Un mensaje del Consejo Ejecutivo a la Iglesia Episcopal

Un mensaje del Consejo Ejecutivo a la Iglesia Episcopal

Reunión en Fort Worth, Texas, del 16 al 18 de febrero
February 21, 2011

El Consejo Ejecutivo de la Iglesia Episcopal ha emitido el siguiente mensaje al concluir su reunión de tres días celebrada en Fort Worth, TX (Diócesis de Fort Worth).

UN MENSAJE DE FORT WORTH 
Consejo Ejecutivo, del 16 al 18 de febrero

La temperatura superó los 70 grados cuando nos reunimos en el Centro de Conferencias y Entrenamiento de American Airlines cerca del aeropuerto DFW. El calor de sol fue la bienvenida después del reciente clima del ártico que muchos de nosotros habíamos experimentado y a cada descanso varios de nosotros salíamos fuera. 
  
Debido a que la reunión empezaba el miércoles a las 8:30 de la mañana, los miembros del Consejo Ejecutivo comenzaron a llegar el martes. Eso ofreció la oportunidad para que la presidente de la Cámara de Diputados Bonnie Anderson y varios miembros del Consejo pudieran asistir a Una tarde de reflexión y conversación con la obispa Presidente Katharine Jefferts Schori organizada por la Diócesis de Fort Worth. Cerca de 700 personas se reunieron en el hermoso edificio de la Congregación Beth El, donde el rabino Ralph Mecklenburger nos dio la bienvenida.

La diócesis había reservado la noche para permitir que la gente todavía en propiedad controlada por el obispo anterior pudiera reunirse con la obispa presidente e hicieran las preguntas o inquietudes que pudieran tener. El Rvdmo. Wallis Ohl, obispo provisional de Fort Worth, también anunció que había desafiado a la diócesis a recaudar 11.000 dólares para el Miércoles de Ceniza para el esfuerzo de reconstruir nuestra Iglesia en Haití. Como parte de ese esfuerzo, se repartieron sobres para recaudar donaciones. 
  
El miércoles por la mañana empezamos con la oración de la mañana y rápidamente iniciamos el trabajo que incluía los informes de los oficiales de la obispa presidente y una actualización de la Comisión de Auditoria.

Para la eucaristía del mediodía, al Consejo se unió la sociedad del altar de la Iglesia Episcopal de San Albano, que ha estado adorando en el Teatro Arlington desde que la congregación fuera desplazada de su edificio por la gente que abandonó la Iglesia Episcopal. Prepararon para el culto, como lo hacen todos los domingos, acarreando un altar portátil provisional y todo lo necesario para el servicio. El grupo popular musical de la Iglesia Episcopal de la Trinidad de Fort Worth ofreció la música para el servicio. Sus esfuerzos hicieron de nuestra ordinaria sala de reuniones un espacio de culto lleno de alegría y de gracia. 
  
En el sermón, la miembro de la iglesia, Katie Sherrod, que es de Fort Worth, describió cómo el crecer en un pequeño pueblo del oeste de Texas le enseñó mucho sobre cómo los diversos participantes a la fiesta, a la que todos estamos invitados, pueden convertirse en aliados inesperados de nuestras vidas y luchas.

Habló del alimento que ha sostenido a los episcopales de Fort Worth a través de tiempos que parecían “más oscuros que la medianoche bajo una sartén”, cosas como “la gracia, escudo y esperanza del amor sin límites de Dios [y] el placer de invitar a otros a la fiesta a que hemos sido invitados”.  
  
Estas son las cosas, dijo, que nos sustentarán a todos nosotros mientras buscamos la reconciliación y la renovación, no solamente en Fort Worth, sino en toda la Comunión. http://episcopaldiocesefortworth.org/misc% 20pdfs/Sherrod% 20Sermon-021611.pdf

También fue interesante el encontrarse en medio de las maquetas de mostradores de venta de boletos de American Airlines, en los quioscos de auto servicio y en la recogida del equipaje. A dondequiera que uno mire encuentra imágenes de vuelos, pinturas abstractas en las paredes de la escalera, una vieja hélice grande de madera en la pared y se oye el murmullo lejano de los aviones en el aeropuerto DFW susurrando rumores de lugares lejanos. Todo ello se combinaba para crear un zumbido de movimiento de trasfondo. 
  
