Estudio Bíblico

This page is available in: English

Estudio Bíblico: Cuaresma 2 (C) – 2016

February 21, 2016


Génesis 15: 1-12, 17-18

Abrahán sufre de visión de túnel. A pesar de que es un hombre pleno de espíritu que está dedicado a Dios, la visión de Abrahán se centra únicamente en lo que está justo ante él. Abrahán todavía no se ha sometido a la voluntad de Dios y permitido a Dios que le abra los ojos para que vea los efectos del amor infinito de Dios y la posibilidad. La miopía de Abrahán le lleva a centrarse en el hecho de que no tiene hijos y en lo que actualmente posee. Por ello, la promesa de Dios de una descendencia que supere el número de estrellas en el cielo y la propiedad de grandes cantidades de tierra, supera su entendimiento humano. Pero este es el quid del pasaje; Abrahán aún camina por medio de la vista humana y no con la fe. Someterse a la voluntad de Dios significa necesariamente que también tenemos que colocar plena confianza y fe en el Señor. La cura perfecta y completa de la miopía espiritual del ser humano es la fe en la gracia abundante de la Santísima Trinidad.

  • ¿Cuáles son las cosas materiales y terrenales que deben ser abandonadas a fin de caminar con la fe y no por medio de la vista?
  • ¿En qué fuentes o personas confías para obtener la claridad espiritual de pensamiento y orientación?

Salmo 27


Glorioso es el Señor, que es la roca de nuestra salvación y nuestra fortaleza en tiempos de angustia. El salmista parece estar profundamente turbado en su reflexión y la petición de clemencia de Dios en el Salmo 27. Preocupado por la amenaza de ejércitos, de enemigos y falsos testigos de Dios es el denominador común que puede proporcionar una vía de escape ante el sufrimiento, el daño y la persecución. En un grito de ayuda y protección, el escritor busca los atributos paternales de Dios para la protección y la seguridad. Si hay un salmo que acentúa lo que significa el ser beneficiario de la gracia de Dios en la tierra, ese lo es el Salmo 27.

  • Al celebrar la alegría de ser miembros del reino de Dios, ¿cómo describimos el denominador común en nuestra vida espiritual (Dios)?
  • Por el contrario, al reflexionar en nuestras vidas, ¿cómo crees que Dios nos describiría?

Filipenses 3: 17-4: 1


San Pablo, anteriormente principal perseguidor ahora convertido en el principal defensor de los cristianos ofrece una advertencia a los “enemigos de la cruz de Cristo”. Es decir, si colocas tu atención en las cosas de la tierra, tu gloria será vergüenza y destrucción. San Pablo traza a los miembros de la iglesia en Filipos una línea divisoria entre las ganancias terrenales y la recompensa celestial. La ciudadanía de valor no está en la tierra sino en el cielo con nuestro Señor de Salvador Jesucristo. El ajetreo de este mundo dicta que estemos envueltos en el intento de hacer valer, redefinir o identificar el papel de las comunidades en las que vivimos. Afirmamos nuestra identidad a través de la ciudadanía, la comunidad, los grupos sociales, la religión, la familia y los amigos. Nuestra pertenencia a estos grupos mueve nuestra existencia diaria terrenal.

  • ¿Con qué frecuencia consideramos lo que se necesita para adquirir y mantener la membresía en el cielo?
  • ¿Cuáles son los requisitos específicos que Jesucristo nos exige para obtener la ciudadanía eterna en el cielo?


Lucas 13: 31-35

George Webb en su himno Stand up Stand up for Jesús era persuasivo cuando escribió, “de victoria en victoria a su ejército, él conducirá, hasta que todo enemigo sea vencido y Cristo sea en verdad el Señor”. En la lectura de hoy, Jesucristo se enfrenta a los viejos enemigos, los fariseos. A pesar de que Jesús obra milagros en beneficio de la comunidad, la élite religiosa no quiere formar parte de ella o de él. En respuesta Cristo es tenaz, desafiante y valiente al insistir en que la obra de Dios es de suma importancia ante cualquier solicitud o ley de Herodes o de los fariseos. La postura de Jesús es un recordatorio de que al seguirlo estamos llamados a defender la justicia, el amor y el bienestar de las comunidades que nos rodean. Esto puede significar renunciar a seres queridos o amigos, desafiando las normas sociales o haciendo lo que no es popular. También significa alegría llena de espíritu, un sinnúmero de bendiciones y una abundancia de gracia.

  • ¿De qué manera te ves siguiendo y defendiendo a Jesús?
  • ¿Cómo defiendes la justicia y el amor?
  • ¿Cuándo es difícil hacer eso? ¿Cuándo sería fácil?

This page is available in: English

¡No olvide suscribirse al podcast Sermons That Work para escuchar este sermón y más en su aplicación de podcasting favorita! Las grabaciones se publican el jueves antes de cada fecha litúrgica.

 
 
 
 
 
 
 
 

Contacto:
Rvdo. Richard Acosta R., Th.D.

Editor, Sermones que Iluminan

This page is available in: English