Estudio Bíblico

This page is available in: English

Estudio Bíblico: Propio 8 (A) – 2014

June 29, 2014


Génesis 22:1-14

Este pasaje ha preocupado a los lectores durante siglos. La imagen de Dios pidiendo el sacrificio de un niño es a la vez inquietante y una visión de Dios que no universalmente es mantenida por los cristianos. El pasaje ha proporcionado una serie de interesantes y variadas interpretaciones de la noción de que no es Dios que está probando a Abraham, sino Satanás, a la extrapolación de Jesús como nuestro cordero sacrificado. El pasaje aún inspiró al filósofo Danés, Soren Kierkegaard “Temor y temblor”,  donde él pregunta si se debe obedecer a un mandato de Dios a pesar de ser moralmente incorrecto.

Tradicionalmente, se creía que el texto refleja un alejamiento del sacrificio de los primogénitos, que pertenecían a Dios, para el sacrificio de animales en su lugar. Además, y quizás más importante, leemos de la gran fe de Abraham en Dios – una fe tan fuerte que podría obedecer cualquier orden, incluyendo el asesinato de su hijo. Después de este pasaje se encuentra el gratificante premio de Dios por la fe de Abraham bendiciendo todas las naciones a través de la descendencia de Abraham. La vida de Isaac es crítica para que esto ocurra.

Mientras escribo esto, se llevan a cabo las actividades para celebrar el Día de los Caídos. Una de nuestras estaciones locales de televisión está transmitiendo fotos de los militares locales muertos en acción. Es desgarrador. Y un sacrificio que es casi incomprensible

  • ¿Nos pide Dios sacrificar a medida que vivimos nuestras vidas como testigos cristianos? Si es así, ¿cómo hacer un sacrificio por nuestra fe nos ayuda a crecer espiritualmente? O por el contrario, ¿lleva a obstaculizar este crecimiento?
  • ¿Hay un sacrificio demasiado grande que usted puede hacer como cristiano?

Salmo 13

Este salmo refleja el motivo tradicional de la desesperación/confianza/regocijo. Walter Brueggemann describe esto como una segura orientación/desorientación dolorosa/ reorientación sorprendente.

En los versículos 1 y 2, leemos de la confusión: “¿Dios, por qué estas cosas me están sucediendo a mí?” En el versículo 3, el escritor pide la ayuda de Dios. Los versos fundamentales son el 5 y 6. Aquí, nos encontramos con el uso del tiempo pasado. El escritor “puso su confianza” en la misericordia de Dios en el pasado y lo hace de nuevo. Esta fe resulta en el canto al Señor porque “ha tratado” con él ricamente. Dios ha estado presente previamente en momentos de dolor y confusión. Estas, experiencias de “Noche Oscura del Alma”, cuando el dolor y el sufrimiento pueden ser abrumadores también son momentos en los que nuestra fe puede ser lo más poderoso. Nuestra fe nos llevará a través del dolor.

Los salmos son una parte tan común de nuestra oración personal y corporativa que estos pueden ser más bien prosaicos. El poder de los salmos, sin embargo, es su capacidad para ayudar cuando le preguntamos a Dios “¿Por qué?” en los tiempos de crisis. Pueden proporcionar alivio, ya que nuestro dolor se refleja en los pasajes. Además, los salmos no son simplemente un “estado allí, hecho eso” la escritura de empatía, sino son una demostración de fuerza de lo que sucede cuando vivimos nuestras vidas en Dios. Lamentamos, cuestionamos, tenemos fe –y Dios responde.

Este salmo es un maravilloso ejemplo de una buena experiencia del Viernes Santo en la transición del Domingo de Pascua. A través de nuestra fe, entendemos que en la experiencia del Viernes Santo sufrimos a lo largo de la vida que termina con la experiencia del Domingo de Pascua con la misericordia de Dios.

  • Debata las veces que durante su vida se sintió lejos de Dios y cómo su amor traspaso a través de este dolor. ¿Qué papel cumplió su fe en esto?

Romanos 6:12-23

La lectura de las cartas de Pablo es como escuchar una parte de una conversación telefónica. Tenemos las respuestas de Pablo a situaciones que varias iglesias y la gente estaban experimentando que sólo nosotros podemos conjeturar.

Romanos es una carta que Pablo escribió a la iglesia que él no visitó ni encontró. Se cree que existía una comunidad cristiana madura en Roma en la época en la que Pablo escribió la carta.

Romanos es la más larga de las cartas de Pablo y de singular importancia para la comprensión de las doctrinas fundamentales de la vida cristiana. El tema central es la redención de Dios ofrecida a los judíos y gentiles por igual a través de la fe en Jesucristo. Debido a esto, los romanos se consideran rotundamente haber sido los más influyentes de las cartas de Pablo.

A pesar de este hecho, los estudiosos no estaban de acuerdo sobre el propósito de Pablo para escribir a los romanos en respuesta al conflicto entre los cristianos gentiles y los judíos cristianos de allí. Las teorías incluyen el deseo de Pablo para contrarrestar la idea de que el énfasis cristiano de los gentiles sobre la justificación por la gracia sin las obras de la ley alienta la conducta inmoral. Otra idea es que la inclusión de Pablo de los gentiles refleja su creencia de que las promesas de Dios a Israel no se habían cumplido. En el momento de la escritura, los cristianos  judíos de Roma estaban siendo atacados por sus homólogos gentiles por ser demasiado estrictos con respecto a la ley y por sus compañeros judíos no cristianos por ser negligentes con la ley.

