Katharine Jefferts Schori, Obispa Presidente de la Iglesia Episcopal pide un tiempo de oración por Sudán como preparación al referéndum de enero

Katharine Jefferts Schori, Obispa Presidente de la Iglesia Episcopal pide un tiempo de oración por Sudán como preparación al referéndum de enero

September 15, 2010

Katharine Jefferts Schori, Obispa Presidente de la Iglesia Episcopal pide tiempo de oración por Sudán en una carta que ha emitido en la que detalla la importancia de Sudán y el próximo referéndum de ese país africano el 9 de enero de 2011 e insta a dar tres pasos: orar, estudiar y obrar.

"Como consocio de la Comunión Anglicana, el frágil estado de Sudan es una cuestión que nos preocupa", afirma. "Muchos de nosotros sabemos de, e incluso hemos conocido, algunos de los llamados "Muchachos Perdidos" de Sudán, que emigraron a Estados Unidos como refugiados a partir de 2001. Como resultado la Iglesia Episcopal tiene ahora un número de congregaciones y comunidades de fe de Sudán".

"Quiero retar a todos, como Iglesia, a orar por el pueblo de Sudán, a aprender más acerca de las fuerzas que impulsan a la violencia, y abogar por un referendo pacífico, y cualquiera que sea el resultado, un futuro pacífico", ordenó.

Concluye: "A medida que nos acercamos a la temporada de preparación para el Príncipe de la Paz, oremos para que su reinado sea una realidad en Sudán".

La carta de la Obispa Presidente, Jefferts Schori, se presenta en su totalidad al final.

La Iglesia Episcopal y Sudán
La Iglesia Episcopal ha mantenido fuertes lazos con Sudán durante muchos años. Por ejemplo, en la actualidad hay cuatro misioneros de la Iglesia Episcopal trabajando en Sudán.

"Sudán y la región de Darfur dentro del país, durante años han sufrido una guerra civil y genocidio", explicó el reverendo canónigo Petero Sabune, Oficial de Compañerismo con África de La Iglesia Episcopal, quien acaba de regresar de misión en África. "Un importante referéndum sobre el futuro de Sudán y sobre la libre determinación de su pueblo está previsto para enero de 2011. Pero no hay garantía de que ese referéndum se realice con toda tranquilidad. De hecho, todo indica que la violencia y tal vez la guerra civil estallen de nuevo tras el referéndum, no importa cuál sea el resultado".

Recursos
Un tiempo de oración por Sudán, se han preparado exhaustivos recursos e información para uso de personas, iglesias, grupos y diócesis, a fin de comprender mejor la situación y de participar en el proceso.

Los recursos de Un tiempo de oración por Sudán incluyen:

Un video que detalla por qué este referéndum es importante
Hojas de datos sobre la Iglesia Episcopal de Sudán, sobre las elecciones y los posibles resultados
Mapa de la zona afectada
Videos
Oraciones
Guía de Adviento para el estudio
Preguntas de discusión para grupos de jóvenes y foros de adultos
Recursos interactivos para ponerse en contacto con funcionarios nacionales electos
Formas innovadoras de tomar medidas tales como vigilias
Enlaces para obtener información y organizaciones, incluyendo la Red Episcopal de Políticas Públicas (EPPN), Amigos Americanos de la Iglesia Episcopal del Sudán (AFRECS), la Iglesia Episcopal de Sudán, y diócesis/iglesias.
Enlaces a blogs e información de los misioneros episcopales en Sudán

Los recursos de Un tiempo de oración por Sudán están disponibles aquí: http://www.episcopalchurch.org/sudan

El Arzobispo de la Iglesia de Sudán
El Arzobispo de la Iglesia Episcopal de Sudán, el Rvdmo. Dr. Daniel Deng Bul Yak, también ha emitido un llamado a la oración. "Pedimos sus oraciones por Sudán. Pedimos a todas las iglesias de África que se mantengan firmes con la gente de Sudán del Sur, Abyei, las Montañas de Nuba y el Nilo Azul, y apoyen la elección que hagan en el futuro referendo y en las consultas populares, ya sea para la unidad o la separación", dijo.

