Carta Pastoral Episcopal, Anglicana, Luterana publicada en el 10º Aniversario de la Celebración de la Comunión Plena

Carta Pastoral Episcopal, Anglicana, Luterana publicada en el 10º Aniversario de la Celebración de la Comunión Plena

La Iglesia Episcopal, la Iglesia Anglicana de Canadá, la Iglesia Evangélica Luterana de Canadá, la Iglesia Evangélica Luterana de América
April 26, 2011

“Esperamos con interés el desarrollo de relaciones más plenas que conduzcan a una común misión, ministerio y testimonio en el mundo”

Los líderes de la Iglesia Episcopal, la Iglesia Anglicana de Canadá, la Iglesia Evangélica Luterana de Canadá y la Iglesia Evangélica Luterana de Estados Unidos han publicado una Carta Pastoral para la celebración, el 1 de mayo, del 10 º aniversario de la comunión plena.

“Sobre la base de Llamados a la misión común y la Declaración de Waterloo”, dice la carta, “esperamos con interés el desarrollo de relaciones más plenas que conduzcan a una misión, ministerio y testimonio en común en el mundo”.

Llamados a la misión común, hacia una comunión plena entre la Iglesia Episcopal y la Iglesia Evangélica Luterana de América, y su similar documento canadiense, la Declaración de Waterloo, entre la Iglesia Anglicana de Canadá y la Iglesia Evangélica Luterana de Canadá, ambos entraron en vigor en 2001. El aniversario de este hito histórico se celebrará el 1 de mayo con la Rvdma. Katharine Jefferts Schori, Obispa Presidente y Primado de la Iglesia Episcopal, el Obispo Mark Hanson, Obispo Presidente de la Iglesia Evangélica Luterana de América, el Rvdmo Fred Hiltz, Primado de la Iglesia Anglicana de Canadá, y la Obispa Susan Johnson, Obispa Nacional de la Iglesia Evangélica Luterana de Canadá. El 1 de mayo, tendrán lugar celebraciones simultáneas a las tres de la tarde (tiempo del Este) en la iglesia anglicana de San Pablo, Fort Erie, Ontario y en la iglesia luterana de la Santísima Trinidad, Buffalo, NY (Diócesis del Oeste de Nueva York). El Obispo Johnson presidirá en la iglesia anglicana de San Pablo y predicará la Obispa Presidente Jefferts Schori. El Obispo Presidente Hanson presidirá y el arzobispo Hiltz  predicará en la iglesia luterana de la Santísima Trinidad.

La Carta Pastoral en su totalidad se encuentra a continuación:

__________________________________________________________________

Carta Pastoral en Ocasión de la Celebración del 10 º Aniversario de Comunión Plena: 
Iglesia Anglicana de Canadá, la Iglesia Evangélica Luterana de Canadá, la Iglesia Evangélica Iglesia Luterana de América y la Iglesia Episcopal 
1 de mayo 2011

Gracia y paz a ustedes.

Hace diez años, cuando los luteranos y los anglicanos de Canadá y de Estados Unidos nos embarcamos en viajes hacia la comunión plena, prometimos nuestro compromiso a la unidad en Cristo por el bien de la misión de la iglesia de Cristo. En este aniversario, nos alegramos y damos gracias por aquellos lugares de cooperación y ministerio que nuestros acuerdos han hecho posibles. Somos conscientes de que nuestras conmemoraciones en Buffalo y Fort Erie este día tienen lugar durante los gran cincuenta días de Pascua. Como el Señor Resucitado sopló su Espíritu sobre sus discípulos y les mandó a predicar el Evangelio hasta los confines de la tierra, continuamos pidiendo al Espíritu Santo de Dios que nos capacite continuamente para vivir juntos ese llamado.

Hemos escogido un lugar cerca de la frontera entre nuestros países para celebrar nuestros acuerdos históricos, para ofrecer un testimonio unificado de la gracia salvadora de nuestro Señor Jesucristo, para compartir nuestro compromiso de renovación en la Iglesia de Cristo y en la creación de Dios, y para servir a nuestro prójimo necesitado.

A medida que continuamos este viaje, hacemos un llamado a nuestros pastores, obispos y a los líderes de las denominaciones y de las congregaciones para que activen una participación en la misión de Dios y un aumento en su capacidad de multiplicar el ministerio en el mundo.

Reconocemos el llamado de Dios a servir y proteger a la Tierra en vista de las amenazas mundiales sin precedentes a nuestro aire, tierra y agua. Los principios de la justicia nos piden que vivamos de una manera más sostenible personalmente y en comunidad, y que trabajemos para lograr los cambios sistémicos que apoyen el cuidado de la creación de Dios y de nuestros vecinos. Reconocemos que nuestra economía se basa en una visión del mundo que ve la creación como un “recurso” en lugar de algo sagrado, de valor intrínseco y “muy bueno”. Como resultado, a menudo saqueamos la creación, y así sufre el bienestar de comunidades de bajos ingresos y de minorías, así como otras realidades más allá de las comunidades humanas. Pedimos a nuestras congregaciones e instituciones que promuevan y encarnen una economía más sostenible y compasiva. También desafiamos a nuestras congregaciones e instituciones a que tomen decisiones y apoyen normas para reducir nuestro consumo colectivo de energía, reduciendo así la contaminación y el cambio climático que se deriva de la quema de combustibles fósiles. Hacemos un llamado a nuestras cuatro iglesias a que trabajemos juntos en asuntos de justicia ambiental.

