Una mayoría de los primados pide la imposición de sanciones temporales a la Iglesia Episcopal

January 15, 2016



Los primados de la Comunión Anglicana rezan durante el oficio de vísperas en la catedral de Cantórbery el 11 de enero, el primer día de los cinco que dura su reunión. Foto de la catedral de Cantórbery.

Los primados de la Comunión Anglicana rezan durante el oficio de vísperas en la catedral de Cantórbery el 11 de enero, el primer día de los cinco que dura su reunión. Foto de la catedral de Cantórbery.

[Episcopal News Service — Cantórbery, Inglaterra] Una mayoría de los primados anglicanos pidió el 14 de enero que la Iglesia Episcopal, durante un período de tres años, “no nos represente en organismos ecuménicos e interreligiosos, ni debe ser nombrada o electa a un comité permanente interno y que, si bien participe en los organismos internos de la Comunión Anglicana, no tome parte en el proceso de la toma de decisiones sobre ningún asunto perteneciente a la doctrina o al sistema de gobierno”.

Al expresar su deseo unánime de trabajar juntos, los primados dijeron que su llamado se produce en respuesta a la decisión de la Convención General de la Iglesia Episcopal en junio pasado de cambiar el lenguaje canónico que define el matrimonio como [la relación contraída] entre un hombre y una mujer (Resolución A036) y autorizar dos nuevos ritos matrimoniales con un lenguaje que permite [indistintamente] ser usados por parejas del mismo sexo o de sexos opuestos (Resolución A054).

Un anuncio publicado en la página web de los Primados 2016 dice que “los Primados acordaron el modo en que andarían juntos en la gracia y el amor de Cristo”.

“Este acuerdo reconoce la significativa distancia que se mantiene, pero confirma su unánime compromiso de andar juntos”, dice el anuncio, que incluye el texto completo del llamado de los primados. El anuncio dice también que el acuerdo “demuestra el compromiso de todos los Primados de continuar la vida de la Comunión sin vencedores ni vencidos”.

Antes de la votación del 14 de enero, el obispo primado de la Iglesia Episcopal, Michael B. Curry dijo a los primados reunidos en Cantórbery, Inglaterra, del 11 al 15 de enero, que la declaración sería recibida con pesar por muchos en la Iglesia Episcopal.

“Muchos de nosotros nos hemos comprometido y nuestra Iglesia [se ha comprometido] a ser ‘una casa de oración para todo el pueblo’, como dice la Biblia, donde todos son realmente acogidos”, dijo Curry en comentarios que posteriormente compartió con Episcopal News Service.

“Nuestro compromiso de ser una Iglesia inclusiva no se basa en una teoría social o en una capitulación ante las maneras de la cultura, sino en nuestra creencia de que los brazos extendidos de Jesús en la cruz son un signo del verdadero amor de Dios que nos alcanza a todos nosotros. Si bien entiendo que muchos discrepen con nosotros, nuestra decisión respecto al matrimonio se basa en la creencia de que las palabras del apóstol Pablo a los Gálatas son válidas para la Iglesia actual: ‘todos los que han sido bautizados en Cristo, están revestidos de Cristo. Ya no hay judío ni gentil, [no hay] esclavo ni libre, [no hay] varón ni mujer, porque todos somos uno en Cristo’”.

“Para muchos, pues, que están comprometidos a seguir a Jesús en el camino del amor y ser una Iglesia que vive ese amor, esta decisión les dará un auténtico pesar”, afirmó. “Para los hermanos discípulos de Jesús en nuestra Iglesia que son homosexuales, el pesar será mayor. Para muchos que se han sentido y que han sido rechazados por familias y comunidades, nuestra Iglesia abriéndose en amor fue un signo de esperanza. Y esto le añadirá pesar al pesar”.

Curry le dijo a los primados que él no estaba en modo alguno comparando su propio pesar al de ellos, pero “estoy aquí ante ustedes como vuestro hermano. Estoy ante ustedes como un descendiente de esclavos africanos, a quienes robaron de su tierra nativa, esclavizaron en amarga servidumbre y luego, incluso después de la emancipación, segregaron y excluyeron en la Iglesia y en la sociedad. Y esto hace evocar de nuevo ese sufrimiento, y produce pesar.

“El  dolor de muchos será real. Pero Dios es más grande que nada. Amo a Jesús y amo a la Iglesia. Soy un cristiano en la vía anglicana. Y al igual que ustedes, como hemos dicho en esta reunión, estoy comprometido a ‘andar juntos’ con ustedes como hermanos primados de la familia anglicana”.

La declaración de los primados también le pide al arzobispo de Cantórbery Justin Welby que nombre un equipo de trabajo “para mantener conversaciones entre nosotros con la intención de restaurar la relación, de rehacer la confianza mutua, de sanar el legado del dolor, reconociendo el alcance de lo que tenemos en común, y explorando nuestras profundas diferencias, garantizando que las mismas se mantengan  entre nosotros en el amor y la gracia de Cristo”.

El anuncio respecto a las sanciones decía que se harían ulteriores comentarios y se responderían a preguntas en una conferencia de prensa que tendría lugar a las 3:00 PM, hora local, del 15 de enero.

Los primeros dos días de la reunión se dedicaron solamente a establecer la agenda de la semana y la discusión se centró en si los primados debían llegar a un acuerdo sobre cómo seguir adelante a pesar de las diferencias de opinión respecto a problemas de interpretación teológica y a la sexualidad humana.