Se nos recordó durante nuestra formación de antirracismo la constante necesidad de defender a través de las fronteras de raza, etnia, cultura, género, y de todo lo que nos separa. Como parte de nuestra continua formación cristiana, ponderamos a los aliados de nuestras vidas y cómo podemos ser mejores aliados de los que nos necesitan.

Más de una vez durante la reunión, se nos recordaron nuestras responsabilidades legales y fiduciarias como Consejo y a las diversas personas de las que somos responsables, ocupando el primer lugar los fieles de la Iglesia, seguido de la Convención General, los empleados y los organismos gubernamentales. 
  
Los fieles de la Iglesia tienen derecho a saber lo que hacemos y saber cómo se gasta su dinero. Nosotros valoramos la transparencia y reconocemos que hay momentos en los cuales algunos debates se deben lidiar en sesión ejecutiva para proteger a la Iglesia. Se nos animó a pensar en términos de mayordomía, administradores de los bienes de la Iglesia, de los programas y ministerios de la Iglesia y de las oportunidades futuras.

 ¿Cómo podemos mantener un equilibrio entre estas diferentes áreas se convirtió en uno de los temas de esta reunión? ¿Cómo aprovechamos las oportunidades futuras al paso que encontramos claridad acerca de qué programas y ministerios siguen siendo útiles y que respondan a las necesidades de un mundo cambiante, pero aún herido? 
  
En una reunión anterior, la obispa presidente había hablado de la necesidad de encontrar estructuras de gestión ágiles ante un mundo que cambia rápidamente, un tema sobre el que Bonnie Anderson elaboró en el discurso de apertura de esta reunión. En toda la Iglesia, la gente y los grupos están lidiando con la manera de adaptarse y aceptar ese cambio sin tener que sacrificar nuestros valores fundamentales y los dones maravillosos de nuestro pasado.

¿Cómo llegamos a ser ágiles sin ser reaccionarios? ¿Cómo llegamos a ser lo suficientemente ligeros como para movernos rápidamente mientras se mantiene el suficiente peso para que nos ancle en nuestra fe? ¿Cómo podemos permanecer arraigados en nuestra tradición sin quedar trasnochados en esa tradición? 
  
Los oficiales de la obispa presidente señalaron que este tipo de preguntas se las hacen muchos grupos sin que estén comunicados entre ellos. El Comité Permanente de Gobierno y Administración para la Misión [GAM] del Consejo Ejecutivo asumió el reto de encontrar la manera de mantener la conversación, entre esos grupos, desde ahora hasta nuestra reunión de junio. 
 

El jueves nos invitaron a una velada que dio una demostración de la vida real de las respuestas ágiles a los problemas grandes cuando fuimos recibidos por el obispo Ohl y la Diócesis de Fort Worth. 
  
La velada comenzó con una recepción en el Teatro Arlington de la iglesia de San Albano. El sacerdote a cargo, la reverenda Melanie Wright, nos saludó y habló brevemente acerca de lo que es crear de nuevo una iglesia todos los domingos en un escenario cuyo telón de fondo cambia más o menos cada cinco semanas, dependiendo de la obra que se realice.

Los miembros del elenco de La bella y la bestia - que varían en edad de 9 a 18 años - tomaron tiempo de sus ensayos para darnos la bienvenida con una dinámica interpretación de canto y danza de Sean nuestros huéspedes (Be Our Guest). Tanto nos deleitaron que pedimos un encore, a lo que respondieron con De nuevo humanos (Human Again). 
  
Luego caminamos por el bloque de viviendas hacia el Museo de Arte de Arlington para tener la cena, donde fuimos recibidos por el encantador sonido de un arpa y más miembros de San Albano. Vimos un video titulado: “La anterior y la futura Diócesis de Fort Worth” http://www.youtube.com/watch?v=mzxaoiZBE24 - que describe la vida de la diócesis desde que el anterior obispo y otros líderes diocesanos abandonaron la Iglesia Episcopal. Los miembros de la diócesis se esparcieron por cada mesa para compartir con los demás las historias de cómo sus diferentes congregaciones están haciendo frente al reto de la reconstrucción de una diócesis que se ha escindido. 

El obispo Ohl anunció que la petición de donaciones para el esfuerzo de la reconstrucción de nuestra Iglesia en Haití en el evento de la noche del martes recaudó 7.500 dólares, que serán donados en honor de la obispa Katharine.

Bonnie Anderson presentó a los diputados de la Convención General y la obispa Katharine habló brevemente al grupo, deseándoles suerte mientras contemplan los problemas que enfrentarán para entrar en “la tierra prometida” de recuperar los bienes de la Iglesia Episcopal.

El viernes, en la homilía de la oración de la mañana, la miembro Lelanda Lee habló de las varias formas que se ofrecen a los seguidores de Cristo a ser “repetidores” (teniendo que hacer lo mismo de nuevo) y cómo esa bendición puede dar forma a la manera en que vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser. Habló de un sacerdote de Colorado, que sugirió que sus feligreses, cuando se les preguntaba: “¿Cómo están?” En lugar de responder: “Bien”, respondían: “Yo estoy bendecido”. Una cosa simple, pero que ha cambiado la cultura de la parroquia. 
  
El resto del día estuvo lleno de diversos informes de los comités, grupos de trabajo y comisiones. También escuchamos - a través de conferencias web - acerca de la gran cantidad de recursos que se están desarrollando para ayudar a la Iglesia en el esfuerzo de reconstruir nuestra iglesia de Haití.

Entre otras cosas, el Consejo aprobó una resolución que GAM presentó pidiendo al Comité Permanente sobre la Estructura de la Iglesia de la Convención General que mantenga a una persona en consulta con los distintos Comités, Comisiones y Grupos de trabajo sobre planificación estratégica y el cambio estructural en la reunión sobre Estructura de junio 201, que tiene lugar dos semanas antes de nuestra reunión de junio. 
  
Escuchamos un provocativo informe de la comisión del Consejo sobre la Misión y Ministerio Locales acerca del concepto de “bromas santas”, bromas como en una forma de tener compasión como aliado, a diferencia de intimidar, y también como en bromas de desenredar los hilos que conducen a mejor vida y marcando la diferencia entre si la Iglesia está atascada o desatascada.

Expresamos nuestro dolor e indignación por el asesinato de nuestro hermano David Kato en su casa de Uganda y, en su memoria, se pidió a los episcopales persistir en la resistencia contra la discriminación a todos los niveles, ya sea de orientación sexual o de género.

El miembro, reverendo Winnie Varghese informó de parte de Abogacía y Redes para la Misión de la trágica muerte de John T. Williams de Seattle, Washington. El Sr. Williams de 50 años fue un tallador de tótemes y fue baleado y muerto por un policía que lo detuvo al cruzar la calle. Se probó que el oficial estaba equivocado, sin ser responsable de crimen, y ha renunciado a su cargo. El comité pidió que se considerara la posibilidad de traer a la próxima reunión una resolución que aborde cuidadosamente a las comunidades que son desproporcionadamente victimadas por la policía. 
  
Varghese también recordó al Consejo que la Iglesia Episcopal ya ha aprobado resoluciones en la Convención General de 2006-C008 sobre el derecho de los trabajadores a organizarse y formar sindicatos, incluyendo el lenguaje, que dice: “Animamos a todos los niveles de la Iglesia a estar informados sobre, y actuar en consecuencia, cuando los derechos de asociación de los trabajadores se ponen en peligro”.

