Estudio Bíblico

This page is available in: English

Estudio Bíblico: Epifanía 4 (A) – 2017

January 30, 2017


Miqueas 6: 1-8

Dios está claramente decepcionado por la falta de fe de Judá en la acción de este pasaje de Miqueas, que profetizó a finales del siglo octavo antes de nuestra era a las élites de Jerusalén. Sucedió en un momento en que la adoración del templo se daba al máximo de todos los tiempos, sus arcas rebosaban. Y sin embargo, existían enormes disparidades en el tejido social del reino. La voz de Miqueas es una voz que habla en voz alta contra la injusticia de los planes de apropiación de tierras que explotan a los agricultores de su subsistencia, obligándolos a préstamos de supervivencia con las élites administrativas y conduciendo a la pérdida de herencias de tierras, creando una clase de campesinos. “Es sólo un negocio”, dice la gente. “¿No estamos cumpliendo con nuestras obligaciones en el templo? Dios, ¿qué más quieres de nosotros?

Es sorprendente lo fácil que puede uno ser engañado a creer que estamos cumpliendo con los términos de nuestro trato con Dios, simplemente porque eso es lo que creemos. Nuestra promesa se ofrenda a tiempo; venimos a adorar sin falta. Esas obras son importantes como miembros fieles de nuestras iglesias, pero Dios nos sacude de nuestra amnesia para recordar que también estamos llamados a ser miembros fieles de nuestras comunidades y del mundo. La inacción frente a la injusticia nos hace cómplices de esos errores. Poner nuestra fe en obra, “caminar la caminata” al paso de Dios y de nuestro prójimo es lo “más” que se nos pide.

  • ¿Qué ofrecemos a Dios como evidencia de nuestra fe?
  • ¿Cómo podemos transformar nuestra experiencia y participación en la liturgia dominical más allá de la puerta de la iglesia donde realmente se convierte en la “obra del pueblo”?
  • Si reconocemos prácticas en nuestra sociedad que abusan de los más vulnerables entre nosotros, ¿cómo podríamos, como cristianos, responder?

Salmo 15

¿Quién es digno de entrar en el templo? ¿Cuáles son nuestras credenciales? ¿Qué certifica nuestra pureza interna? Esta es la oportunidad de reflexión que el salmista nos ofrece mientras buscamos una audiencia con el Santo. La evidencia que se nos pide demostrar no se centra en Dios directamente, sino a través de la lente de nuestras interacciones con otros hijos de Dios.

Una lista de las cualidades fundamentales de aquellos que viven una vida sin culpa es: decir  la verdad, rechazar chismes y rumores, esforzarnos por poner énfasis en el bienestar de los demás, y confiar en Dios en todas las cosas,  aquí podemos reconocer nuestros propios votos bautismales. Esto no es una insignia que exhibimos orgullosamente a las puertas del templo para la práctica ritual apropiada, sino nuestra evidencia de vivir una vida ética. Ejercitar prácticas como el examen ignaciano o los pasos décimo (revisión diaria) y once (oración y meditación) de los Doce Pasos de Alcohólicos Anónimos pueden ser herramientas útiles para el autoexamen regular y para encontrar la guía de Dios mientras buscamos morar en el Santo habitáculo.

  • ¿Cómo estamos viviendo activamente los votos bautismales de manera que apoyen nuestros esfuerzos de vivir “una vida sin culpa”?
  • ¿Qué prácticas de autoexamen están presentes en tu vida hoy? ¿Cómo está Dios presente para ti en esas prácticas?
  • También podríamos hacer una pausa para preguntarnos dónde y cómo el salmista nos indica que nos  examinemos dónde nuestras acciones personales y sociales pueden servir para incluir o excluir a otros de una participación plena y alegre en la comunidad. ¿Es el precio de su entrada diferente de lo que nosotros mismos esperamos proporcionar?

1 Corintios 1: 18-31

“Porque la locura de Dios es más sabia que la sabiduría humana, y la debilidad de Dios más fuerte que la fortaleza humana”. 1 Corintios 1:25

Es intrigante pensar en Dios como “el Loco”. El papel del tonto en las obras de Shakespeare implica mucho más que el del hombre con sombrero cómico que ejerce de idiota, dando vueltas y divirtiendo a otros a su costa. El papel del tonto se emplea a menudo para señalar lo absurdo de los que están en el poder y para introducir temas subversivos en una trama. “Ese, por supuesto, es el gran secreto del tonto exitoso; es decir, que no es tonto en absoluto”. (Isaac Asimov)

Pablo está gastando toda la equidad que ha acumulado con la comunidad de Corinto para unirlos en la realidad de la gran locura de Dios ejercida por la muerte de Cristo en la cruz. Los seguidores del evangelio que Pablo predicó y enseñó están siendo confundidos y atraídos a seguir predicadores dinámicos con un mensaje más atractivo que la turbación y la vergüenza de la crucifixión. Pablo no se preocupa por sí mismo, sino por la salvación de la comunidad amada que se desvía de su devoción al Dios cuya muerte en la cruz y la resurrección es la definitiva subversión contra intuitiva.

  • ¿Cuáles son algunos mensajes convincentes predicados por “expertos” en nuestra sociedad que podrían alejarnos de las esperanzas y propósitos centrales de Dios para nosotros?
  • ¿Nos dice Pablo que debemos ignorar los dones de sabiduría y discernimiento que Dios nos ha dado?
  • ¿De qué maneras estamos llamados a ser tontos contraculturales de Dios? 

Mateo 5: 1-12

Las enseñanzas de Jesús en este preludio del Sermón de la Montaña están específicamente dirigidas a sus apóstoles. Las frases que comienzan con “bienaventurados” nos son muy familiares a los cristianos modernos; tan familiares que puede que tengamos una representación de ellas colgando de una pared en nuestros hogares. Pero estamos muy alejados del contexto en el que se pronunciaron. En el momento en que Mateo escribía el relato de las palabras del Maestro, sus oyentes habrían entendido la confusión real y actual que los seguidores de Jesús estaban experimentando como comunidad minoritaria de creyentes que vivía bajo un régimen opresivo. Ellos habrían abrazado el consuelo que Jesús ofreció, y entendido el ser “bendecido” como su inclusión en el reino venidero cuando Cristo regrese para establecer la justicia y la paz.

Una bienaventuranza a menudo malinterpretada en nuestra propia lectura contemporánea de la escritura se refiere a “los que lloran”. En lugar de referirse a la pérdida de un ser querido por la muerte, los contemporáneos de Mateo se habrían angustiado, “pobres de espíritu”, por la injusticia, la desigualdad y la violencia de la vida en el Imperio romano, condiciones lejos de las esperanzas de Dios para su pueblo. Del mismo modo, “los mansos” no son aquellos que simplemente se dejan dominar por los fuertes, sino que, por ser humildes, están abiertos a la confianza en Dios, asegurándose su lugar en el nuevo orden.

  • ¿Dónde en nuestra vida común el luto y el lamento pueden ser respuestas útiles?
  • ¿Cómo la práctica de la humildad ante Dios y los demás podría ser una fuerza de poder en tu vida?
  • ¿Hay alguna bienaventuranza que encuentres significativa en tu propia vida? ¿Por qué?

This page is available in: English

¡No olvide suscribirse al podcast Sermons That Work para escuchar este sermón y más en su aplicación de podcasting favorita! Las grabaciones se publican el jueves antes de cada fecha litúrgica.

 
 
 
 
 
 
 
 

Contacto:
Rvdo. Richard Acosta R., Th.D.

Editor, Sermones que Iluminan

This page is available in: English