Como pueblo de fe, tenemos una fuerte tradición de ayudar a nuestro prójimo necesitado. Estas obras de caridad son una expresión integral de nuestra fe y ayudan a satisfacer las necesidades inmediatas de las personas que viven en la pobreza y a los afectados por desastres. Este es el momento de trabajar también por la justicia, para abogar por soluciones más substanciales a largo plazo, que creen un programa de lucha contra la pobreza que todos podamos apoyar. Vamos a seguir alentando a los miembros de nuestras congregaciones a que satisfagan las necesidades inmediatas, pero también les pedimos que se unan y presionen a nuestros gobiernos para que se centren seriamente en la reducción de la pobreza. Debemos continuar abogando por un empleo decente y por una mejora de nuestra red de seguridad social - y continuar garantizando que todos tengan la oportunidad de acceder a ambos. El trabajar juntos en cuestiones de pobreza y justicia económica es un área donde nuestras cuatro iglesias pueden forjar un testimonio común importante.

Al reunirnos en la frontera de nuestros países, somos dolorosamente conscientes de los problemas de la inmigración y de las personas que carecen de estatus legal de inmigración a lo largo de todas las fronteras del mundo. En nuestro propio contexto, somos conscientes de los que han emigrado a nuestros países a unirse con sus familias para trabajar o buscar refugio de la persecución o de la violencia. Innumerables familias están separadas por rigurosas leyes de inmigración. Como cristianos, estamos obligados por la vida y las enseñanzas de Cristo a acoger al extranjero como vecino, y a servir, como Cristo lo hizo, a los que están marginados. En nuestros ministerios nacionales e internacionales con y hacia los migrantes y refugiados, continuamos abogando por una reforma migratoria integral.

Somos conscientes de que casi todos nosotros somos inmigrantes: vivimos en naciones construidas en terrenos quitados a otros. Nuestras iglesias tienen larga participación en la misión y evangelización de los Pueblos Originarios. Lamentablemente también contamos con una larga historia de marginación y opresión, a menudo a través de internados administrados por la iglesia, cuyos objetivos principales fueron la asimilación y la erradicación de la cultura y patrimonio de los Pueblos Originarios. A medida que expiamos por el pasado, hacemos un llamado a nuestras iglesias a continuar los procesos de diálogo, sanación y reconciliación. Hoy en día, la definición de Evangelismo y Misión se ha transformado en alianzas con los Pueblos Originarios y con sus ministerios caminando juntos con Cristo.

También somos conscientes de que nuestros propios arreglos de comunión plena reflejan esta frontera entre nuestros dos países: La Iglesia Evangélica Luterana de Canadá y la Iglesia Anglicana de Canadá están en comunión plena, y la Iglesia Evangélica Luterana de América y la Iglesia Episcopal están en comunión plena. Pedimos a nuestras cuatro iglesias que exploren la manera de formalizar nuestra relación y profundizar la colaboración entre nuestras cuatro iglesias. Sobre la base de Llamados a la misión común y la Declaración de Waterloo, esperamos con interés el desarrollo de relaciones más plenas que conduzcan a una misión, ministerio y testimonio en común en el mundo.

Colocamos nuestra confianza y esperanza en Cristo, que nos ha conducido hasta ahora en estas relaciones. Con audacia nos lanzamos ahora a una época de abrir nuevos caminos, de sembrar más semillas y atenderlas con el espíritu de una auténtica asociación en el Evangelio. Con humildad, le ofrecemos todo nuestro trabajo al Señor, en la esperanza de que nos lleve y a todos nuestros hermanos y hermanas en Cristo hacia una realización más plena de esa unidad por la que él ora.

En las palabras de la Declaración de Waterloo: “Nos regocijamos en nuestra Declaración como una expresión de la unidad visible de nuestras iglesias en el único Cuerpo de Cristo. Estamos dispuestos a ser colaboradores con Dios en cualquier tarea misionera de servir al Evangelio. Damos gloria a Dios ya por el don de nuestra unidad en Cristo, y oramos por la realización más plena de este don en toda la iglesia”. 

En las palabras de Llamados a la misión común: “No sabemos a qué nuevas, recuperadas o continuas tareas misioneras conducirá este Concordato a nuestras iglesias, pero damos gracias a Dios por guiarnos hasta este punto. Nos encomendamos a ese liderazgo para el futuro, confiando en que nuestra comunión plena sea testigo del don y objetivo ya presentes en Cristo, ´para que Dios sea todo en todos´”.

 

El Rvdmo. Mark S. Hanson

Obispo Presidente

La Iglesia Evangélica Luterana en América

El Rvdmo. Fred Hiltz  
Arzobispo y Primado 
La Iglesia Anglicana de Canadá

La Rvdma. Katharine Jefferts Schori  
Obispa Presidente y Primado 
La Iglesia Episcopal

La Rvdma. Susan C. Johnson 
Obispa Nacional
La Iglesia Evangélica Luterana en Canadá

_________________________________________________________________

 

La Iglesia Episcopal: www.episcopalchurch.org

La Iglesia Anglicana de Canadá: http://www.anglican.ca/

La Iglesia Evangélica Luterana de América: http://www.elca.org/

La Iglesia Evangélica Luterana de Canadá: http://www.elcic.ca/

 

Iglesia Luterana de la Santísima Trinidad, Buffalo, NY: http://www.holytrinitybuffalo.org/

Iglesia Anglicana de San Pablo, Fort Erie, Ontario: http://www.stpaulsfe.com/

 

Llamados a la misión común: http://www.episcopalchurch.org/110055_111495_ENG_HTM.htm

 

La Declaración de Waterloo:

http://www.elcic.ca/What-We-Believe/Waterloo-Declaration.cfm

 

Tagged in:

Share This: