Estudio Bíblico

This page is available in: English

Estudio Bíblico: Cristo Rey (B) – 2012

November 25, 2012


2 Samuel 23:1-7

En el rey David vemos a un hombre tanto de triunfo como de infortunio. Este rey astuto aumentó en estado derribando a Goliat, pero el rey David no sería el rey que iba a derrotar a la muerte. Su última canción en el Segundo de Samuel nos recuerda que el tiempo restringe incluso el caminar humano de un rey en la tierra. En el domingo de Cristo Rey, sin embargo, la última canción del rey David nos prepara para recibir al niño Jesús en el mundo – el Rey eterno cuya canción todavía suena en las iglesias, hogares y comunidades de todo el mundo. En nuestra preparación para el Adviento, esta lectura nos ayuda a ver que el liderazgo de Dios en el mundo es eterno y que el liderazgo continuo de Dios en la tierra por medio de Cristo trasciende las limitaciones humanas.

  • ¿Por qué celebramos los momentos de transición?
  • ¿Cómo nos preparamos a nosotros mismos y a nuestras comunidades?

Salmo 132:1-13, (14-19)

Cuando yo era adolescente, los líderes jóvenes de mi iglesia me llevaron a mis amigos y a mí a una serie de paseos. Durante estos viajes, nuestros líderes nos dieron rienda suelta a escuchar cualquier tipo de música que quisiéramos durante el camino. A medida que nos dirigíamos al museo, a la zona de acampada, al comedor social, etc, gritábamos a todo pulmón canciones populares. A menudo, el viaje en coche fue la parte más memorable del viaje.

He perdido el contacto con la mayoría de mis amigos del grupo de jóvenes y el gusto por la música ha cambiado, pero de vez en cuando, escucho alguna de las canciones que mis amigos y yo solíamos cantar en nuestras paseatas y siento un profundo sentimiento de arraigo a pesar de nuestra separación física. Estos recuerdos me mantienen unido al Dios que está más allá de nuestro alcance, del tiempo y, por suerte, de mi preferida música de adolescente.

Aunque no podemos precisar la derivación exacta del Salmo 132, un canto a menudo agrupado en una colección llamada “salmos de la subida” (Sal 120-134), tenemos evidencia de que podría tener su origen en los viajes de peregrinación a Jerusalén. Al recordar al rey David a través del canto, los antiguos israelitas recordaban las muchas maneras en que Dios obró a través de la vida de David. Estos recuerdos crearon una imagen de la realeza eterna que seguiría en la vida, muerte y perpetuo recuerdo de Cristo que celebramos hoy.

  • ¿Qué te invita a cantar tu corazón?
  • ¿Qué canciones asocias con tu caminar hacia Cristo?

Apocalipsis 1:4 b-8

“Yo soy el alfa y la omega, dice el Señor Dios, el que es y que era y que ha de venir”.

Me pregunto por qué el escritor del Apocalipsis no proclama que Dios es todas las letras del alfabeto griego. ¿No nos ayudaría esto a imaginar al Dios que es así como al Dios que era y que ha de venir? Esta imagen de Dios – la del día de hoy – es para mí la más difícil de imaginar a diario. Cristo vino a la tierra para modelar al Dios que es, pero a veces me siento tan perdido en mi propio qué es – trabajos escolares, proyectos en la casa, reuniones de negocios, – que pierdo de vista lo más importante, el DIOS EL QUE ES. Sólo cuando vivo plenamente en la vida de la comunidad – en la iglesia sin muros de servicio, en la amistad y en la familia – recuerdo la presencia diaria de Dios en mi vida.

  • ¿Cómo conectamos con Dios con los sentidos de la mirada, el gusto, el tacto y el olfato?
  • ¿Cómo te ayuda la vida en comunidad a encontrar al Dios que es?

Juan 18:33-37

Inmediatamente después de este pasaje, Pilato pregunta a Jesús: “¿Qué es la verdad?” ¿Qué es la verdad? Bueno, nunca recibimos una respuesta directa a esta pregunta. La pregunta sin respuesta perdura en nuestras mentes mientras Pilato se acerca a consultar “los judíos”. (Aquí, pongo “judíos” entre comillas para enfatizar cómo el evangelio de Juan se refiere a los adversarios de Jesús, en general, como “los judíos”. Juan no utiliza el término de manera anti-semita).

Me pregunto qué es lo que Pilato estaba pensando cada vez que iba y venía entre Jesús y la multitud de judíos que gritaba. ¿Quién es este hombre que proclama ser de otro mundo, y por qué está en mi cuartel general? O: ¿Por qué no puede esta gente manejar su propio juicio y castigo? En este caso, el evangelio de Juan presenta a “la verdad” como una pregunta sin respuesta intercalada entre Jesús y sus adversarios.

Hoy, reconocemos en Cristo una verdad que puede ser difícil de explicar a nuestros amigos, vecinos y a la familia humana. El movimiento de Pilato de ida y vuelta entre Jesús y la gente imita nuestra propia lucha para vivir en esa verdad.

  • Así que: ¿Cómo compartimos una verdad compleja con el mundo?

This page is available in: English

¡No olvide suscribirse al podcast Sermons That Work para escuchar este sermón y más en su aplicación de podcasting favorita! Las grabaciones se publican el jueves antes de cada fecha litúrgica.

 
 
 
 
 
 
 
 

Contacto:
Rvdo. Richard Acosta R., Th.D.

Editor, Sermones que Iluminan

This page is available in: English