Estudio Bíblico

This page is available in: English

Estudio Bíblico: Epifanía 5 (A) – 2020

February 09, 2020


Isaías 58: 1-9a, [9b-12]

Dios le ha dicho al profeta Isaías: “¡Grita, no te detengas!”, e Isaías habla en consecuencia, destacando la hipocresía del pueblo de Dios en sus prácticas devocionales. Esto continúa la petición de una renovación de corazón y comportamiento que vimos en Miqueas la semana pasada. Isaías dice que el pueblo de Dios pregunta: “¿Por qué ayunamos, pero no lo ves?” Él responde inmediatamente con la respuesta: “Mira, tú sirves a tu propio interés en tu día de ayuno, y oprimes a todos tus obreros”. El ayuno (para la comunidad de Isaías y para la nuestra) es una expresión de arrepentimiento, pero aquí es solo una tapadera para un comportamiento más egoísta. Isaías dice que para ser atendidos por Dios, el pueblo debe arrepentirse de corazón y en comportamiento: “No es éste el ayuno que yo elijo: lo que pido es soltar los lazos de la injusticia. . . Dejar libre a los oprimidos”. Solo entonces Dios responderá al clamor del pueblo y dirá “Aquí estoy”.

  • ¿Qué puedes pensar en nuestra vida común en América que es un “yugo” que debe ser suprimido, o “los lazos de injusticia” que deben ser soltados?
  • En su pueblo o ciudad, ¿qué es lo que “el dedo señala, o de lo que se habla mal” que debe terminar?
  • ¿En qué otro lugar de la Biblia encontramos este énfasis en la exigencia de Dios de devoción honesta y no hipócrita?

Salmo 112: 1-9 [10]

El Salmo 112 continúa el tema de Isaías y elabora sobre cómo será la vida de las personas verdaderamente rectas. Son “misericordiosos y llenos de compasión”, y son “generosos en los préstamos”, “administran sus asuntos con justicia”. El resultado de vivir en la verdadera rectitud es una vida feliz, intrépida, honorable y confiada: las palabras del salmista son una descripción, una exhortación, pero también un gesto de esperanza, una oración confiada de que el comportamiento correcto tendrá resultados prácticos en el corazón y la mente del que habla y en el mundo.

  • ¿Cuál de estas descripciones de una persona justa te parece más verdadera? ¿Te recuerda a alguien?
  • ¿Qué cualidad en esta descripción te llamó más la atención para tu propia vida?
  • ¿De qué manera este salmo nos anima específicamente a crecer en la rectitud?
  • ¿Alguna de estas imágenes o frases te recordó otras partes de la Escritura?

1 Corintios 2: 1-12, [13-16]

Pablo estaba escribiendo a una congregación que él mismo había fundado unos años antes, ubicada en la ciudad portuaria de Corinto. El pasaje de hoy aparece en medio de un grito más largo de unidad en una congregación dividida. Recogiendo la idea de la necedad divina que escuchamos la semana pasada, Pablo admite -¡hace alarde de! – que no vino a los corintios con “elocuencia y palabras de sabiduría”. En cambio, el poder de su testimonio y de toda la comunidad, consiste en “una demostración del poder del Espíritu”. El poder y la sabiduría de Dios – secreto, inexplicable para los gobernantes humanos – es donde debe descansar nuestra fe. Pablo describe este poder y sabiduría que viene a nosotros “por el Espíritu”, que nos ayuda a entender y hablar lo que Dios nos ha dado.

  • En vuestras comunidades cristianas, ¿qué señales del Espíritu habéis visto que no son argumentos “elocuentes”? (Como generosidad extrema, bondad inesperada, etc.)
  • ¿Conoces a alguien en tu vida que te haya hecho conocer a Cristo, como Pablo, no mediante “palabras elocuentes”, sino “en debilidad y en temor”?
  • ¿Cómo podría esta expresión (las “palabras elocuentes” de la humanidad y la necedad de Dios) cambiar la forma en que normalmente pensamos acerca de la justicia o la paz?

Mateo 5: 13-20

En el Evangelio según Mateo, Jesús nos da otro ángulo sobre la vida de rectitud. El pueblo de Dios debe ser brillante -un sabor exquisito, una brillante luz abierta- que brille ante los demás “para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en los cielos”. El Jesús de Mateo también hace explícito aquí algo que aparece en todo el evangelio,  que él ha venido como cumplimiento de la ley, no como su destructor. El llamado a la rectitud parece haber cambiado en su nuevo testimonio, pero no lo ha eliminado en absoluto. Los que son “grandes en el reino de los cielos” estarán siguiendo y enseñando las palabras de la ley y los profetas.

  • ¿En qué otra parte de la Biblia encontramos imágenes como la sal sabrosa o una lámpara brillante?
  • ¿Cómo podrían estas palabras de Jesús dar forma a la manera en que pensamos sobre su relación con la ley?
  • ¿Cómo podrían nuestras acciones, en una sociedad mayormente secular, ser como una lámpara encendida en la oscuridad?

Este estudio bíblico se publicó originalmente el 5 de febrero de 2017.

This page is available in: English

¡No olvide suscribirse al podcast Sermons That Work para escuchar este sermón y más en su aplicación de podcasting favorita! Las grabaciones se publican el jueves antes de cada fecha litúrgica.

 
 
 
 
 
 
 
 

Contacto:
Rvdo. Richard Acosta R., Th.D.

Editor, Sermones que Iluminan

This page is available in: English