Y añadió: "La Iglesia global debe permanecer unida en apoyo de nuestros hermanos y hermanas que a diario son testigos de la fe en Jesucristo mientras que sufren al hacerlo. Si esto no sucede entonces el cristianismo en el norte de Sudán tiene el futuro más incierto e incluso se puede estar enfrentando a la destrucción".

Acerca de Sudán
Sudán es el país más grande de África en el área y es el décimo país más grande del mundo. Limita con otros nueve países, y es fundamental para los mundos africanos y árabes. Aquí se encuentran muchas expresiones de tradiciones de fe africana, musulmán y cristiana.

En el pasado reciente, el norte y el sur fueron gobernados por separado. Las guerras civiles que duraron cerca de 40 años llegaron a su fin en 2005 con el Acuerdo General de Paz (CPA), que dio la autonomía política al sur por seis años, a la que seguiría en 2011 un referéndum sobre la secesión. Ese referéndum está previsto para el 9 de enero de 2011.

Cerca del 17% de la población de Sudán vive con menos de 1,25 dólares EE.UU. al día.

Si el referéndum se desarrolla de una manera justa, la mayoría cree que el sur se separará.

Hay una miríada de cuestiones pendientes en el camino hacia la paz, entre ellas: justa participación en los ingresos del petróleo; definición de las fronteras; derechos de uso del Nilo, que divide el país; pago de la deuda al Banco Mundial; reconocimiento de los derechos religiosos y civiles para todos los sudaneses; y el cese total de la violencia en Darfur.

El presidente Barack Obama ha declarado: "Sudán es una prioridad para esta administración, particularmente en un momento en el que clama por la paz y la justicia".

La Iglesia Episcopal de Sudán tiene su sede en la ciudad sureña de Juba y cuenta con 4 millones de miembros. Ha mantenido una voz permanente y abierta a favor de la paz. La Iglesia Episcopal no está ni a favor ni en contra de la secesión", sino más bien a favor de la paz.

La secesión del Sur dejará a los episcopales del norte en necesidad de protección. Los derechos de los musulmanes y de otras religiones minoritarias del sur, en su mayoría cristiano, también necesitarían protección.

Carta de la Obispa Presidente, Katharine Jefferts Schori

Mis hermanos y hermanas de la Iglesia Episcopal:

La Iglesia Episcopal de Sudán ha sido importante líder nacional y fuente de paz y reconciliación durante las hostilidades y guerras de las últimas décadas. Sudán se enfrenta a un referéndum en enero de 2011, durante el cual la mayoría de los observadores esperan que el Sur de Sudán vote para convertirse en una nación independiente.

Como consocio de la Comunión Anglicana, el frágil estado de Sudán es una cuestión que nos preocupa. La mayoría de nosotros sabemos algo de la violencia y el derramamiento de sangre en Darfur, que ha sido bien publicitado por los medios de comunicación. Muchos de nosotros sabemos, e incluso hemos conocido, algunos de los llamados "Muchachos Perdidos" de Sudán, que emigraron a Estados Unidos como refugiados a partir de 2001. Como resultado, la Iglesia Episcopal tiene ahora un número de congregaciones y comunidades de fe en Sudán.

Los episcopales han comenzado a aprender acerca de la violencia que continúa enfrentando el pueblo de Sudán, tanto en el sur como en el norte. Las facciones en guerra en Sudán llegaron, en 2005, a un acuerdo de paz que disminuyó el nivel de violencia, pero no desapareció. Parte de ese Acuerdo General de Paz convocó un referéndum sobre la libre determinación y posible independencia del Sur de Sudán, que se celebrará en 2011.

La actual entidad política llamada Sudán es el resultado de su historia colonial relacionada con Egipto y Gran Bretaña. Desde su independencia en 1956, ha sido azotada por la guerra civil y la continua violencia política y militar. Sudán tiene importantes recursos naturales, especialmente en forma de petróleo, la mayoría de los cuales se encuentra en el sur de Sudán. El gobierno centralizado de Sudán en Jartum está liderado por el presidente Omar al-Bashir, que ha sido acusado de crímenes de guerra internacional. Sudán del Sur tiene una participación en el gobierno nacional y goza de gran autonomía como región. Sudán del Norte es principalmente musulmán y la ley sharia es la base de la justicia. Sudán del Sur es el hogar de los cristianos y de los que practican religiones tradicionales africanas.

La Iglesia Episcopal de Sudán tiene aproximadamente 5 millones de miembros, y ha sido líder en la búsqueda de los derechos humanos básicos, incluyendo la libertad religiosa, así como en la ardua labor del establecimiento de la paz. Muchos observadores creen que existe una alta probabilidad de un resurgimiento de la violencia con la aproximación del referéndum o después de él, sobre todo a causa los prejuicios religiosos y el control de los recursos petroleros.

El mundo tiene una participación significativa en la paz en Sudán, pues cualquier acto de violencia desatada allí rápidamente puede desestabilizar a las naciones vecinas de Egipto, Eritrea, Etiopía, Kenya, Uganda, Congo, África Central, Chad y Libia. Los obispos sudaneses que conocí en 2008 me contaron vivas historias de ver el traslado de armas hacia el sur de Sudán en jeep y en camello. Los obispos y sus congregaciones, y muchos, muchos civiles a su alrededor, anhelan la paz para lograr formar familias y recoger cosechas, para educar a sus hijos y adorar a Dios según lo deseen.

Estados Unidos es una nación fundada sobre principios basados en la libertad religiosa, la autodeterminación y el control de los recursos de las tierras que ocupa. Los nativos americanos desafiarían a los que llegaron después acerca de todos esos principios y la manera en que fueron (o no) defendidos, sin embargo, la mayoría de los estadounidenses, independientemente de su patrimonio, ven esos principios como fundacionales. Las Naciones Unidas mantienen principios similares como base de los derechos humanos. Sudán se encuentra en angustia debido a una lucha nacional para alcanzar la libertad y los derechos humanos básicos.

Quiero retar a todos, como Iglesia, a orar por el pueblo de Sudán, a aprender más sobre las fuerzas que impulsan a la violencia, y abogar por un referendo pacífico, y cualquiera que sea el resultado, un futuro pacífico. Nuestro personal ha preparado recursos para que sean utilizados en su congregación y en la diócesis.

La Iglesia Episcopal puede estar en solidaridad con nuestros hermanos y hermanas en Sudán al entrar en una temporada de preparación mediante la oración, el estudio y la acción. A medida que nos acercamos a la temporada de preparación para el Príncipe de la Paz, oremos para que su reinado sea una realidad en Sudán. Las oraciones y el trabajo de la gente en todo el mundo pueden ayudar a preparar el camino.

Les saluda atentamente,

Su hermana en Cristo,

La Rvdma. Katharine Jefferts Schori

Obispa Presidente y Primada

__________________________________

La Iglesia Episcopal bienvenida a todos los que adoran a Jesucristo en 109 diócesis y tres áreas regionales en 16 países. La Iglesia Episcopal es una provincia miembro de la comunión anglicana mundial.

Recursos para Un tiempo de oración: http://www.episcopalchurch.org/sudan
Iglesia Episcopal de Sudán: http://www.sudan.anglican.org/

La Iglesia Episcopal: www.episcopalchurch.org

Facebook: http://www.facebook.com/episcopalian

Twitter: http://twitter.com/iamepiscopalian

YouTube: http://www.youtube.com/TECtube

 

Tagged in:

Share This: