Office of Government Relations

EPPN Series on Children: Child Poverty: A Terrible Status Quo

May 12, 2022
Office of Government Relations

Loving God, your Son told his disciples to become like little children. Lead us to work for the welfare and protection of all young people. May we respect their dignity that they may flourish in life, following the example of the same Jesus Christ our Lord. Amen. -A Prayer for Children from the Church of England

The statistics on child poverty are sobering. According to the U.S. Census Bureau, in 2019 (the last year for which reliable Census data exists) the United States was home to more than 10 million children living each day below the poverty level. The COVID-19 pandemic has made accurate data collection more difficult, but nongovernmental researchers have compiled estimates of more contemporary child poverty rates than the Census can provide. In mid-to-late 2020 Columbia University’s Center on Poverty & Social Policy tracked child poverty rates on a monthly, rather than annual, basis, and found that from May to October 2020 more than 2.5 million children fell into poverty because of the reduction in the federal emergency economic support provided by the CARES Act in the early days and months of the pandemic.

The Expanded Child Tax Credit

Lawmakers have worked for years to address the problem of child poverty from a variety of angles. Policies currently exist that provide nutrition assistance, housing support, and other forms of in-kind benefits to children and families in low-income households. The Episcopal Church strongly supports these policies and advocates for their further expansion because they play a demonstratively positive role in alleviating extreme deprivation among children. Nonetheless, they are not a silver bullet. Much more work needs to be done to tackle child poverty head-on.

The American Rescue Plan Act implemented the enhanced Child Tax Credit, which increased the annual Child Tax Credit from $2,000 per child to a maximum of $3,600 per child age 5 or younger and $3,000 for children ages 6 to 17. The new law also allowed parents to receive the credit monthly for half the year, with the rest being paid out through their annual tax refunds.

Data shows that the expanded Child Tax Credit led to a substantial decrease in child poverty. The Columbia University Center on Poverty and Social Policy found that the first payment, sent out in mid-July 2021, lifted a staggering 3 million children out of poverty overnight. By the end of the year, the enhanced benefit kept nearly 4 million children out of poverty.

The CTC expansion was one of the most consequential and impactful anti-poverty policies implemented by Congress in recent memory. The implications of the policy’s expiration have also been sharp. Columbia University’s Center on Poverty and Social Policy recently found that 3.4 million children slipped into poverty between December 2021 and February 2022 due to the end of the enhanced Child Tax Credit monthly payments.

The Child Tax Credit, one of the most successful policies against child poverty in modern history, should be made permanent. In 2018, General Convention was on firm ground when it directed the Church to “oppose federal cuts in tax credits that benefit low-income families including the…Child Tax Credit…” The Office of Government Relations will continue to fulfill that mandate from General Convention and advocate for the continuation of this transformative benefit. Our nation’s children deserve nothing less.

Pobreza infantil: un estatus quo terrible

Dios de amor, tu Hijo dijo a sus discípulos que se hicieran como niños pequeños. Condúcenos a trabajar por el bienestar y la protección de todos los jóvenes. Que respetemos su dignidad para que puedan florecer en la vida, siguiendo el ejemplo del mismo Jesucristo nuestro Señor. Amén. Una oración por los niños de la Iglesia de Inglaterra

Las estadísticas sobre la pobreza infantil son alarmantes. Según la Oficina del Censo de EE. UU., en 2019 (el último año del que existen datos censales confiables), Estados Unidos albergaba a más de 10 millones de niños que vivían cada día por debajo del nivel de la pobreza. La pandemia del COVID-19 ha dificultado la recopilación de datos precisos, pero los investigadores no gubernamentales han compilado estimaciones de tasas de la pobreza infantil más contemporáneas que las que puede proporcionar el censo. A mediados o finales de 2020, el Centro de Pobreza y Política Social de la Universidad de Columbia rastreó las tasas de pobreza infantil mensualmente, en lugar de anualmente, y descubrió que, de mayo a octubre de 2020, más de 2.5 millones de niños cayeron en la pobreza debido a la reducción del apoyo económico federal de emergencia proporcionado por la Ley CARES en los primeros días y meses de la pandemia.

 El Crédito Tributario Expandido por los Hijos 

Los legisladores han trabajado durante años para abordar el problema de la pobreza infantil desde una variedad de ángulos. Actualmente existen políticas que brindan asistencia nutricional, apoyo para la vivienda y otras formas de beneficios en especie para niños y familias de bajos ingresos. La Iglesia Episcopal apoya firmemente estas políticas y aboga por su mayor expansión porque desempeñan un papel claramente positivo en el alivio de la privación extrema entre los niños. Sin embargo, no es una solución mágica. Se necesita mucho más trabajo para abordar de frente la pobreza infantil.

La Ley del Plan de Rescate Estadounidense implementó el Crédito Tributario mejorado por los Hijos, que aumentó el Crédito Tributario por los Hijos anual de 2.000 dólares por niño a un máximo de 3.600 dólares por niño de 5 años o menos y 3.000 dólares para niños de 6 a 17 años. La nueva ley también permitió a los padres recibir el crédito mensualmente durante la mitad del año, y el resto se paga a través de sus devoluciones de impuestos anuales.

Los datos muestran que el Crédito Tributario Expandido por los Hijos condujo a una disminución sustancial de la pobreza infantil. El Centro de Pobreza y Política Social de la Universidad de Columbia descubrió que el primer pago, enviado a mediados de julio de 2021, sacó de la pobreza a 3 millones de niños de la noche a la mañana. A finales de año, el beneficio mejorado mantuvo a casi 4 millones de niños fuera de la pobreza.

La expansión del CTC fue una de las políticas antipobreza más importantes e impactantes implementadas por el Congreso en la memoria reciente. Las implicaciones del vencimiento de la póliza también han sido agudas. El Centro de Pobreza y Política Social de Columbia descubrió recientemente que 3.4 millones de niños cayeron en la pobreza entre diciembre de 2021 y febrero de 2022 debido al final de los pagos mensuales del Crédito Tributario mejorado por los Hijos.

El Crédito Tributario por los Hijos, una de las políticas contra la pobreza infantil más exitosas de la historia moderna, debería hacerse permanente. La Convención General 2018  2018 General Convention estaba en terreno firme cuando instruyó a la iglesia a “oponerse a los recortes federales en los créditos tributarios que benefician a las familias de bajos ingresos, incluido el… Crédito Tributario por los Hijos…”. La Oficina de Relaciones Gubernamentales continuará cumpliendo con ese mandato de la Convención General y abogará por la continuación de este beneficio transformador. Los niños de nuestra nación no merecen menos.

To read the first of our series on children, click here.

Contact:
The Office of Government Relations

eppn@episcopalchurch.org