El éxodo bastante esperado de algunos arzobispos africanos conservadores no se llegó a producir y todos los primados se mantuvieron en la mesa durante la reunión del 11 al 15, comprometidos a proseguir el diálogo y a discernir sobre varias opciones hacia la reconciliación. El arzobispo Stanley Ntagali, de la Iglesia Anglicana de Uganda, abandonó discretamente la reunión el 12 de enero. Él había dicho en una declaración previa a la reunión que él se retiraría a menos que “la disciplina y el orden devoto” se restauraran en la Comunión Anglicana. En una carta dirigida a su Iglesia el 13 de enero, Ntagali dijo que él se había retirado porque la asamblea provincial ugandesa había resuelto no participar en ninguna reunión oficial de la Comunión hasta que se restaurara el orden.

ENS supo por uno de los arzobispos que en la mañana del miércoles se había sometido a la votación de los primados [una resolución] en que se le pedía a la Iglesia Episcopal que se retirara voluntariamente de la Comunión Anglicana por un período de tres años. [Esta propuesta] fue rechazada por 20 votos en contra y 15 a favor, aunque ese retiro no es acorde con los procesos de la membresía provincial tal como se definen en la constitución del Consejo Consultivo Anglicano, el principal organismo normativo de la Comunión. El CCA debe reunirse del 8 al 20 de abril en Lusaka, Zambia.

El arzobispo Foley Beach, líder de la Iglesia Anglicana en América del Norte (ACNA, por su sigla en inglés), ha estado sosteniendo conversaciones con los primados a lo largo de la semana, pero no ha participado en ninguna de las votaciones. Welby invitó a Beach en un esfuerzo por evitar un boicot de los arzobispos africanos conservadores semejante al que tuvo lugar en la última Reunión de los Primados en 2011. La ACNA está compuesta en gran medida de ex episcopales que decidieron retirarse de la Iglesia Episcopal. Algunos primados africanos han declarado su afiliación a la ACNA.

El miércoles por la tarde, la agenda había pasado a otros apremiantes asuntos que afectan la Comunión Anglicana, tales como la labor de ayuda y desarrollo, y su respuesta a la guerra y a los conflictos.

Curry, que fue instalado como obispo presidente y primado de la Iglesia Episcopal en noviembre pasado, asiste a su primera Reunión de los Primados.

Luego de su elección en junio de 2015, Curry dijo que la Comunión Anglicana es tanto acerca de relaciones y asociaciones como acerca de estructura y organización. “Hemos conseguido tareas que hacer; tenemos alguna tarea de Jesús que hacer”, afirmó. “Este mundo clama por nosotros  y nos necesita, y la Comunión Anglicana es una manera en que Dios nos usa unidos para hacer realmente de este mundo un mundo mejor”.

Los primados son los principales arzobispos y obispos presidentes electos o nombrados para dirigir cada una de las 38 provincias autónomas de la Comunión Anglicana. El arzobispo de Cantórbery los invita a la Reunión de los Primados para consultas sobre asuntos teológicos, sociales e internacionales.

La Reunión de los Primados de la Comunión Anglicana es uno de los tres instrumentos de la Comunión, siendo los otros dos la Conferencia de Lambeth [que reúne a todos los obispos de la Comunión] y el Consejo Consultivo Anglicano, el principal organismo normativo de la Comunión. Al arzobispo de Cantórbery, como primus inter pares, o “primero entre iguales” se le reconoce como el centro de la unidad de la Comunión Anglicana.

Cada provincia se relaciona con las otras provincias dentro de la Comunión Anglicana por estar en plena comunión con la Sede de Cantórbery. El arzobispo de Cantórbery convoca la Conferencia de Lambeth, preside la Reunión de los Primados y es el presidente del CCA.

En algunas provincias anglicanas al primado se le llama arzobispo o metropolitano, o ambas cosas, mientras en otras se usa el término de obispo presidente, o de primus [otra manera de decir primado] como en Escocia.

El arzobispo de Cantórbery también invita a las reuniones de primados a los moderadores que presiden las iglesias ecuménicas unidas del Norte de la India, el Sur de la India y Pakistán.

En 1978, el arzobispo Donald Coggan, el 101er. arzobispo de Cantórbery, estableció la Reunión de los Primados como una oportunidad de “meditación pausada, oración y  consulta a profundidad”.

Los primados se han reunido en Ely, Inglaterra, en 1979; Washington, D.C., en 1971; Limurú, Kenia, en 1983; Toronto, Canadá, en 1986; Chipre en 1989; Newcastle, Irlanda del Norte, en 1991; Ciudad del Cabo, Sudáfrica, en 1993; Windsor, Inglaterra, en 1995; Jerusalén en 1997; Oporto, Portugal, en 2000; Centro de Conferencias de Kanuga, Hendersonville, Carolina del Norte, en 2001; Cantórbery, Inglaterra, en 2002; Gramodo, Brasil, en mayo de 2003; Londres, Inglaterra, en octubre de 2003; Newry, Irlanda del Norte, en febrero de 2005; Dar es-Salam, Tanzania, en febrero de 2007; Alejandría, Egipto, en febrero de 2009 y Dublín, Irlanda, en enero de 2011.

Las provincias y primados de la Comunión Anglicana aparecen listados aquí.

Visite la página web oficial de los Primados 2016

Siga a @Primates2016 en Twitter

Matthew Davies es redactor y reportero de Episcopal News Service. Traducido por Vicente Echerri.

Related Topics: