La Obispa Presidente Episcopal Katharine Jefferts Schori Mensaje de Cuaresma 2015

La Cuaresma es "un viaje que trata de la iluminación si estamos dispuestos a pensar de esa manera".
February 10, 2015
By: 
The Public Affairs Office

"Esa cruz que hacemos en la frente el Miércoles de Ceniza es un recordatorio de la cruz que se hizo en el bautismo", dijo Obispa Presidente de la Iglesia Episcopal Katharine Jefferts Schori en su mensaje de Cuaresma 2015.

El vídeo del mensaje de la Obispa Presidente está aquí

La Cuaresma es un tiempo para la reflexión cristiana que comienza el Miércoles de Ceniza (18 de febrero) y concluye en Pascua (5 de abril).

La Obispa Presidente también señaló que la Cuaresma es "un viaje que trata de la iluminación si estamos dispuestos a pensar de esa manera".

Lo que sigue es el mensaje de Cuaresma 2015 de la Obispa Presidente

La Cuaresma está a punto de comenzar. Esa palabra inglesa proviene de otra del inglés antiguo que significa "alargar", y es un recordatorio de que los días son cada vez más largos a medida que avanzamos de la oscuridad del invierno hacia el verano.

Pero en otras lenguas, sobre todo en español y francés, la palabra para "Lent" refleja "cuarenta días" "cuaresma". Cuarenta días de vagar por el desierto, cuarenta días de Jesús en el desierto.

Se trata también de un viaje. Y es un viaje que trata de la iluminación, si estamos dispuestos a pensar de esa manera.
 

La Cuaresma es una antigua tradición de solidaridad y preparación para los que se preparan para el bautismo en la Vigilia de Pascua. Siempre ha sido un tiempo dedicado a la oración y al estudio, al ayuno, a la abnegación y a la limosna, compartiendo lo que tenemos con los que no tienen. La oración es una oportunidad para reflexionar sobre el que camina con nosotros en el desierto, que trae luz al mundo. El estudio es una oportunidad de hacer las mismas cosas indagando en la historia de nuestra tradición, donde seres humanos han encontrado luz y dirección en su viaje por este mundo. El ayuno y la abnegación son una reflexión interior sobre qué es lo que nos mantiene en la oscuridad, o qué es lo que nos mantiene sin dirección, o qué nos mantiene demasiado centrados en nosotros mismos. Y se convierte en una invitación a orientarnos hacia afuera y compartir lo que tenemos con los que no tienen. Para construir solidaridad entre el pueblo de Dios y el resto de la tierra.

Uno de los Miércoles de Ceniza más memorables que he pasado fue en San José, Costa Rica, en una escuela de niños. Me pidieron que colocara las cenizas en la frente de los niños pequeños. Fue una experiencia provocadora en el sentido más profundo, recordar a los niños muy pequeños que son mortales.

Esa cruz que hacemos en la frente el Miércoles de Ceniza es un recordatorio de la cruz que se hizo en el bautismo. Queda sellado por el Espíritu Santo en el bautismo y marcado como propiedad de Cristo para siempre. La cruz que hacemos el Miércoles de Ceniza es un recordatorio de que eres polvo y al polvo volveremos, que compartimos ese polvo con cualquier otro ser humano que haya caminado jamás por este planeta, que compartimos ese polvo con las estrellas y los planetas, que compartimos ese polvo con todo lo que se ha creado. Estamos hechos para la relación con el creador y la creación.

Cuaresma es un viaje para caminar hacia esa luz. Que éste sea un año bendito.
 

 

La Reverendísima Katharine Jefferts Schori

Obispa Presidente y Primada

Iglesia Episcopal

 

 

 

Iglesia Episcopal: www.episcopalchurch.org

Facebook: www.facebook.com/episcopalian

Twitter: www.twitter.com/iamepiscopalian

YouTube: https://www.youtube.com/user/EpiscopalChurchYT

Tagged in: Lent