El Obispo Presidente Curry: Mensaje de Pascua 2019

El Obispo Presidente Curry: Mensaje de Pascua 2019

“En los momentos de desesperación, en los momentos de mayor oscuridad, Dios había hecho algo increíble. Dios había resucitado a Jesús de entre los muertos”.
April 15, 2019

“En los momentos de desesperación, en los momentos de la mayor oscuridad, Dios había hecho algo increíble”, dijo el Obispo Presidente y Primado de La Iglesia Episcopal Michael B. Curry en su Mensaje de Pascua de 2019. “Dios había resucitado a Jesús de entre los muertos”.

El día festivo de la Pascua es el domingo 21 de abril.

El video está disponible aquí.
 

 

Lo que sigue es el texto del Mensaje de Pascua 2019 del Obispo Presidente:

Mensaje de Pascua 2019

La Reverendísima Barbara Harris fue la primera mujer ordenada y consagrada obispa en La Iglesia Episcopal y en la Comunión Anglicana. En su memoria, titulada ¡Aleluya, de todos modos! [ella] cita un viejo himno del evangelio que lo dice de esta manera:

Aleluya de todos modos
Nunca permita que los problemas le depriman
Cuando los problemas vengan hacia usted
Mantenga las manos en alto y diga
¡Aleluya de todos modos!

Cuando yo llegue al cielo, quiero encontrarme con una persona y su nombre es María Magdalena. Porque si alguna vez hubo otra Aleluya, de todos modos hermana, fue María Magdalena. Y su vida y ejemplo, nos dicen lo que significa seguir en el camino de Jesús, en el Camino del Amor.

María Magdalena apareció cuando otros no lo hicieron. María Magdalena habló cuando otros permanecieron en silencio. María Magdalena se puso de pie cuando los demás se sentaron.

El Evangelio de Juan nos dice que cuando muchos de los discípulos huyeron y abandonaron a Jesús, María Magdalena estuvo a su lado en la cruz. Aleluya de todos modos.

Contra todo pronóstico, nadando contra la corriente, María Magdalena estaba allí.

El Evangelio de Juan, en el capítulo 20, dice que temprano por la mañana, cuando todavía estaba oscuro, María Magdalena y algunas de las otras mujeres fueron a la tumba. Aleluya de todos modos.

Fueron a la tumba cuando no tenía ningún sentido. Fueron a la tumba cuando la evidencia estaba en contra de ellas. Jesús estaba muerto. Ellas lo sabían. El poder del Imperio había aplastado la esperanza del amor. Ellas lo sabían. Y se levantaron por la mañana y fueron a la tumba de todos modos. Aleluya de todos modos.

Pero más que eso, el Evangelio de Juan dice que estaba oscuro. Estaba oscuro. Ese no es solo el momento del día en el Evangelio de Juan. La oscuridad en Juan es el dominio del mal. En el Evangelio de Juan, cuando Judas abandona la última cena para traicionar a Jesús, Juan inserta un comentario entre paréntesis. Cuando Judas se va para traicionarlo, Juan dice: “Y era de noche”. La oscuridad es el dominio del mal, del odio, del fanatismo, de la violencia, del dominio del pecado, la muerte y el horror.

Y temprano por la mañana, cuando todavía estaba oscuro, María Magdalena fue a la tumba. Aleluya de todos modos.

La verdad es que ella no sabía que Jesús estaba vivo. Solo estaba haciendo lo que el amor hace. Cuidando a su amado, a su Salvador, a su amigo, en el momento de la muerte, para darle los últimos ritos del entierro. Y cuando llegó a la tumba, y las otras mujeres con ellos, finalmente descubrieron que Jesús estaba vivo, y en el silencio de la noche, en los momentos de desesperación, en los momentos de mayor oscuridad, Dios había hecho algo increíble. Dios había resucitado a Jesús de entre los muertos.

La verdad es que nadie vio a Jesús resucitar de entre los muertos, porque Dios lo había hecho en secreto y en silencio, cuando nadie estaba mirando.

Cuando yo estaba en la escuela secundaria, aprendí un poema compuesto por James Russell Lowell. Lo escribió en el siglo XIX, en uno de los períodos más oscuros de la historia de Estados Unidos, cuando este país fue destruido por la existencia de la esclavitud en medio nuestro. En esta gran nación de libertad, había esclavos retenidos en esclavitud. Y esta nación, literalmente, fue a la guerra, desgarrándose, tratando de encontrar la manera de hacer lo correcto. Y James Russell Lowell escribió, en medio de esta oscuridad, en esta hora oscura:

Aunque la causa del mal prospere, sin embargo, solo la verdad es fuerte. . .

Aunque su porción sea el patíbulo, y sobre el trono esté el mal
Con todo, ese patíbulo influye en el futuro, y tras un sombrío desconocido

Se encuentra Dios en la sombra, vigilando por los suyos.

Aleluya de todos modos.

Cristo ha resucitado
Es verdad, el Señor ha resucitado.

Que Dios le ame, que Dios le bendiga, y que Dios nos guarde a todos en esas manos poderosas de amor.

La Iglesia Episcopal invita a todos a unirse virtualmente a la congregación de San Pablo en la iglesia episcopal de San Pablo en Kansas City, Kansas, para los servicios de Semana Santa. Comenzando con el servicio de eucaristía y lavado de pies del Jueves Santo, el 18 de abril de 2019, la Oficina de Comunicación transmitirá en vivo los servicios de la Semana Santa hasta la Eucaristía festiva del Domingo de Pascua. Disponibles en el sitio web de la Episcopal Church website y en la Episcopal Church on Facebook page, como transmisiones en vivo, y posteriormente a petición, estas ofertas digitales hacen que la adoración de la Semana Santa sea accesible para aquellos que no asisten a un servicio o programa en una iglesia local.

Otras iglesias episcopales pueden estar transmitiendo en vivo sus servicios de Semana Santa y / o servicios de Pascua. Para obtener una lista de los servicios transmitidos en su área, comuníquese con su oficina diocesana.