Estudio Bíblico: Cuaresma 5 (C) - 2016

March 13, 2016

Isaías 43: 16-21

El autor de este pasaje de Isaías nos invita a elevar nuestra visión, mucho más allá de nuestros límites autoimpuestos, al cuidado que Dios nos tiene. Sí, ahí están los carros y los caballos del poder militar. Sí, se han dado momentos difíciles en nuestro caminar colectivo e individual con Dios. Pero Dios es más grande que todas estas cosas y habrá un momento en que todo será hecho nuevo y enderezado. Se nos invita a vivir en esperanza al ver la grandeza del Dios que es más poderoso que todo a lo que nos enfrentamos.

  • ¿Cómo sería tu vida diferente si confiaras en que el Dios, que creó todas las cosas, está contigo sin importar cuáles sean tus circunstancias?
  • ¿Puedes pensar en un momento en tu vida en que Dios te invita a restaurar tu esperanza en Dios?

Salmo 126

Hubo un tiempo en el que el pueblo de Dios regresó del exilio y Sion estaba siendo reconstruida. Fue un momento de alegría y de risas. La buena noticia de cómo Dios había salvado al pueblo de Dios disperso entre las naciones. El salmista, contando cómo Dios había actuado en el pasado, ha incrementado su fe para pedirle a Dios que actúe en el presente. Necesitamos nuestros recuerdos de la salvación de Dios en el camino de la fe. Recordando cómo Dios en el pasado ha llegado a nuestras vidas con agua viva, nos permitirá perseverar cuando nos encontremos en lugares difíciles y secos en nuestro caminar con Dios y con el pueblo de Dios.

  • ¿Puedes recordar un momento en tu caminar con Dios cuando te has sentido como uno de “esos que sueñan”, cuando rebosabas de contento por la manera en que Dios te había sanado y rescatado tu vida?
  • ¿Cómo se enriquecería tu fe si tuvieras que recordar periódicamente los momentos en los que has gozado por el amor que Dios te tiene?

Filipenses 3: 4b-14

Estas palabras de Pablo muestran a un hombre consumido por una visión singular de su vida. Aquí Pablo resume el impulso que da forma al contorno de su vida: conocer a Jesucristo. Para Pablo, todo palidece en comparación con la “excelencia del conocimiento de Cristo Jesús”. Oímos este pasaje en la quinta semana de nuestro caminar durante la Cuaresma, un tiempo en el que buscamos crear más espacio en nuestras vidas para entrar más profundamente en nuestra unión con Cristo. Al celebrar hoy el amor y la vida de Dios, es un regalo reflexionar en las apasionadas palabras de Pablo.

  • ¿Conoces a Jesucristo de tal manera que todo lo demás en tu vida se convierte en secundario?
  • ¿Cómo cambiaría tu vida incrementando tu conocimiento de Cristo?

Juan 12: 1-8

Algo que siempre me ha llamado la atención de esta historia es no solo la extravagancia de la adoración de María a Jesús, sino el efecto persistente de su extravagante e íntima adoración. Me pregunto cómo caminaría María por el pueblo, con su pelo empapado de nardo, los días después de la unción de Jesús. Estoy seguro de que todos los que estaban cerca de ella olerían la dulce fragancia. Pienso en cómo nuestra adoración a Jesús nos cambia y marca en este mundo. Nosotros, también, estamos invitados a ser como María, cuyo culto a Jesús creó una atractiva fragancia para los que la rodeaban. Cuanto más vemos a Cristo, más queremos ofrecerle nuestra adoración, y tanto más cambiamos al haberlo hecho.

  • ¿Puedes identificar algo en tu vida que pueda haberte causado el perder de vista el mérito de Cristo para recibir tu culto?
  • ¿Qué hay de Cristo que hayas dado por sentado?
  • ¿Cómo puede la reflexión intencional invitarte a la adoración y cambiarte en el proceso?

 
 
 
 
 
 
 

Contacto