Estudio Bíblico

This page is available in: English

Estudio Bíblico: Cuaresma 1 (C) – 6 de marzo de 2022

March 06, 2022

[RCL] Deuteronomio 26:1-11; Salmo 91:1-2, 9-16; Romanos 10:8b-13; Lucas 4:1-13

El tiempo litúrgico de la Cuaresma nos ofrece tanto una invitación divina como un mapa. Encarna los primeros tres elementos del Camino del Amor: Cambiar. Aprender. Orar. Una Cuaresma bien hecha nos prepara para poder Adorar, Bendecir, Ir y Descansar de una manera más profunda al final de la temporada. En la iglesia primitiva, este era un tiempo para preparar a los nuevos convertidos a la fe.

¿Qué es la invitación? La invitación es a seguir el ejemplo de Jesús al emprender el viaje de la Cuaresma de 40 días al desierto de nuestra propia tentación. Es una época del año en la que recordamos el modelo de Jesús de reclamar un tiempo excepcional. En este tiempo excepcional, siguió al Espíritu al mismo lugar que generalmente tratamos de evitar: la tentación. Por lo general, oramos: “No nos dejes caer en la tentación”. En esta temporada de excepción de la Cuaresma, seguimos a Jesús mientras pasamos tiempo intencionalmente enfrentando verdades sobre cosas difíciles. Las tentaciones sin control dañan nuestras comunidades, nuestro sentido de identidad y nuestras relaciones con los demás. En las palabras de la colecta, rezamos: “Apresúrate a socorrer a los que somos atacados por múltiples tentaciones”.

¿Qué es el mapa? El mapa es una construcción cuidadosa del espacio creado y del propósito. Jesús siguió la dirección del Espíritu Santo. Se fue solo al desierto. Estuvo 40 días. Hacemos un plan sobre el lugar y el tiempo. Nos alejamos. Establecemos intenciones. Eliminamos del juego todo lo que no sea de misión crítica. El objetivo es prestar atención a las formas en que nuestra hambre pueda alejarnos de nuestra relación con Dios. ¡A medida que aprendemos, tomamos notas!

Jesús comenzó su ministerio, después del bautismo en el río Jordán, tomando primero lo primero. Se alejó guiado por el Espíritu, a un lugar desierto. No era cómodo ni familiar. ¿Por qué? Tal vez la sencillez intencional agudiza los sentidos. En un lugar de frontera con carencia, somos vulnerables. En un lugar como este, se nos recuerda que la comodidad no siempre es nuestra amiga. La disciplina cuaresmal de renunciar a algo es para ayudarnos. Con una rutina más simple, más libre de distracciones ordinarias, Jesús modela creando un contexto excepcional en el que se puede prestar atención al proceso de PERCCIBIR y PRACTICAR.

Jesús pudo observar cómo se le manifestaba el tentador porque no estaba distraído. Pudo advertir cómo el tentador utilizó diferentes ángulos de manipulación: deseo de comodidad; deseo de poder; deseo de favor. Jesús practicó el apoyarse en su puente de amor hacia Dios: las Sagradas Escrituras. Los eslóganes de los 12 pasos funcionan de la misma manera. “Haz lo siguiente bien”. “Un día a la vez”. “Sólo por hoy”. Estos lemas nos ofrecen un guion al que recurrir en momentos cuando la mente no es lo suficientemente rápida como para innovar la defensa de un impulso poco saludable. Así también, la Sagrada Escritura sirve como faro de luz cuando estamos tambaleándonos. El tiempo del desierto nos ayuda a ver cómo el tentador se aprovecha de nosotros. Es interesante. Jesús ora por nosotros. El enemigo se aprovecha de nosotros. Suenan tan similares y, sin embargo, son mundos diferentes. El tiempo dedicado a prestar atención nos ayuda a saber qué es qué cuando la vida se vuelve confusa.

Jesús modeló el hacer espacio antes de comenzar su ministerio. Necesitaba experimentarlo mientras era todo en lo que se estaba enfocando. Más tarde, cuando estaba ocupado en el ministerio, pudo recordar el mapa. Yoda envió a Luke Skywalker a la cueva de Dagobah para enfrentarse a su sombra antes de que fuera puesto a prueba más tarde en la batalla. El tiempo en el desierto nos da la oportunidad de practicar. Más tarde, en medio de un ministerio ocupado, Jesús estará preparado. Cuando Pedro trata de tentar a Jesús para que evite ir a Jerusalén para proteger su seguridad física en vez de seguir la dirección de Dios, Jesús sacará de su bolsillo trasero las notas del mapa. Se remontará a ese rico tiempo en el desierto y se dará cuenta de lo que está sucediendo. ¡Este es un llamado a que de nuevo salga pan de las piedras! “Quítate de mí, Satanás”. ¿Habría Jesús reconocido esto tan fácilmente, en un momento de ministerio activo, si no hubiera respondido a la invitación del Espíritu de ir a prepararse? Una temporada anual de la Cuaresma de reflexión y confesión regular son buenas reglas para vivir

