Declaración del Obispo Primado sobre la tragedia en la sinagoga El Árbol de la Vida

Declaración del Obispo Primado sobre la tragedia en la sinagoga El Árbol de la Vida

October 27, 2018

El Obispo primado de la Iglesia Episcopal, Michael Curry, ha emitido la siguiente declaración:

Estimados amigos:

Estoy aquí en Des Moines, Iowa, en la convención de la Diócesis Episcopal de Iowa, y hace varias horas se habrán enterado, como nosotros todos, de que un pistolero entró en la sinagoga El Árbol de la Vida  [Tree of Life] en Pittsburgh. Varias personas han resultado muertas y heridas. Nuestros prójimos judíos, nuestros hermanos y hermanas, se sienten temerosos y debemos estar con ellos y brindarles consuelo y apoyo, a ellos y a todos. Informan que el pistolero no sólo vociferó  consignas antisemitas, sino que también vociferó y se pronunció en contra de los inmigrantes y los refugiados y otras personas.

Debemos orar, debemos orar por él, debemos orar por el espíritu de nuestra nación, para que se difunda un espíritu de amor y compasión y decencia y bondad, y que los espíritus de odio e intolerancia sean echados fuera. Pero, sobre todo, en este momento, oren por los que han muerto y por sus familias y sus seres queridos. Oren por los primeros que acudieron a intervenir, oren por nuestros hermanos y hermanas de la comunidad judía. Oren por la sinagoga El Árbol de la Vida. Oren por la ciudad de Pittsburgh. Oren por Estados Unidos. Oren por todos nosotros.

Y luego, salgan y hagan algo. Hagan algo que ayude a ponerle fin a la larga noche y contribuya a traer la luz del día. Visiten a un vecino. Recuérdenles a nuestros hermanos y hermanas judíos que no están solos. Ocúpense de alguien. Amen. Defienda lo justo y lo bueno. Oren pues. Y luego actúen.

Y oren:

Padre nuestro que estás en el cielo,

            santificado sea tu Nombre,

            venga tu reino,

            hágase tu voluntad,

           en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día.

Perdona nuestras ofensas,

            como también nosotros perdonamos

               a los que nos ofenden.

No nos dejes caer en tentación

            y líbranos del mal.

Porque tuyo es el reino, y el poder y la gloria

            ahora y por siempre. Amén.

Dios les ama. Dios les bendiga. Y que Dios nos sostenga a todos en esas todopoderosas manos de amor.

 

Rvdmo. Michael Curry

Obispo Presidente y Primado

de la Iglesia Episcopal

 

 

 

Share This: