La obispa presidente escribe a Obama sobre el proceso de paz israel-palestino

La obispa presidente escribe a Obama sobre el proceso de paz israel-palestino

January 21, 2011

16 de enero 2011

Honorable Barack Obama 
La Casa Blanca 
Washington, DC 20500

Estimado Sr. Presidente:

Escribo para compartir las opiniones de la Iglesia Episcopal sobre la posible resolución del Consejo de Seguridad de las UN, resolución relativa a la construcción de asentamientos en curso por el gobierno israelí.

En primer lugar, apoyamos los esfuerzos de la administración como agente de negociaciones directas entre el Estado de Israel y la Autoridad Palestina. Al igual que usted, creemos que no hay sustituto para las negociaciones bilaterales hacia una solución de dos Estados que respete la soberanía y la seguridad de Israel y cree un estado viable e independiente para el pueblo palestino. Sólo las negociaciones directas y el compromiso compartido pueden producir una paz viable y sostenible para las dos partes. Por esta razón, es imperativo que Estados Unidos tome medidas audaces y decisivas para reactivar el estancado proceso de paz.

El proyecto de resolución que circuló entre los estados miembros de la ONU es un síntoma de la frustración por el estancamiento actual del proceso de negociaciones. En cierto sentido, la resolución no dice nada nuevo, simplemente reitera declaraciones anteriores de Estados Unidos y de la comunidad internacional en oposición a la construcción de asentamientos, y edifica sobre la base de acuerdos existentes entre Israel y los palestinos. En otro sentido, sin embargo, el objetivo de la resolución, según lo declarado por sus seguidores, es crear una chispa política en un momento de reposo.

Si el proyecto de resolución es considerado por el Consejo de Seguridad, Estados Unidos no debería ejercer su derecho de veto contra él. Si lo hace, enviaría una señal equivocada a ambas partes, ya que sería interpretada por muchos como una ruptura del pasado de posiciones de EE.UU. contra la construcción de asentamientos, incluida la declaración firme de este mes por la secretaria de Estado Hillary Clinton en respuesta a la demolición del histórico Hotel del Pastor en la Jerusalén oriental. Por otra parte, el veto socavaría la credibilidad de EE.UU. como un agente leal y honesto entre las dos partes y crearía nuevos niveles de frustración y desconfianza entre el pueblo palestino.

Sin embargo, las resoluciones del Consejo de Seguridad no son una alternativa a una solución negociada entre israelíes y palestinos. Los temas actuales de fronteras, seguridad,  refugiados y el estado de Jerusalén no se pueden resolver sin negociaciones directas. Por esta razón, la respuesta adecuada del gobierno de Estados Unidos a los esfuerzos presentes del Consejo de Seguridad es de trabajar con urgencia para reactivar un proceso de negociaciones que origine medidas inmediatas y sostenibles hacia una paz justa, global y duradera.

Gracias por considerar esta importante cuestión, y por favor sepa que esto va con mi oración por usted y por todos los que realizan el trabajo costoso de servicio público. Sinceramente, 

Su sierva en Cristo,

 

La Revdma Katharine Jefferts Schori

Obispa Presidente y Primada

Iglesia Episcopal

Tagged in:

Share This: