuesto, Jonás había rechazado la orden de ir a Nínive, huyendo a través del Mediterráneo y verse engullido por un gran pez, y tres días después ser vomitado por el pez.

El libro de Jonás es gracioso. Un hombre huye de Dios y es tragado por un pez, y luego es vomitado en la orilla, lo que lo convence que, después de todo, tal vez debería llevar a cabo la misión que Dios le había encomendado. Los animales domésticos están vestidos de cilicio. Y cuando Dios cede, su profeta está enojado porque ha quedado como tonto.

El libro es divertido, pero también es una historia sobre la persistente llamada de Dios y la amplitud de su misericordia.

  • ¿Alguna vez has intentado evadir la llamada de Dios, solo para volver a encontrarte en el lugar donde comenzaste?
  • ¿Qué opinas del humor de la historia? ¿Podemos usar el humor para entender mejor a Dios?

Salmo 62: 6-14

El tema principal del Salmo 62 es una petición a confiar en Dios, más allá de los poderes y de las riquezas de este mundo.

Pero el salmo es más que una petición a la confianza. También es un poema. “Solo por Dios, mi alma en silencio espera”, comienza con un lenguaje poético.

El alma del salmista puede esperar en silencio, sin problemas y sin ansiedad, porque es a Dios a quien se le espera: se le espera con perfecta confianza.

En el lenguaje del salmo, Dios es roca y salvación, roca fuerte y refugio, fortaleza, fuente de poder y el destinatario apropiado del amor, la esperanza y la confianza firmes.

  • ¿Cómo puedes cultivar la actitud del salmista, de esperar a Dios con tu alma en silencio?
  • ¿Qué significa confiar en Dios como roca fuerte y refugio, y poner tu amor, esperanza y confianza en Dios?

1 Corintios 7: 29-31

Pablo escribe extensamente a la iglesia de Corinto sobre el matrimonio y el divorcio y otras relaciones sociales. Muchos de sus consejos pueden parecernos anacrónicos hoy en día, pero subyace e informa a todo lo que escribe dando la sensación de que el tiempo se ha acortado y el mundo está desapareciendo. Para Pablo, esta visión escatológica presta urgencia a la vocación de todos los cristianos a dedicarse al Señor, más allá de cualquier obligación terrenal. “Quienes se ocupan del mundo” deben actuar “como si no tuvieran ninguna relación con él”.

  • Dados los muchos cientos de años que han pasado desde que Pablo escribió a los corintios, ¿podemos recuperar la urgencia de la visión de Pablo de un mundo que incluso ahora está pasando?
  • ¿Qué podría significar para cada uno de nosotros mantener a la ligera las cosas de este mundo y poner nuestra confianza en Dios?

Marcos 1: 14-20

El pasaje del Evangelio de hoy toca temas de llamadas y de un mundo que pasa y que también se pueden encontrar en las otras lecturas del día.

Jesús proclama la venida del reino de Dios y pide a los que le oyen que se arrepientan, se conviertan, y crean en las buenas nuevas.

Jesús llama a Simón y Andrés, Santiago y Juan, de su trabajo como pescadores. Los cuatro hombres lo siguen inmediatamente, abandonando las redes, la familia, los trabajadores contratados y los barcos de pesca que aún flotan en el mar. Esta es una historia de una respuesta a la llamada de Dios que suena muy diferente de la obediencia lenta y reacia de Jonás.

  • ¿Qué deberíamos abandonar para seguir a Jesús? ¿Y podemos esperar hacerlo con la rapidez de Simón, Andrés, Santiago y Juan?
  • ¿Qué llamadas escuchamos en nuestras propias vidas? ¿De qué maneras estamos llamados a seguir a Jesús en nuestro propio tiempo? 

 
 
 
 
 
 
 

Contacto