Para mí, la tentación me puede sorprender cuando no he prestado atención a lo que estaba pasando. Podría haber estado sonriendo y seguir adelante, pero luego mi cuerpo me da alguna especie de señal, una advertencia temprana de que el tentador está en marcha. Podría ser un dolor de cabeza o una sensación de presión e inquietud en el pecho. El tentador puede usar mi necesidad de complacer o mi evasión del conflicto a partir de viejos guiones de la infancia. En el evangelio de Lucas, Jesús eligió la identidad de “tentado” y no la de “bienaventurado” como primer acto de ministerio. Nosotros en las comunidades de fe haríamos bien en seguir el ejemplo de Jesús. En verdad, somos bendecidos. Pero me pregunto cómo abrazando “tentado” podría haber afectado el papel de la iglesia en perpetuar del privilegio blanco en este país. Me pregunto cómo podría haber afectado el papel de la iglesia en el abuso de niños. Un Inventario Espiritual anual ayuda a mantener al pueblo de Dios humilde y a las comunidades de Dios honestas. ¿Quién está siendo apartado de la mesa de Dios? ¿Quién de nosotros está siendo oprimido o empujado a los márgenes? Esta invitación es para la salud de nuestra comunidad compartida y nos ayuda a todos a vivir más plenamente el sueño de Dios para nuestro reino.

Cada Cuaresma se convierte en una oportunidad para sincerarnos con nosotros mismos y con Dios. En este tiempo, podemos prepararnos para el ministerio del próximo año. Me pregunto qué temprano en la Epifanía deberíamos comenzar a estar realmente listos para aceptar esta invitación. Esto nos es contracultural, el sacar tiempo para abstenernos de complacernos a nosotros mismos. Pero Dios tiene una obra importante para nosotros. Y si no estamos en términos honestos con las cosas que se esconden en nuestro desierto, listos para esclavizar y secuestrar nuestro albedrío, no podemos desempeñar nuestro papel en la tarea del reino. Dios no necesita la Cuaresma. Nosotros sí. Dios ya conoce la miríada de maneras en que nos hemos equivocado. El objetivo de este viaje de la Cuaresma no es para la edificación divina de Dios, sino para la nuestra. Esta es una invitación y un mapa para enfrentarnos a nosotros mismos en el desierto para que realmente podamos mostrarnos como gente de Pascua.

Al final del pasaje de Lucas que describe la tentación de Jesús, agrega la inquietante frase: “Cuando el diablo hubo terminado todas las pruebas se apartó hasta el momento oportuno”.  No se trata solo de la Cuaresma. La Cuaresma nos da la oportunidad de volver a suscribirnos a nuestra fe. O, como dirían los de los 12 pasos, “Manténgalo verde”. Incluso mientras hacemos este trabajo en la Cuaresma para volvernos especialmente claros con nosotros mismos y limpios con Dios, también debemos tener en cuenta que el trabajo en el que estamos invirtiendo necesita tener un vehículo regular para la activación. En los 12 pasos, dicen: “Sigue regresando, funciona cuando lo trabajas”. No necesitamos vivir con miedo, pero sí necesitamos vivir en la verdad. El tentador/probador espera por tiempos oportunos. ¿Y cuándo llegan los tiempos oportunos? En los momentos inoportunos. Cuando estamos menos preparados. Cuando hemos bajado la guardia espiritual. Necesitamos hábitos regulares de permanecer cerca, como son: Cambiar. Aprender. Orar. Adorar. Bendecir. Ir. Descansar.

  • ¿Cómo podría ser su mapa de la Cuaresma al responder a la invitación de ir al desierto? ¿Qué tiempo excepcional puede crear para conocer sus tentaciones?
  • ¿Qué pasajes de las Escrituras guían sus acciones cuando es tentado?

This page is available in: English

¡No olvide suscribirse al podcast Sermons That Work para escuchar este sermón y más en su aplicación de podcasting favorita! Las grabaciones se publican el jueves antes de cada fecha litúrgica.

 
 
 
 
 
 
 
 

Contacto:
Rvdo. Richard Acosta R., Th.D.

Editor, Sermones que Iluminan

This page is available in: English