Estudio Bíblico

This page is available in: English

Estudio Bíblico: Propio 8 (C) – 2016

June 26, 2016


2 Reyes 2: 1-2, 6-16

Él recogió el manto de Elías … (2 Reyes 2)

La lectura del 2 Reyes nos proporciona la base para la expresión “recoger el manto”. En la lectura de 2 Reyes, Elías está a punto de ascender al cielo y Eliseo pide heredar el espíritu de Elías. Cuando Elías asciende al cielo, él deja caer su manto, y Eliseo, literalmente, lo recoge. Con el manto, Eliseo tiene el mismo poder que Elías para dividir las aguas. Vemos que el espíritu de discipulado, liderazgo y evangelismo ha pasado a la siguiente generación. Durante esta época del año, hay muchas graduaciones. Con frecuencia, en este contexto, oímos acerca de pasar el manto a una nueva generación.

  • ¿Cómo podemos pasar el manto de la fe y el discipulado?
  • ¿Cómo podemos heredar y abrazar el manto que se nos ha transmitido a nosotros?
  • ¿Cómo llevamos a cabo el manto de Cristo, como Eliseo llevó adelante el manto de Elías?

Salmo 77: 1-2, 11-20

Alzaba a él mis manos por la noche sin descanso. (Salmo 77: 2)

Este salmo celebra el liderazgo de Dios y la persistencia del salmista. Cuando Eliseo heredó el manto de Elías, estaba aceptando la responsabilidad de ese manto, que requeriría trabajo incansable y desafíos. Del mismo modo, en el Evangelio de Lucas, Jesús desafió a sus seguidores a tener valor de seguir adelante y seguirlo.

  • Cuando las cosas se ponen difíciles, ¿cómo nos mantenemos firmes nosotros mismos?
  • ¿Cómo mantenemos nuestra persistencia en la fe y en el discipulado?
  • ¿Cuáles son las cosas que refuerzan nuestro discipulado para que podamos extender las manos sin descanso?

Gálatas 5: 1, 13-25

Están llamados a la libertad, hermanos y hermanas … (Gálatas 5: 1)

En la lectura de los gálatas, Pablo introduce los frutos del Espíritu, y sugiere que los cristianos encuentran la verdadera libertad al vivir fielmente. Esto tiene lugar en los frutos del Espíritu: amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad, mansedumbre y dominio propio. ¿Quién no querría esos frutos? Sin embargo, Pablo también plantea un reto debido a que aporta una visión muy dualista a la fe. Contrasta las “obras de la carne” con el “fruto del Espíritu”. Tenemos el desafío de escuchar lo que Pablo dice acerca de que la fe nos hace libres, sin permitir que la dualidad nos aprisione en una visión más limitada de la fe. Como escribe Richard Rohr, tenemos el reto de pasar de una visión de “esto/o esto” de nuestra fe a una visión de “y/también”.

  • ¿Cómo podemos vivir nuestra fe y abrazar los frutos del Espíritu?
  • ¿Cuándo y cómo vemos los frutos del Espíritu en nuestras vidas?
  • ¿De qué manera los frutos del Espíritu nos hacen libres?
  • ¿Qué nos dicen los frutos del Espíritu acerca de nuestro discipulado?
  • ¿Cómo influye el dualismo de Pablo en nuestra fe? ¿Cuáles son los beneficios y los retos?

Lucas 9: 51-62

Nadie que pone la mano en el arado y mira hacia atrás es apto para el reino de Dios. (Lucas 9:62)

El evangelio parece reunir todas las otras lecturas de esta semana. Jesús desea pasar su manto a sus seguidores, pero no es un manto convencional. Él amenaza a Santiago y a Juan por pedir que descienda fuego sobre los samaritanos que no los reciben bien. Jesús no va a ser un gobernante de fuego, vengativo. Es más, Jesús reta a sus seguidores a dejar todo y seguirlo. Obliga a un hijo a renunciar a los funerales de su padre y “dejar que los muertos entierren a sus muertos”, lo cual era una idea muy radical en el judaísmo fuertemente patriarcal del siglo primero. Jesús concluye con un desafío aún mayor para sus seguidores. “No mirar hacia atrás”. Cualquiera que mira hacia atrás a su vida antes de Cristo no es apto para el reino de Dios. Al aterrizar en Veracruz, Hernán Cortés ordenó a su tripulación que quemara sus naves, por lo que se moverían hacia adelante con confianza. Jesús parece estar pidiendo hacer lo mismo. Fielmente avanzar; no mirar hacia atrás.

  • ¿Cómo desarrollamos el coraje de seguir adelante sin mirar atrás?
  • ¿Cómo podrían los frutos del Espíritu darnos la confianza para seguir adelante sin mirar atrás?
  • Si abrazamos el manto de Cristo, ¿podemos seguir adelante sin mirar atrás?
  • A medida que avanzamos a través del “tiempo ordinario” en el año litúrgico, ¿cómo podemos abrazar nuestra fe y discipulado?

This page is available in: English

¡No olvide suscribirse al podcast Sermons That Work para escuchar este sermón y más en su aplicación de podcasting favorita! Las grabaciones se publican el jueves antes de cada fecha litúrgica.

 
 
 
 
 
 
 
 

Contacto:
Rvdo. Richard Acosta R., Th.D.

Editor, Sermones que Iluminan

This page is available in: English