Estudio Bíblico

This page is available in: English

Estudio Bíblico: Propio 11 (C) – 2016

July 18, 2016


Amós 8: 1-12

En esta sección de Amós vemos una narración de juicio, así como de la naturaleza humana. Se nos recuerda que habrá momentos en los que ser responsables de nuestras obras puede parecernos un castigo o una reprobación de Dios. También se nos pide que recordemos que Dios está siempre presente y observa nuestras acciones, a pesar de que la presencia de Dios no se pueda sentir. Estamos quebrantados en nuestra humanidad y por lo tanto tomaremos decisiones que desagradan a Dios, sin embargo, el ser juzgado no necesariamente significa la pérdida de la gracia y de la misericordia de Dios. Como cristianos se nos pide que participemos en un mundo roto con la voluntad de compartir el mensaje de amor y gracia de Dios a pesar de la sentencia, los conflictos y la desesperación. Esto es parte de nuestro caminar en el movimiento de Jesús.

  • ¿Por qué juzgamos?
  • ¿Quién tiene el derecho a juzgar?
  • ¿Dónde reside la misericordia de Dios en la existencia?
  • ¿Dónde reside la misericordia de Dios en el juicio?
  • ¿Siente usted que su amor a Dios hará que sea juzgado por los no creyentes?

Salmo 52

¿Cómo es de fuerte su fe en Dios? Tome un momento para pensar cuánta confianza y fe tiene usted en Dios. En este salmo, se nos alienta a no presumir de lo que hacemos ya sea negativo o positivo. Se nos pide que edifiquemos a otros y a nosotros mismos sin buscar reconocimiento. Se nos recuerda a que busquemos y veamos lo bueno en todos, no solo en unos pocos. El olivo representa el crecimiento y la fuerza de Dios en nuestras vidas. Se nos recuerda que cuando cultivamos la presencia de Dios en nuestras vidas la misericordia de Dios será eterna y arraigada en el bien no en la destrucción.

  • ¿Tiene una fuerte fe en Dios?
  • ¿Cómo  podría usted colocar su profesión o logros por delante de Dios?
  • ¿Qué papel tiene Dios en nuestro éxito?
  • ¿Dónde está Dios en su relación consigo mismo y con los demás?

Colosenses 1: 15-28

Muy a menudo damos gracias y alabanza a Dios sin reconocer el regalo de Dios de Cristo y nuestra capacidad para compartir y exponer sus enseñanzas. Al igual que Pablo tenemos el encargo de compartir la plenitud de la palabra de Dios como parte del movimiento de Jesús. Se nos pide que reconozcamos la existencia de Cristo en nosotros mismos y en los demás. Sin embargo, a menudo no logramos salir fuera de nosotros mismos y de las circunstancias inmediatas para ver y ser como Cristo con nosotros mismos y los demás.

  • ¿Cómo se vive la plenitud de Dios en el mundo?
  • ¿Qué cualidades de Cristo observa también en usted mismo y en los demás?
  • ¿Con qué frecuencia acepta la oportunidad de difundir las enseñanzas y la palabra de Dios?
  • ¿Puede la palabra de Dios ser observada a través de las obras y no de las palabras? ¿Si es así, cómo?

Lucas 10: 38-42

Vivimos en una época en la que la mayoría de las personas sucumbe a múltiples distracciones. Siempre hay una necesidad de completar el trabajo y las tareas, incluso hasta el punto de privarnos, por las muchas tareas, de experimentar plenamente lo que estábamos haciendo. Estar ocupado no significa necesariamente que una persona tenga más éxito, a pesar de que nuestros logros y autoestima a menudo sean percibidos por lo ocupados que estamos.

La lectura del Evangelio nos invita a que estemos ocupados solo el tiempo suficiente para estar presentes con nosotros mismos y con Dios. El pasaje también nos invita a recordar y advertir dónde  buscar y encontrar a Dios en nuestras vidas.

Observe la forma en que las definimos por lo que hacen (profesión, tareas, etc.) o por  quiénes son (presencia, cuidado,  perspicacia) y cuál les permite experimentar más la presencia de Dios.

  • ¿Se define usted a sí mismo por su profesión o por las tareas que completa? Si es así, ¿por qué o por qué no?
  • ¿Dónde experimenta la presencia de Dios?
  • ¿Cuándo se experimenta la ausencia de Dios?
  • ¿Cuándo  se encuentra usted más cerca de Dios?

This page is available in: English

¡No olvide suscribirse al podcast Sermons That Work para escuchar este sermón y más en su aplicación de podcasting favorita! Las grabaciones se publican el jueves antes de cada fecha litúrgica.

 
 
 
 
 
 
 
 

Contacto:
Rvdo. Richard Acosta R., Th.D.

Editor, Sermones que Iluminan

This page is available in: English