El pasaje de aquí se ocupa de ser “esclavo” de pecado y la muerte que esta trae en lugar de ser “esclavos” de Dios y la gracia resultante. Pablo nos dice que la gracia de Dios es más grande que cualquier pecado humano. En el versículo 14, él escribe que el pecado ya no tiene dominio, porque vivimos bajo la gracia de Dios. Podemos ver en los versículos 15-19, que Pablo se dirige a la pregunta que él entendió que el versículo anterior provocaría entre sus lectores: “Si vivimos en la gracia de Dios, ¿por qué no podemos continuar pecando?” Pablo nos dice que cuando vivimos en la gracia de Dios tenemos la obligación de participar en esta gracia, para vivir verdaderamente en esa gracia. En el versículo 23, Pablo explica lo que ofrece el pecado, es decir, la muerte, en comparación con la gracia de Dios, que es vida eterna en Cristo Jesús.

Un debate interesante con respecto a esta lectura se inicia con un enfoque en los versículos 17 y 18:

“Pero gracias a Dios que ustedes, habiendo sido una vez esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados, y que, habiendo sido ahora libertados del pecado, os habéis hecho esclavos de la justicia”.

Podemos leer estos pasajes como nuestra libertad del pecado, pero tal vez un punto de vista más interesante es nuestra libertad de no pecar. Esta última lectura ofrece un aspecto más dinámico en la naturaleza participativa de vivir en la gracia de Dios. Esta gracia no simplemente nos brinda un golpe pasivo de la mano de Dios para proporcionar una alternativa al pecado y la muerte, sino que demanda nuestra asociación con Dios. Tenemos que ser obedientes y activos dentro de esa enseñanza que se nos confía.

  • ¿Qué significa para usted vivir en la gracia de Dios? ¿Cómo participa en esta gracia?
  • ¿Ve usted alguna diferencia entre “la libertad del pecado” y “libertad de no pecar”?
  • ¿Es la libertad de no pecar un sello distintivo de ser cristiano? ¿El vivir en la gracia de Dios y todo lo que nos ofrece sobrepasa nuestra inclinación humana al pecado?
  • ¿Es esta libertad reforzante? o ¿es incómoda?

Mateo 10:40-42

Mateo, a pesar de que aparece por primera vez en el Nuevo Testamento, se cree que fue escrito después del Evangelio de Marcos. La audiencia de Mateo era judía, ilustrada por una presión sobre el linaje Davídico en los primeros versículos del evangelio y en el cumplimiento de las profecías del Antiguo Testamento y referencias de Jesús a Isaías. En cierto sentido, el Evangelio de Mateo actúa como un puente entre las Escrituras hebreas y el Nuevo Testamento. Jesucristo es la autoridad y el cumplimiento del Antiguo Testamento. Jesús es otro Moisés con un mensaje que se extiende más allá de los judíos y de los gentiles también.

Mateo construye su evangelio en torno a cinco puntos principales de la enseñanza de Jesús, incluyendo el Sermón de la Montaña. Estos cinco puntos reflejan los cinco libros del Pentateuco y de Jesús como un nuevo Moisés.

El pasaje aquí es parte de Jesús encargando y enviando a los discípulos, que es una parte del propio ministerio de  Jesús. Jesús dice a los discípulos que su trabajo es como su obra. Por ejemplo, en el versículo 40, Jesús dice: “El que les da la bienvenida a ustedes a mí me recibe”. Jesús está impartiendo el conocimiento y propósito a sus discípulos, y en última instancia a la iglesia. Mateo es el único evangelio en el que aparece la palabra “iglesia”. La iglesia es la manera en que Jesús está presente para nosotros y la manera de vivir esta presencia en nuestras interacciones con los demás (“quien dé aunque sea un vaso de agua fría”) será recompensada​​.

En este pasaje concreto, Jesús revela al Padre y nos revela al Hijo: Bienvenida de los discípulos = Bienvenida de Jesús = Bienvenida del Padre.

Al considerar nuestras vidas como una comunidad de los fieles, este pasaje puede servir de inspiración, como resultado a la advertencia de Jesús de que amemos a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Un simple acto de bondad, que puede parecer tan insignificante como dejar caer una pequeña piedra en un estanque, puede tener un efecto exponencial, solo esa piedra pequeña creará ondas cada vez más grandes.

  • ¿Qué implicaciones tiene este pasaje para nuestro trabajo como congregaciones cristianas?
  • ¿Qué significa este alcance a usted personalmente y colectivamente? ¿Llega usted a los que están en los bordes más alejados de la sociedad, a los pequeños a los que Jesús se refiere, con algo tan simple como un vaso de agua fría?
  • Al ir un paso más allá, ¿les da usted la bienvenida “a los más pequeños”, como si estuviera dando la bienvenida a Jesús? ¿Busca usted a Jesús en sus rostros
  • ¿Cuáles son las recompensas que experimentamos cuando buscamos y vemos la humanidad de aquellos a quienes servimos en lugar de simplemente satisfacer una necesidad física que puedan tener?

This page is available in: English

¡No olvide suscribirse al podcast Sermons That Work para escuchar este sermón y más en su aplicación de podcasting favorita! Las grabaciones se publican el jueves antes de cada fecha litúrgica.

 
 
 
 
 
 
 
 

Contacto:
Rvdo. Richard Acosta R., Th.D.

Editor, Sermones que Iluminan

This page is available in: English