 Una vez más, el Consejo Ejecutivo fue bendecido al recibir la presencia y las perspicaces ideas del obispo James Cowan del Consejo del Sínodo General de la Iglesia Anglicana de Canadá y de la pastora Kathryn Tiede del Consejo Eclesial de la Iglesia Evangélica Luterana de América. 
  
La miembro reverenda Gay Jennings habló de lo impresionada que quedó al oír la noche anterior al campamento anual Sé una estrella en el Teatro Arlington, un campamento de verano de una semana centrada en los niños sin hogar y los niños que viven en una vivienda de transición en Arlington. Incluye a niños de 5 a 15 años de edad. El objetivo es ayudar a los estudiantes en la construcción de la autoestima y la confianza a través de una divertida y desafiante experiencia dramática creativa. La congregación de San Albano apoya el campamento financieramente y con voluntarios. La reverenda Jennings sugirió que los miembros del Consejo expresaran su gratitud a San Albano, donando para esta obra, una sugerencia recibida con mucho entusiasmo.

La reverenda Melanie Wright envió este mensaje por correo electrónico: “Gracias a todos por responder a sus oraciones [las de] [Todd Hart, director ejecutivo del Teatro Arlington] y a las nuestras, y formar parte de una obra que da vida a estos niños. Creemos que ofreciendo el ministerio de sanidad, de vida e de integridad a la vida de los jóvenes es una manera con la que podemos influir en el cambio de sus vidas: ayudando a trabajar en contra de otras influencias negativas que se esfuerzan por destruir a nuestros jóvenes e influir en la creación de bases sólidas sobre las cuales ellos puedan construir un mañana mejor. Que las bendiciones de Dios desciendan sobre todos ustedes a través de los caminos y canales que han labrado dándose a sí mismos”.

Concluimos dando gracias por la oportunidad de hacer este trabajo y saber que estamos realmente bendecidos.

Las medias adoptadas por el Consejo Ejecutivo en esta reunión incluyen:

      Elección de la Ciudad de Salt Lake en la Diócesis de Utah como sede de la 78 ª Convención General del año 2015.

       Un número de acciones de responsabilidad social corporativa en temas que incluyen la revelación y la transparencia de los subsidios federales; revisiones independientes de las prácticas de forzada ejecución hipotecaria; y las prácticas responsables para prevenir la explotación sexual de menores, entre otras acciones.

         Animar al gobierno de Estados Unidos a que refuerce la protección y la asistencia a refugiados que huyen por motivos de orientación sexual e identidad de género.

        Agradecimiento por la carta de los Primados de la Comunión Anglicana sobre la violencia de género contra las mujeres y el compromiso de un testimonio permanente contra ese tipo de violencia.

        Apoyo a las políticas públicas que fortalezcan los requisitos de revelación de donantes a comunicaciones electorales.

         Aprobación de una modificación del Presupuesto de 2011 para la Iglesia Episcopal, con la adición de 460.000 dólares en gastos que pudieran derivarse de un retraso de tiempo en el gasto de 2010.

         Se reafirmó el pleno apoyo de la Iglesia Episcopal al Fondo de Inspiración NetsforLife®  para la prevención de la malaria

         Se aceptó el informe del Comité de Auditoria Conjunta e Informe del Grupo de Trabajo AF-093 (Personal) y se comprometieron a dar seguimiento a las acciones recomendadas.

         Exhorta al Congreso, al Presidente y a todos los legisladores federales, cuando consideren los recortes de los programas federales para hacer frente a los recortes presupuestarios y los flujos de ingresos, a fin de que no equilibren el presupuesto sobre las espaldas de los pobres e insta a todos los episcopales de Estados Unidos a participar en la defensa de un presupuesto federal responsable, que exprese las prioridades morales compartidas de la nación

 

Tagged in:

Share This: