Carta desde Lusaka: un equipo de la Iglesia Episcopal escribe a la Iglesia tras la conclusión de la reunión de CCA

April 19, 2016

El equipo de tres miembros de la Iglesia Episcopal que asistió a la 16ª reunión del Consejo Consultivo Anglicano en Lusaka, Zambia, ha escrito a la Iglesia  la letra que sigue.

19 de abril del 2016
 

Estimados hermanos y hermanas en Cristo en la Iglesia Episcopal:

La 16ª sesión del Consejo Consultivo Anglicano ha concluido hoy en la catedral de la Santa Cruz en Lusaka, Zambia, y esta noche y mañana, estamos diciendo adiós a nuestros compañeros miembros del CCA de toda la Comunión Anglicana e iniciando nuestro camino a casa.

El CCA16 estuvo pleno de alegría, gracia y amor cuando cerca de setenta hermanas y hermanos anglicanos en Cristo, laicos, sacerdotes y obispos, nos reunimos en oración, estudio de la Biblia, y culto. Nuestro tiempo juntos durante los últimos trece días ha demostrado de forma visible, una vez más, nuestra unidad en la diversidad como provincias de la Comunión Anglicana. Al conocer a otros anglicanos de todo el mundo en los debates, en torno al altar, en los descansos, y en las comidas, hemos aprendido unos de otros lo que significa el discipulado intencional a través de nuestras diferencias como Cuerpo de Cristo en el mundo de hoy. Estamos agradecidos a Dios y a la Iglesia Episcopal por este privilegio de representar a nuestra iglesia en el Consejo Consultivo Anglicano.

Debido a que esta reunión del CCA se llevó a cabo a la sombra de la Asamblea de los Primados y Reunión en enero que buscó el restringir nuestra participación como miembros de la Iglesia Episcopal, queremos asegurarles que participamos plenamente en esta reunión y que se nos dio una calurosa bienvenida e inclusión por otros miembros del CCA. El Arzobispo de Canterbury Justin Welby informó al CCA sobre la Asamblea de Primados y Reunión [ver aquí] en el primer día de la reunión. Más allá de ese informe, los miembros del CCA parecían tener poca energía para responder a la petición de los primados sobre consecuencias, sobre el discutir los desacuerdos sobre la sexualidad humana, o sobre emprender la petición del Secretario General Josías Idowy-Fearsib de la Comunión Anglicana de seguir el Pacto Anglicano. De hecho, ayer, esa resolución que trataba de buscar más consecuencias en contra de la Iglesia Episcopal se retiró justo antes de que estuviera programada para el debate.

Por el contario, nuestros compañeros miembros del CCA y nosotros fuimos animados por nuestras preocupaciones compartidas sobre el discipulado intencional, la violencia de género, el cambio climático, la violencia por motivos religiosos, la seguridad alimentaria y otros temas que nos afectan a todos a través de la Comunión Anglicana. La oración de la mañana, el estudio bíblico sobre el libro de Rut, y la Eucaristía diaria dio forma a nuestros días, y nuestra Eucaristía de apertura el 10 de abril con 5000 anglicanos de toda la Provincia de África Central sirvió como un recordatorio alegre de que nuestra identidad como anglicanos no se encuentra principalmente en las estructuras o en los documentos de gobierno sino en nuestra unidad como cuerpo de Cristo reunido en torno a una mesa. Nuestros anfitriones en la Provincia de África Central habían estado planeando este encuentro durante dos años y nos ofrecieron a nosotros y a todos los miembros del CCA y huéspedes una hospitalidad extraordinaria, incluyendo la organización de visitas a las congregaciones locales el 17 de abril, donde cantamos, bailamos y oramos durante horas y fuimos tratados como invitados de honor.

El 15 de abril, nosotros tres tuvimos la oportunidad de conocer de manera informal al Arzobispo Justin, a Caroline su esposa y a miembros de su personal en el palacio de Lambeth. Nuestra conversación fue fácil, abierta y honesta, y nos fuimos de la conversación con la convicción de que aunque el arzobispo no está de acuerdo con las acciones de nuestra Convención General relacionadas con la igualdad en el matrimonio, está firmemente comprometido con nuestra unidad como Comunión Anglicana y con la autonomía de las provincias anglicanas. Expresó un profundo deseo de que la Iglesia Episcopal siga comprometida e implicada en la vida de la Comunión Anglicana. Estamos muy agradecidos al arzobispo Justin por tomarse el tiempo de reunirse con nosotros, por su franqueza, y por asegurarnos de su respeto hacia nosotros y hacia la Iglesia Episcopal.

Esta fue la primera reunión del CCA al que tanto Arzobispo Justin como el Secretario General de la Comunión Anglicana Josías Idowu-Fearon asistieron, ya que ambos son relativamente nuevos en sus puestos. Encontramos el proceso y el programa de la reunión, especialmente los días de apertura, estar compuestos principalmente de informes preparados por el personal de la Oficina de la Comunión Anglicana. Hubiéramos preferido más tiempo interactivo con nuestros compañeros miembros del CCA como experimentamos en reuniones anteriores del CCA.

La labor del Consejo Consultivo Anglicano y de la Oficina de la Comunión Anglicana es supervisada por un Comité permanente, con un Presidente y Vice-Presidente, elegidos por los miembros del CCA en cada reunión. El CCA16 eligió una lista de dos laicos, un sacerdote, y dos obispos para la Comisión Permanente que son ampliamente inclusivos en género, edad y geografía. La canóniga Margaret Swinson, una laica de la Iglesia de Inglaterra, fue elegida nuestra Vicepresidente y el Arzobispo Paul Kwong de Hong Kong Sheng Kung Hui, Presidente. Observamos que la elección de un arzobispo como presidente de la ACC significa que los cuatro Instrumentos de Comunión ahora están a cargo de un primado, tal vez ilustrando una tendencia hacia el aumento de la autoridad primacial en la Comunión Anglicana. Además, a pesar de las resoluciones anteriores del CCA respaldando la paridad de género en los órganos de dirección anglicanos, esta reunión incluyó a 50 hombres y solo a 20 mujeres entre sus miembros. Sin embargo, el CCA en su conjunto, mantiene su compromiso con la plena participación de todo el pueblo de Dios, especialmente las mujeres, los jóvenes y laicos en la vida y obra de la Comunión Anglicana. Por lo tanto, nos alienta el apoyo abrumador del CCA para explorar la posibilidad de un Congreso Anglicano en el 2025 (Resolución D9) y para la ampliación de la representación juvenil en el ACC (Resolución D4).

Dejamos Lusaka con un enorme agradecimiento hacia el Consejo Consultivo Anglicano, hacia nuestros compañeros miembros del CCA de todo el mundo, y a la generosidad de nuestros anfitriones aquí en Zambia. En nuestro tiempo juntos como hermanas y hermanos en Cristo hemos sido testigos una vez más de la amplitud y diversidad de nuestra familia mundial de iglesias conocidas como la Comunión Anglicana. Agradecemos a Dios por las muchas y diferentes formas en que los anglicanos de todo el mundo están participando en la misión de Dios de  la restauración y la reconciliación y de nuestra unidad como discípulos de Jesús. Como miembros del CCA estamos firmemente comprometidos a la plena participación de la Iglesia Episcopal en la Comunión Anglicana.

Gracias por sus oraciones y su ayuda mientras hemos representado a la Iglesia Episcopal en el CCA16. Por favor, únase a nosotros en continua oración por todos los miembros del CCA a medida que viajan a casa para compartir nuestra unidad como anglicanos que participan en la misión de Dios.

Fielmente

Rosalie Simmonds Ballentine
Ian T. Douglas
Gay Clark Jennings

Miembros de la Iglesia Episcopal del 16o Consejo Consultivo Anglicano, Lusaka, Zambia