Estudio Bíblico

This page is available in: English

Estudio Bíblico: Epifanía 3 (A) – 2017

January 23, 2017


Isaías 9: 1-4

¡La transformación está a la mano! Se podría considerar este pasaje como un canto de restauración porque Isaías le está diciendo a Israel que se anime, ya que ha vivido a través de una conquista en la que los territorios tribales de Zebulón y Neftalí fueron capturados por los asirios. Pero Isaías tiene claro que habrá aún más que la restauración por delante: la oscuridad se desvanecerá, y habrá alegría y exultación.

Israel será salvo de la oscuridad de la opresión. Isaías habla de la liberación venidera del “yugo de su carga”, que es la “vara del opresor”, usando una expresión de su escrito. Él recuerda a la gente la forma en que Gedeón liberó a Israel “cómo en el día de Madián”. Ahora, por supuesto, Isaías tiene claro cuál es la fuente última de la liberación de esta generación. Sabemos esto porque si leemos algunas líneas más allá de este pasaje, Isaías da crédito al Señor de los ejércitos por la liberación de Israel.

Sin embargo, Isaías también nos dice que el pueblo de Israel tiene una función que ejercer. No sólo “verán una gran luz”, sino que también la luz brillará sobre ellos. En tiempos de oscuridad, todos buscamos esperanza para sostenernos hasta que podamos ver la gran luz de nuevo. ¿Por qué Dios podría alumbrar la luz sobre Israel? ¿Qué pasaría si esa luz brilla sobre la gente porque Dios les está mostrando que por sí mismos pueden salir de tiempos desesperados? ¿Y si esa luz fuera una puesta en marcha?

  • ¿De qué manera estarías llevando un yugo de opresión en tu propia vida?
  • ¿Cómo podrías beneficiarte o contribuir a la opresión de otros?
  • ¿De qué maneras podría la Luz brillar sobre ti para asumir la responsabilidad de una salida de la oscuridad? ¿Cómo podrías ser el cumplimiento de la promesa de Dios para alguien más?

Salmo 27: 1, 5-13

Dios es una fuente inagotable de fuerza y ​​valor para el salmista, el pozo que nunca se seca. ¡Oh, ser arrastrado con tal alegría que el deseo más afectuoso sea beber profundamente de él hasta el final de los tiempos! Esta es una canción de amor a Dios, y podemos sentir nuestro pulso elevarse cuando caemos en amor extático con lo Divino.

Cualquiera que haya estado enamorado reconocerá no sólo la alegría en el Amado, sino también el deseo de expresar la profundidad del propio amor. Pero esta no es una canción del amor humano de la vida de uno: ¡esta es una canción de amor a lo Último, a Dios! Y este Amado es, para cada uno de nosotros, nuestra luz, nuestra salvación. Entonces, ¿quién puede tener miedo cuando uno es arrastrado al amor con la fuerza más poderosa del universo? Está bien, tal vez estemos un poco asustados de que algo salga mal y lo perdamos. El salmista habla por todos los que han estado en un estado de gran amor y luego han dicho en silencio o en voz alta: “Por favor, no me dejes nunca”.

“No me desampares, oh Dios de mi salvación”. Pero no, no este Dios. Este es el Dios que siempre hablará a nuestros corazones y dirá “Busquen mi rostro”. Y puede que siempre lo hagamos.

  • ¿Qué significa buscar la cara de Dios? ¿Qué aspecto tiene el rostro de Dios para ti?
  • El salmista pide que él (o ella) pueda “morar en la casa del Señor todos los días de mi vida”. ¿Qué significa esto de morar en la casa del Señor?
  • ¿Por qué tienes miedo?

1 Corintios 1: 10-18

Es difícil no leer la carta de Pablo a los corintios sin pensar en la aplicabilidad de este mensaje a cualquier iglesia en el siglo veintiuno. Los cristianos somos seres humanos y no estamos de acuerdo en muchas cosas incluso dentro de una sola denominación. La organización de Pablo en esta carta a la joven iglesia de Corinto es tan importante, primero recordando a la gente que son hermanos y hermanas, una familia ahora, y luego recordándoles en cuyo nombre están unidos: Jesús.

Para que la iglesia de Corinto sea fuerte y sana, la base de su unidad está en la visión y propósito de Jesús. Eso es diferente de instar a la gente a que se pongan de acuerdo unos con otros y en armonía por su cuenta. Pablo constantemente señala a Jesús, diciendo la Buena Nueva, y recordando a la gente que es la Buena Nueva de Jesucristo, no de su propio ministerio. Sigue señalando a la cruz porque si la gente sólo se fijará en él, su unidad se desmoronará cuando no estuviera presente.

Pablo sabe que debe prestar atención a muchos lugares donde los gentiles oigan su mensaje, porque cree que debe invitar a todos al Cuerpo de Cristo. Esa es la misión a la que Dios lo ha llamado, ¡una misión de inclusión! Pablo le recuerda poderosamente a los miembros de la iglesia: que no es su iglesia (de Pablo). Tampoco es la iglesia de Apolos ni la de Céfas. La iglesia es el Cuerpo de Cristo.

  • ¿Cuáles son algunas maneras en que tu iglesia puede tener desacuerdos, y cómo pueden llegar a ponerse de acuerdo?
  • ¿Qué quiere decir Pablo en V. 18 cuando dice: “Porque el mensaje de la cruz es locura para los que se están perdiendo, pero para nosotros, que estamos siendo salvos, es el poder de Dios?”
  • Pablo exhorta al pueblo a estar unidos, en la misma manera de pensar y en el mismo propósito. ¿Cuál es ese propósito?

Mateo 4: 12-23

¿Le parece familiar? Mateo nos muestra el cumplimiento de la profecía de Isaías (la lectura de hoy de la Biblia hebrea) en este pasaje. Jesús recibe la noticia de que Juan ha sido arrestado, e inmediatamente sigue con el mensaje de Juan de arrepentimiento y la cercanía del reino de los cielos. Pero Jesús va más allá del mensaje de Juan, ahora tomando su ministerio en serio. Sabe que necesitará un equipo, y llama a sus cuatro primeros discípulos, dos conjuntos de hermanos. Es especialmente notable que se afirme que ambos conjuntos de hermanos  inmediatamente se fueron y siguieron a Jesús. No se detuvieron a pensar en ello y discernir lo que debían hacer cuando Jesús los llamó, dijeron “sí”, e inmediatamente lo siguieron.

Por lo tanto, Jesús y sus discípulos hicieron su camino por toda Galilea. Hizo lo que los judíos hacían en el primer siglo cuando querían adorar, recibir o dar instrucción y hablar de Dios; fue a las sinagogas. Jesús trabajó dentro de la estructura cultural de su tiempo.

Pero él también fue más allá de proclamar la Buena Nueva del reino de Dios desde la bema de una sinagoga. El pasaje de Mateo narra los viajes de Jesús por toda Galilea, curó “toda dolencia y toda enfermedad entre el pueblo”. ¡Qué extraordinario!

  • ¿Cuáles son algunas maneras en que Jesús te ha llamado a seguirlo? ¿Cuánto tiempo te llevó el decidir qué hacer?
  • ¿Cuál es el significado del ministerio de sanación de Jesús, y por qué se supone que se hace una distinción entre “enfermedad” y “dolencia”?
  • Cuando Jesús, y anteriormente Juan, dice “el reino de los cielos está cerca”, ¿qué quieren decir? ¿Es espacialmente cerca (cercano) o temporalmente cerca (que pronto  llegará)?

This page is available in: English

¡No olvide suscribirse al podcast Sermons That Work para escuchar este sermón y más en su aplicación de podcasting favorita! Las grabaciones se publican el jueves antes de cada fecha litúrgica.

 
 
 
 
 
 
 
 

Contacto:
Rvdo. Richard Acosta R., Th.D.

Editor, Sermones que Iluminan

This page is available in: English