Estudio Bíblico

This page is available in: English

Estudio Bíblico: Cuaresma 2 (C) – 13 de marzo de 2022

March 13, 2022

[RCL] Génesis 15:1-12, 17-18; Salmo 27; Filipenses 3:17-4:1; Lucas 13:31-35

Génesis 15:1-12, 17-18

Aquí nos encontramos con un Abram frustrado y exhausto. Después de recibir la palabra del Señor de que él y su descendencia serán bendecidos, Abram y su familia soportan una avalancha aparentemente interminable de circunstancias difíciles. Debido al hambre, se ven obligados a abandonar su hogar. En Egipto, Abram se convence de que la belleza de su esposa Saray es una amenaza para su supervivencia, por lo que crea un plan que resulta en que ella sea traficada al harén del faraón. Después de salir de Egipto, Abram y su sobrino, Lot, se ven envueltos en una disputa familiar. En el próximo capítulo, la guerra ha estallado y Lot ha sido capturado por fuerzas rivales. Abram se ve obligado a ir a la batalla. Sobrevive, solo para descubrir que él y su esposa, ya mayores, no parecen poder concebir.

¡¿Cómo puede confiar en que Dios cumplirá sus promesas en tales condiciones?! Hasta ahora, el historial de Dios no es muy bueno.

Pero entonces aparece Dios. Dios le pide a Abram que prepare un ritual del pacto. Dios visita el lugar del sacrificio en forma de llama, pasando entre los animales desmembrados como muestra formal del compromiso de Dios con la promesa. Pero incluso cuando Dios aparece literalmente, Abram queda estupefacto en una oscuridad aterradora. Tal vez su dolor y trauma hayan nublado su visión. O tal vez la realidad de la presencia de Dios desplace estos dolores en su propia demostración de poder abrumador.

  • ¿Cuándo ha dudado de la promesa o de la presencia de Dios?
  • ¿Hay momentos en su vida en los que trató de ver a Dios obrando en el momento, pero ve la presencia de Dios más claramente en retrospectiva?
  • ¿Qué pasajes de las Escrituras e historias le sostienen en momentos de duda?

Salmo 27

Los eruditos sugieren que los Salmos son una colección de canciones y poemas litúrgicos escritos y recopilados durante varios siglos. Al igual que nuestro himnario, hablan de las circunstancias del momento y adquieren nuevo significado a medida que cada generación los incorpora a su vida de adoración. El Salmo 27 ofrece un poderoso ejemplo de alabanza y súplica. Comienza con una descripción de las promesas cumplidas de Dios antes de pasar a las descripciones relacionales y rituales de la comprensión de Dios por parte del escritor. Termina con peticiones a Dios para que proteja al escritor y lo mantenga cerca de Dios. Las muchas orientaciones y expresiones sinceras de las alegrías, esperanzas y temores del escritor nos recuerdan que, en los flujos y reflujos de nuestras propias vidas, podemos compartirlo todo con Dios y con los demás.

  • ¿Cuál es uno de sus himnos favoritos y por qué?
  • ¿Cuándo le ha resultado fácil dar gracias a Dios?
  • ¿Qué temores y luchas presenta a Dios?

Filipenses 3:17-4:1

Al igual que Abram, nos encontramos con Pablo en un estado de coacción. Probablemente encarcelado en Éfeso al momento de escribir, podemos sentir su deseo urgente de que Dios cumpla sus promesas. Pablo les dice a sus hermanos en Cristo que la humillación corporal que pueden experimentar a manos de la sociedad y de los poderes terrenales está siendo transformada por medio de Cristo. Le recuerda a la iglesia de Filipos que su identidad política como súbditos romanos no define quiénes son; Cristo es su rey y el cielo es su verdadero hogar. En medio de la opresión y la confusión, pueden reclamar la esperanza de Cristo y su reino.

  • ¿Qué identidades tiene? ¿Cuáles le gustaría poder rechazar o adoptar?

Lucas 13:31-35

En el comentario a Lucas, John T. Carroll escribe: “La finalización escatológica aún puede estar por venir… pero ahora la salvación está ocurriendo en la esperanza, infundiendo caminos mediante la presencia de Jesús”. En la primera parte de este pasaje, vemos el enfoque de Jesús en el presente y futuro cercano, un recordatorio de que las promesas de Dios irrumpen en nuestra vida diaria incluso mientras esperamos su cumplimiento final. Dios está en movimiento: hay motivos para la esperanza.

Pero ¿qué es esta charla sobre los profetas y Jerusalén? Jesús sugiere que los que matan a los profetas no son extraños, sino personas poderosas y persuasivas dentro de su propia religión y cultura. En otras palabras, las mayores amenazas para la transformación social y religiosa son aquellos dentro del movimiento que, ya sea obsesionados con su propio estatus o temerosos de las repercusiones del cambio, sofocan las voces proféticas entre nosotros.

  • ¿Dónde ve indicios de la obra de Dios en su vida, en la comunidad o en el mundo?
  • ¿Cuándo se ha sentido obligado a hablar? ¿Cómo respondieron su familia, amigos u otros miembros de la iglesia?

This page is available in: English

¡No olvide suscribirse al podcast Sermons That Work para escuchar este sermón y más en su aplicación de podcasting favorita! Las grabaciones se publican el jueves antes de cada fecha litúrgica.

 
 
 
 
 
 
 
 

Contacto:
Rvdo. Richard Acosta R., Th.D.

Editor, Sermones que Iluminan

This page is available in: English